Victoria de Torres, ciclista capitalino alzó los brazos en la séptima Héctor Dubón.

El ciclista guatemalteco Alder Torres, quien corre para el equipo Hino-One-LaRed, se consagró amo y señor de la edición 2018 de la Clásica Héctor Dubón Schwendener, la cual culminó el fin de semana último, con una etapa de 129 kilómetros disputados.

Con registro de 10 horas, 32 minutos y 48 segundos, Torres le plantó cara al campeón de la Vuelta a Guatemala, Manuel Rodas, del equipo Decorabaños de Quetzaltenango, quien se hizo del segundo lugar de la clasificación general, a 29 segundos del monarca.

La última etapa, que se disputó el sábado, partió desde el Parque Central de Sololá, con retorno en Salcajá, y se completó en El Tablón, donde José Canastuj selló el tercer lugar, a 1:46 de diferencia.

Sorpresas

Además, la etapa final deparó sorpresas gracias a la actuación que marcaron Henry Sam y Adolfo Vásquez en la imponente cumbre de Alaska, la cual ascendieron en punta y solitarios, después de una impresionante fuga que se extendió hasta no menos de 3 minutos de diferencia con respecto al pelotón de persecución.

El objetivo era desgastar a los representantes del Hino-One-LaRed, y beneficiar a Sam, quien se convirtió en el campeón de las
metas de montaña.

Al retorno, en Salcajá, el grupo de protagonistas lo encabezó Doriam Monterroso, quien se hizo del primer lugar de la etapa, con registro de 3 horas, 30 minutos y 10 segundos, seguido de Torres (3:30:10), y Rony Julajuj, de Ópticas Deluxe, quien con 3:30:13 aseguró el tercer puesto del día.

A pesar de los fuertes ataques del resto de contrincantes, los del Hino-One-LaRed lograron mantener su hegemonía en la séptima Clásica, mientras que los corredores Sub-23 ofrecieron otra de las gratas sorpresas, al terminar entre el tercero y sexto puesto de la general individual.

* Con información de FGC

Alex Jacinto