Sensaciones distintas

Marco Pappa ha crecido futbolísticamente; su paso por el balompié estadounidense y holandés lo trasmutan en un líder, cuyo distintivo se espesa con la destreza con la que se hace de espacios para resguardar el esférico y hacerlo circular, pero sobre todo por su habilidosa zurda.

El mediocampista sonríe, bromea y toma un sorbo del mate del uruguayo Gastón Puerari. El tipo tímido y serio pasa a ser extravertido en el gimnasio o en la cancha. Ya palpita la gran final del Torneo Clausura contra Guastatoya, su primera serie de este calibre en Guatemala.

Big Pappa parece haberse encontrado con su mejor nivel. Corre, pelea, empuja y confronta; así se le vio contra Suchitepéquez, al que le anotó el gol que aniquiló sus esperanzas. Por eso, en la antesala al choque de ida con los pechoamarillos asume el rol de referente.

“Los partidos más importantes son los que vienen. Definitivamente, tenemos que usar todas nuestras armas. Los objetivos han sido claros para Municipal; terminamos en el primer lugar y salimos bien de la semifinal”, manifestó el exlegionario.

Por la ausencia de Gastón Puerari y las dudas con Carlos Kamiani Félix, el volante se planta como un líder y sabe lo que espera de su futbol: conquistar el título y terminar con el maleficio rojo de 5 años y 5 meses, desde que ganó su copa más reciente.

“Las finales se juegan con inteligencia y experiencia. Hay que saberlas llevar; ese será el enfoque de estos días. Regenerar es muy importante; ellos vienen cargados por jugar muchos partidos y nosotros queremos estar de la mejor manera físicamente”, agregó.

Pappa subrayó que, a pesar de no haber realizado pretemporada con el cuadro escarlata y los altibajos que ha tenido, está contento por el rendimiento mostrado en el ocaso del torneo. “Enhorabuena, pueden pasar muchas cosas importantes para el club y para mi persona”, resaltó.

“Son 12 años jugando profesionalmente, entonces hay que saber manejar muchas cosas; las presiones, cómo se juegan las semifinales, y me sentí muy a gusto en el último partido. Es importante para mí en lo físico”, expresó el volante rojo.

El zurdo solo se atrevió a decir que Guastatoya es un rival complejo. “Me enfoco en lo que vamos a hacer nosotros”, y explicó que es mejor jugar el duelo de vuelta el sábado porque “es más fresco; prefiero jugar en la noche y no el domingo, cuando está soleado”.

“Esperemos que todos esos detalles sirvan para salir campeones. Municipal está en una buena oportunidad para revertir (los 5 años sin ganar)”, puntualizó el futbolista rojo, que busca levantar su primer título en la tierra que lo vio nacer.

Bryan Anton