Una comunidad entregada al apoyo

Diversos centros de acopio fueron habilitados por instituciones públicas y privadas, con el fin de recabar víveres y ropa para los afectados por la reciente erupción del volcán de Fuego.  La Comisaría 41 de la Policía Nacional Civil, ubicada en la 14 avenida de la zona 1 de Quetzaltenango, es uno de los lugares habilitados.

Vecinos de la Ciudad Altense se han acercado a dejar agua pura, alimentos enlatados, ropa para adultos y niños, entre otros enseres. Sandra Ventura es una de las que apoya y comparte: “Es momento de ayudar a quienes más lo necesitan y compartir lo que tengamos en casa; recordemos que ellos lo perdieron todo”, refiere.

La municipalidad de la localidad habilitó otro centro en el salón municipal, el cual ha sido uno de los más frecuentados para dejar todo tipo de contribución.

Acopio móvil

La Reserva Militar de Quetzaltenango habilitó un centro de acopio móvil para recolectar víveres; recorrerán las principales calles y avenidas y tocarán las puertas de los hogares u oficinas para invitarlos a ayudar. Se tiene previsto pasar por las zonas 1, 3, 2 y 6.

Un grupo de jóvenes (Gotitas de Amor) del municipio de San Mateo, acompañados de vecinos, salen a las calles a recolectar ayuda para los damnificados.

“Juntos podemos darle fuerza a quienes pasan por momentos difíciles”, comentó María José Rodríguez, quien forma parte del grupo de jóvenes, y, con entusiasmo, espera el apoyo de los quetzaltecos.

Otros centros de acopio son la Escuela Nacional de Ciencias Comerciales de Occidente, estaciones de bomberos, institutos públicos, la Universidad de San Carlos, y centros deportivos, entre otros.

Sara Solórzano