Se preparan para atender incidentes

Ante posibles emergencias como inundaciones y deslizamientos que puedan presentarse durante el invierno, la Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres (Conred), se alista para atender contingencias.

David de León, portavoz de la Conred, afirmó que se realizan monitoreos de cualquier formación ciclónica o condición de lluvia que pueda generar algún incidente.

“Tenemos una logística para estar preparados ante cualquier eventualidad que se pueda presentar. Por ejemplo, buscamos tener asistencia humanitaria en las delegaciones departamentales”, afirmó el funcionario.

Según información del Instituto Nacional de Sismología, Vulcanología, Meteorología e Hidrología (Insivumeh), ya comenzó a llover en Quetzaltenango, San Marcos, Retalhuleu y Suchitepéquez.

Cleosas Culajay, pronosticador del Insuvumeh, manifestó que los datos estadísticos de esa institución indican que es común que la época lluviosa comience entre el 20 y 30 de abril en la bocacosta y el suroeste del país.

Por lo anterior, los guatemaltecos deben estar preparados, pues, como en años anteriores, podría haber inundaciones, deslaves y deslizamientos. Sin embargo, se espera una disminución notable de los acumulados de lluvia en julio y agosto, en relación con los mismos meses del año pasado. La canícula se presentará del 10 al 20 de julio en las regiones de oriente y la meseta central, y no se espera que este fenómeno se prolongue.

Recomendaciones

El Insivumeh recuerda que, al iniciar el período lluvioso, las autoridades de Salud deben difundir recomendaciones para mitigar los efectos de enfermedades como gripe, resfríos, males gastrointestinales, y evitar los reservorios de agua para que no haya proliferación de mosquitos.

Al sector agrícola, esta entidad científica le pide tomar en cuenta la fecha de inicio de las lluvias para la planificación del ciclo de siembras.

Gustavo Villagrán