Seguridad  especial por las antorchas

Un plan logístico especial para proteger las caravanas de marchistas con antorchas durante las festividades del 191 aniversario de la independencia, anunciaron ayer autoridades de la Policía Nacional Civil, Policía Municipal de Tránsito y la Dirección General de Protección y Seguridad Vial (Provial).

En conferencia de prensa, Percy Mogollón, titular de Provial, explicó que se han aunado esfuerzos con las entidades que conforman la Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres (Conred), para que atiendan las recomendaciones para evitar accidentes que involucren a los marchistas en las carreteras. Al argumentar que las medidas preventivas funcionan, recordó que en septiembre de 2016 se produjeron 112 accidentes con 8 fallecidos, mientras que en 2017 la cifra se redujo a 81 accidentes.

Mogollón enfatizó que debe hacerse conciencia entre los automovilistas para que reduzcan la velocidad, revisen sus vehículos para evitar fallas mecánicas y, sobre todo, que no consuman alcohol ni drogas.

Prevención

El plan de emergencia comprende que los marchistas, que son de escuelas públicas, privadas y entidades del Estado ubiquen paradas seguras de abastecimiento, o descansos temporales fuera de las vías. Además, llevar vestimenta especial que sea llamativa o reflectora, botiquín de primeros auxilios, y transitar únicamente por el lado derecho y de preferencia “no realizar caminatas nocturnas”. Otro aspecto importante que deben tener en cuenta los organizadores de la caravanas de antorchas es lo relacionado con los vehículos que los acompañan, los cuales deben permanecer atrás del pelotón, con las luces intermitentes y a una distancia de 3 metros.

Si corren por lugares de baja visibilidad o con niebla, deben de considerar que algunas personas lleven en los costados luces reflectivas.

También se advirtió que las autoridades no permitirán autobuses sobrecargados, ni que se viaje en carrocerías de camiones o pick ups, mucho menos en los techos de los buses. También estarán atentos a que no crucen ríos o barrancas si hay señales de peligro.

Gustavo Villagrán