Sube inscripción de empresas en 11 %

Un total de 31 mil 204 empresas mercantiles se inscribieron a octubre, lo que representa un incremento del 11.38 por ciento en comparación con las 28 mil 15 que se formalizaron en el mismo período del año pasado.

De acuerdo con estadísticas del Registro Mercantil, en ese lapso también aumentó un 9.27 por ciento la inscripción de comerciantes individuales, pues pasó de 15 mil 841 a 17 mil 310. A su vez creció el cierre de empresas. Al finalizar octubre se contabilizaban 2 mil 563, cifra que superó las 2 mil 40 de 2016. La perspectiva para el próximo año es positiva, indicó Víctor Asturias, ministro de Economía, derivado de que el Decreto 18-2017, que reforma el Código de Comercio, cobrará vigencia el 29 de enero, con lo que se reducirá de Q5 mil a Q200 el capital mínimo para que se constituya una sociedad.

Ventajas

“Estas reformas, que son las primeras que se han hecho desde la creación del Código de Comercio en 1970, contribuirán a mejorar el clima de negocios en Guatemala, facilitando la inscripción de más empresas y emprendedores”, expresó el funcionario.En opinión de Luis Linares, analista de la Asociación de Investigación y Estudios Sociales, no se trata solo de que haya más empresas en el país, sino de que estas generen empleo decente, es decir, facilitando el acceso a la seguridad social y a sueldos dignos.

A ese respecto, Gerson Martínez, especialista de empleo de la Organización Internacional del Trabajo, dijo recientemente que la implementación de la Política Nacional de Empleo Digno 2017-2032 es un instrumento que facilitará el tránsito hacía la formalización, mediante la reducción de los costos de inscripción para entidades y a la incorporación de diferentes sectores al seguro social.

Antonio Malouf, presidente de la Asociación Guatemalteca de Exportadores (Agexport), indicó que tres compañías del sector de vestuario y textiles están interesadas en instalarse en el territorio nacional el próximo año; sin embargo, subrayó que para que se concreten estas inversiones u otras, es necesario la certeza jurídica.

Brenda Jiguan