Se estimula el potencial de la juventud

De acuerdo con las leyes guatemaltecas, el servicio cívico se enmarca en todas las actividades y los ciudadanos tienen el derecho y el deber de contribuir al desarrollo y a la defensa del país.

En el primer ámbito, garantiza que quienes lo ejercen conozcan y se involucren en la realidad social, económica y cultural del Estado, y de esa manera se estimule la solidaridad entre compatriotas, así como su participación en la solución de los problemas comunales y nacionales.

En el segundo campo persigue que se cuente con pobladores capacitados para la defensa armada, en una doctrina respetuosa de los derechos humanos y los valores políticos, morales y de civismo.

La administración del presidente Jimmy Morales espera que para 2018 no menos de 14 mil jóvenes estén involucrados en estas importantes tareas, que son de gran utilidad para Guatemala y de trascendencia, porque garantizan que quienes las ejecutan sean elementos valiosos para la sociedad y para que luego ejerzan liderazgo entre sus pares.

Así fue anunciado por el mandatario el viernes, en el marco de la celebración del Día Internacional de la Juventud. Según detalló,  4 mil 628 muchachos participan en 9 programas de servicio cívico establecidos este año, y se tiene proyectado agregar 6 mil 120 para el siguiente.

Los planes gubernamentales tendrán un costo de Q16.7 millones, que serán aportados por las carteras de Gobernación, de Desarrollo Social, y Ambiente y Recursos Naturales, así como por la Secretaría de Bienestar Social y la Superintendencia de Administración Tributaria. Y a ellos se sumarán 3 mil 500 participantes en el servicio cívico militar.

En ese mismo acto también fue presentada la iniciativa Guate Joven, con la cual se propone crear canales directos de comunicación entre ese sector de la población y el Gobierno, para la creación y el mejoramiento de las políticas para su atención, y su acceso a servicios de educación, salud, cultura y entretenimiento.

Se trata de iniciativas de política pública con las que la administración busca impactar en un grupo social equivalente al 40 por ciento del total. Por medio de ellas se lograrán optimizar los beneficios para la nación y su integración al engranaje productivo. Guatemala es un país joven; Guatemala es un país rico.

Redacción DCA