Salvadores del rock´n´roll

A veces uno piensa que vivirá lo suficiente, como para lograr muchas cosas que siempre ha deseado. A veces es todo lo contrario. Pertenezco a una generación que experimentó muchos cambios (como todas). El mundo antes de las redes sociales, por decir poco.

Esa generación que, para conseguir un disco, tenía que ahorrar mucha plata para obtener su versión original, o conformarse con una copia en una cinta de 60 minutos con la portada fotocopiada. Así eran esos días. Tenían su encanto. Pero soy también de los que ahora les toca ver a sus héroes musicales retirarse o, en el peor de los casos, morir.

He creído en la capacidad de la música para reinventarse. Por eso, jamás le cerré las puertas a las nuevas propuestas que inevitablemente surgen con los años. Y ¡qué mejor si combinan lo más destacado de ambos mundos! En ese momento mi instinto me dice que ahí hay algo bueno.

Eso me pasó con la banda Starcrawler y su álbum homónimo. Originarios de Los Ángeles, California, son una mezcolanza energética que solo se tiene cuando se está con 20 años, combinada con elementos de bandas como The Stooges y artistas como Alice Cooper y Ozzy Osbourne. Lo que se obtiene es una buena patada en el trasero a toda la porquería que suena en las radios.

Lo primero que me hizo detenerme en esta agrupación fue su vocalista Arrow de Wilde. Al ver algunos de los videos de la banda en vivo, me dije “eso es rock´n´roll”. La teatralidad de sus presentaciones es muy impactante. Es una forma de performance artístico, que me recordó los primeros años de un joven Marilyn Manson.

Junto a Austin Smith en la batería y el guitarrista Tim Franco, Starcrawler es una banda de riffs primitivos y canciones de 2 minutos, sencillas pero muy inspiradas. Gritos sexis y duros por parte de Wilde, una estrella de rock exuberantemente explosiva. Puro rock ´n´roll lleno de poder, que se detona en nuestras caras con su golpe sencillo y sin complicaciones.

A los que me preguntan si el rock´n´roll está muerto, mi respuesta más clara sería decirles que mis manos no tienen suficientes dedos medios para ponerlos ante sus caras. O bien, que no han escuchado a Starcrawler. Si lo que buscan es música para emocionarse y romper alguna que otra cosa frente a ustedes, pueden empezar por eliminar de sus teléfonos esos Mp3 de música aburrida y desabrida. Denle la bienvenida a estos jóvenes profetas del rock´n´roll.

Para escuchar: Love’s Gone Again, I Love LA, Chicken Woman, Pussy Tower y Let Her Be.

Álvaro Sánchez