Comunícate con nosotros al 1590

EDITORIALES

Se trabaja por la Unión Aduanera

Publicado

-

Los esfuerzos por la unión centroamericana, que buscan robustecer las políticas del istmo en materia económica y de desarrollo humano, se ven en acciones concretas como la unión aduanera, que fue iniciada por Honduras y Guatemala a partir de junio de 2017. Recientemente, El Salvador pidió unirse también, ya que trabaja en la revisión del Protocolo de Adhesión.

Estos tres países centroamericanos suman un mercado de 30 millones de personas y alcanzan casi 150 millardos de dólares de Producto Interno Bruto, detalles que visualizan mayores posibilidades de inversión y generación de empleo.

El Salvador ha dado seguimiento cercano a la ruta de adhesión a este sistema aduanero unificado, y ha reportado que el Congreso de su país ya ratificó el Protocolo de Adhesión para que pronto haya libertad de tránsito comercial en las fronteras entre los tres países del llamado Triángulo Norte.

Los jefes de Estado y de Gobierno de los países miembros de la Secretaría de Integración Económica Centroamericana (SIECA) firmaron en 2015 la llamada Declaración de Placencia, en la que se establece una hoja de ruta para la Unión Aduanera 2015-2024, la cual contempla plazos, tiempos y responsables de la Unión Aduanera Centroamericana.

En cuanto a la mencionada hoja de ruta y su cumplimiento, se sabe que entre las acciones está la definición de las condiciones que se deben considerar para establecer las aduanas periféricas  y el rol de las aduanas intrafronteras. Se tiene la experiencia de Honduras y Guatemala, que ya tienen aduanas intrafronteras para los puestos fronterizos de Corinto, Agua Caliente y El Florido.

La SIECA espera que para finales de 2018 se cuente ya con el Reglamento Centroamericano de Competencia, del cual se discute el respetivo borrador en cada país miembro para marcar
enmiendas al documento y su posterior ratificación.

Que El Salvador se sume a esta iniciativa aumenta las posibilidades de mayor tránsito de mercaderías por los países del norte de Centroamérica, y es una experiencia que posibilita la réplica en los restantes países miembros que deben sumarse para cumplir con lo acordado en 2015.

En este proceso se espera que el puesto fronterizo entre El Salvador y Honduras, conocido como El Poy, sea el primero en integrarse en esta sumatoria de lugares intrafronteras que permiten el libre tránsito del comercio en esta zona del istmo.

Redacción DCA
Seguir leyendo

EDITORIALES

Guatemala necesita el aporte intelectual de la tricentenaria

Publicado

-

En ningún momento, en el Diario de Centro América (DCA) se demeritará el aporte intelectual que la Universidad de San Carlos de Guatemala (Usac) entrega a la sociedad. Este medio tampoco se convertirá en un crítico ocasional, que lanza improperios contra un centro académico que ha formado a las
mentes más brillantes que ha tenido el país.

No, que nadie se equivoque. El DCA es respetuoso y consciente que, como la mayoría de instituciones del Estado, la Usac ha sido parte del botín que los politiqueros pretenden acaparar y someter, aunque no entiendan que no entienden que el conocimiento, el principal activo de la tricentenaria, es libre, democrático e inclusivo, valores de los cuales carecen estos malhechores.

En este marco, sí lamentamos que el compromiso de impulsar el desarrollo científico, social, humanista y ambiental que esta academia describe como parte de su Misión, se vea entorpecido por representantes del mal, incapaces de ganarse el respeto de quienes entregan y reciben el pan del saber.

Que en los últimos cuatro años la San Carlos haya sido incapaz de presentar una iniciativa de ley en el Congreso de la República es tan penoso como ridículo, sobre todo cuando se conocen las capacidades y facultades que esta universidad tiene en, prácticamente, todos los campos científicos, del arte y la cultura.

La participación que esta alma mater tiene en organismos como la Corte de Constitucionalidad, Junta Monetaria, Directiva del Instituto Guatemalteco de Seguridad Social, Comisión Nacional de Electricidad y los Consejos de Desarrollo Urbano y Rural, entre otros, así como su incidencia al momento de elegir al jefe de la Superintendencia de Administración Tributaria, contralor general de cuentas y magistrados de las Cortes Suprema de Justicia y de Apelaciones la dotan de visiones incuestionables para entender y, en especial, solventar los problemas más críticos que enfrenta el país.

Abstenerse de retomar el liderazgo que por derecho e historia le pertenece es un error que la Usac no debe permitirse, porque no solo va contra su razón de ser, sino que atenta contra el desarrollo y la prosperidad que demandan y merecen quienes sostienen la tricentenaria.

Editor DCA
Seguir leyendo

EDITORIALES

El mundo ve un Gobierno democrático y respetuoso

Publicado

-

La entrevista con el encargado del Ministerio de Relaciones Exteriores (Minex), Carlos Ramiro Martínez, permite confirmar algunas apreciaciones que el mundo tiene sobre el presidente Bernardo Arévalo, la vicegobernante Karin Herrera y el Gobierno en general.

En primera instancia resalta la visión democrática y respetuosa de los derechos humanos que refleja Guatemala en el ámbito internacional.

La otra reflexión trascendente es el reposicionamiento que ha tenido esta nación, que dejó de ser el país marginado, con escasa voz y voto en foros multilaterales, producto de las constantes denuncias de corruptela contra sus autoridades en los distintos organismos del Estado.

Seis meses y una semana después de asumir sus cargos, Arévalo y Herrera son reconocidos por liderar una cruzada que busca devolver la institucionalidad y decencia en el Ejecutivo. Esta ofensiva tiene en la tolerancia y el diálogo sus principales fortalezas.

La visita de presidentes y altos funcionarios de gobiernos, de representantes de organismos de Naciones Unidas y la llegada de capitales extranjeros muestran la confianza ganada y los apoyos políticos que se han obtenido.

Para ejemplificar los logros en política exterior, basta citar tres casos recientes: la elección del constitucionalista Gabriel Orellana como miembro del Comité Jurídico Interamericano, el retorno de Guatemala a la Comunidad de las Democracias, espacio al que se convoca a las naciones que respetan las garantías individuales y la libertad de expresión, y la invitación que se le hizo a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) para el envío de una comitiva, lo que no había ocurrido en los últimos siete años.

Pero más allá de los resultados conseguidos con Estados y organismos internacionales, el Minex se ha convertido en un verdadero interlocutor de nuestros connacionales en el extranjero, quienes hoy reciben servicios consulares más efectivos y ágiles como lo merece una comunidad que aporta en la construcción de una Guatemala más próspera, solidaria e inclusiva.

Editor DCA
Seguir leyendo

COLUMNAS

La apertura que una democracia demanda

Publicado

-

Reconfortante. Así se percibe, para el fortalecimiento de nuestra débil democracia, la reafirmación de brindar total apertura a la Prensa, hecha por el nuevo secretario de Comunicación Social de la Presidencia. Con ello, Santiago Palomo sostiene la promesa que, desde el 14 de enero, hizoel gobierno del presidente Bernardo Arévalo y la vicegobernante Karin Herrera.


Es de suma relevancia para la gestión gubernamental mantener al pueblo informado de todo lo que se hace y no se puede hacer por diversas razones. Esa es la línea que debe seguir el nuevo encargado de esta dependencia; de él y su equipo de trabajo dependerá, en gran medida, la imagen que las diversas instituciones del Estado reflejen ante la opinión pública.


Su desempeño será vital porque desde ahí es posible articular el rol de puertas abiertas de todos los ministerios, secretarías y otras entidades públicas.


Es oportuno mencionar que no todos los funcionarios entienden el papel que desempeña la prensa nacional e internacional. Por costumbre quizá algunos no están familiarizados con el escrutinio público, pero deben entender que la libertad de expresión es uno de los postulados sagrados de nuestra Constitución Política de la República y, por consiguiente, son ellos quienes deben responder a ese mandato.


Pero tampoco se trata de ser condescendientes con los medios de comunicación. Sencillamente es una obligación que recae sobre los hombros de todos los que ocupan altos cargos, de atender los requerimientos que llegan de diversos canales informativos.


El nuevo secretario de Comunicación relevó a Haroldo Sánchez, a quien le tocó reorganizar el trabajo de una oficina pública que, más que informar sobre las actividades del binomio presidencial, se dedicó por años a cerrar espacios a periodistas y medios críticos.


De lo que por ahora nadie tiene duda es que desde la cúpula presidencial existe total voluntad política de mantener los canales informativos abiertos, no solo a la Prensa sino a toda la población. El Gobierno sabe que es mejor informar que callar y la apuestaserá continuar por ese camino, según afirma Palomo.

Colaborador DCA
Seguir leyendo

Directorio

  • Dirección General: Carlos Morales Monzón
  • Coordinación General de Redacción: Miguel González Moraga
  • Coordinación de Información: Mario Antonio Ramos
  • Editores: Carlos Ajanel Soberanis, Jose Pelico, Erick Campos, Katheryn Ibarra y Max Pérez
  • Página Web: Isabel Juárez

©2024 Diario de Centro América - Todos los derechos reservados.