Comunícate con nosotros al 1590

COLUMNAS

Reimaginemos un sistema de la ONU más resiliente, con la inclusión de Taiwán

Publicado

-

Jaushieh Joseph Wu

Ministro de Relaciones Exteriores República de China (Taiwán)

Después de más de 200 millones de infecciones y más de 4 millones de muertes contabilizadas, la pandemia de Covid-19 se ha extendido por todo el mundo. Ello ha tenido un impacto socioeconómico profundamente devastador en nuestro mundo interconectado, del que prácticamente ningún país se ha salvado. La pandemia ha interrumpido el comercio mundial, ha exacerbado la pobreza, ha obstaculizado la educación y ha comprometido la igualdad de género, mientras que las naciones de medios a bajos ingresos llevan el mayor golpe de la carga. Cuando muchos países se preparan para otro pico del virus, provocado por la variante Delta, altamente contagiosa, el mundo espera que la Organización de las Naciones Unidas (ONU) intensifique los esfuerzos integrales para resolver la crisis, garantizar una mejor recuperación y una  reconstrucción de manera sostenible. Esta es una tarea ardua que requiere de todas las manos disponibles. Es hora de que este organismo internacional dé la bienvenida a Taiwán, un socio valioso y digno que está listo para ayudar. En los últimos meses, como muchos otros países, Taiwán ha estado lidiando contra un aumento de casos de Covid-19, después de casi un año de éxito en la contención del virus. Aún así, ha logrado controlar la situación y ha emergido aún más dispuesto a trabajar con sus aliados y socios para abordar los desafíos planteados por la pandemia.

La respuesta eficaz de Taiwán a la pandemia, la rápida expansión de su capacidad para satisfacer la demanda de la cadena de suministro global y su asistencia sustantiva hacia los países socios de todo el mundo, nos hablan de que no faltan razones de peso para que Taiwán desempeñe un papel constructivo en el Sistema de la ONU. Sin embargo, bajo la presión de la República Popular de China (RPC), la ONU y sus agencias especializadas continúan rechazando a Taiwán, citando la Resolución 2758 (XXVI) de la Asamblea General de la ONU de 1971, como base legal para esta exclusión.

Durante seis décadas, Taiwán ha brindado asistencia a países socios de todo el mundo. Desde la adopción de la Agenda 2030 de la ONU, Taiwán se ha centrado en ayudar a sus socios a alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS).

Pero el lenguaje de esta resolución es muy claro: simplemente aborda el tema de la representación de China en la ONU; no hay mención de la reclamación china de soberanía sobre Taiwán, ni se autoriza a la República Popular China a que represente a Taiwán en el sistema de la ONU. El hecho es que la República Popular China nunca ha gobernado Taiwán. Esta es la realidad y el statu quo en los dos lados del Estrecho de Taiwán. El pueblo taiwanés solo puede estar representado en el escenario internacional por su gobierno elegido popularmente. Al equiparar falsamente el lenguaje de la resolución con el “principio de una sola China” de Pekín, la República Popular China está imponiendo arbitrariamente sus puntos de vista políticos a la ONU.

El absurdo no termina ahí. Esta exclusión también obstruye la participación de la sociedad civil de Taiwán. A los titulares de pasaportes taiwaneses se les niega el acceso a las instalaciones de la ONU, tanto para visitas como para reuniones, mientras que los periodistas taiwaneses no pueden obtener acreditación para cubrir eventos de la ONU. La única razón de este trato discriminatorio es su nacionalidad. Esta prohibición a los miembros de la sociedad civil de Taiwán en la ONU va en contra del ideal del multilateralismo, contraviene los principios fundacionales de la ONU de promover el respeto por los derechos humanos y las libertades fundamentales, y obstaculiza los esfuerzos generales de esta organización. Durante seis décadas, Taiwán ha brindado asistencia a países socios de todo el mundo. Desde la adopción de la Agenda 2030 de la ONU, Taiwán se ha centrado en ayudar a sus socios a alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) y, más recientemente, a participar en la respuesta antipandémica y en la recuperación pospandémica.

Mientras tanto, internamente, Taiwán ha cumplido sus ODS en materia de igualdad de género, agua potable y saneamiento, y buena salud y bienestar, entre otros. Nuestras soluciones innovadoras enfocadas en la comunidad, a través de las asociaciones público-privadas, benefician a la sociedad en su conjunto.

Colaborador DCA
Seguir leyendo

COLUMNAS

La estrategia de contención de la covid-19 de Taiwán: tecnología innovadora y cobertura de salud universal

Publicado

-

Dr. Shih-Chung Chen
Ministro de Salud y Bienestar
República de China (Taiwán)

Dos años después del inicio de la pandemia de la covid-19, se han registrado más de 510 millones de casos confirmados y más de 6.25 millones de muertes en todo el mundo. Mientras las naciones continúan luchando contra la pandemia, los logros de Taiwán han sido ampliamente reconocidos. Hasta el 10 de mayo de 2022, se habían registrado alrededor de 390 mil casos confirmados y 931 muertes en Taiwán, que tiene una población de 23.5 millones de habitantes. Y gracias a un esfuerzo conjunto del Gobierno y del pueblo, la tasa de crecimiento económico de Taiwán para 2021 alcanzó el 6.45 por ciento.

Cobertura sanitaria universal
El sistema del Seguro Nacional de Salud (NHI, siglas en inglés) de Taiwán, que se creó en 1995, ha desempeñado un importante papel en la lucha contra la pandemia. El sistema NHI proporciona servicios de salud completos y de alta calidad, habiendo logrado una cobertura universal (99.9 por ciento). Los sólidos sistemas de salud y de NHI de Taiwán han protegido al pueblo y garantizado la estabilidad social durante la pandemia de la covid-19. Además, la exhaustiva base de datos del NHI y otros sistemas de información actualizados han resultado fundamentales para garantizar la aplicación exitosa de la tecnología digital para la prevención de enfermedades. El sistema de salud de Taiwán ocupó el segundo lugar en el mundo en 2021, según la publicación CEOWorld. En la encuesta anual de Numbeo de 2021, Taiwán ocupó el primer lugar entre los 95 países encuestados en la categoría “Índice de atención médica”.

Uso de la tecnología para la prevención de epidemias
En febrero de 2020, durante las primeras etapas de la pandemia de la covid-19, para reducir el riesgo de transmisión comunitaria, el Gobierno implementó un Sistema de Cuarentena para Entradas mediante la integración de las bases de datos del NHI, de inmigración y de aduanas a fin de permitir el análisis de big data. Se introdujeron datos en el Sistema Digital de Seguimiento, que utilizó el registro de ubicación de los teléfonos móviles para monitorear el paradero de las personas que estuvieran en cuarentena o aislamiento domiciliario.

Con la introducción de kits de prueba rápida de antígenos, Taiwán ha acortado las cuarentenas y ha reducido las medidas de control.

Además, para garantizar la privacidad, los datos personales capturados se almacenaron durante un máximo de 28 días y luego fueron eliminados.
A medida que se incrementaba la demanda, y para asegurar que todos los residentes disfrutaran de un acceso equitativo a las mascarillas médicas, las personas debían utilizar su tarjeta del NHI para adquirirlas bajo el “Sistema de distribución de mascarillas basado en el nombre”, lo cual ayudó a evitar un desequilibrio entre la oferta y la demanda. Al mismo tiempo que se protegían los datos personales, se agregó una nueva función al llamado sistema MediCloud del NHI, que permitía consultar el historial de viajes y los contactos de los pacientes para integrar de manera efectiva los datos sanitarios. Esto ayudó al personal médico de primera línea a juzgar los riesgos de infección y a tomar las pertinentes medidas de control de infecciones.

Vacunas y certificados digitales
Para digitalizar los servicios de atención médica, se creó la aplicación “NHI Express”, que ofrece características tales como citas para vacunación, datos personales de salud, registros médicos, registros de vacunación de covid-19 y resultados de pruebas. A finales de 2021, Taiwán se unió al programa de Certificado Covid Digital de la UE y permitió a los ciudadanos solicitar certificados de vacunación y certificados de prueba digitales. Este programa fue uno de los primeros estándares globales desarrollados. Fue adoptado por muchos estados y el primero en aplicarse para viajes internacionales. Los ciudadanos de Taiwán pueden entrar en 64 países, incluidos los estados miembros de la UE, con dichos certificados.

Historia clínica electrónica y telemedicina
Desde 2010, Taiwán ha estado creando una infraestructura de información de salud, como es el caso del sistema de intercambio de registros médicos electrónicos (EMR). Desde mayo de 2021, Taiwán amplió sus servicios de telemedicina en las instituciones de atención médica e incluyó tales servicios en la cobertura del NHI como una manera de reducir el riesgo de infecciones grupales en dichas instituciones. Utilizando los sistemas MediCloud del NHI y EMR, la telemedicina sin contacto permite al personal médico obtener los registros médicos de los pacientes y ofrecer servicios apropiados e integrales a personas que estén en áreas remotas, lo que a su vez ayuda a alcanzar el objetivo de “salud para todos” de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Nuevo modelo de Taiwán
Gracias al uso preciso de la tecnología, la transparencia de la información, los controles fronterizos estrictos y la detección precisa e investigación de los casos, Taiwán pudo contener la pandemia mientras las personas realizaban una vida normal y logrando un crecimiento económico positivo. Sin embargo, con la propagación mundial de la variante ómicron desde fines de 2021, la transmisión comunitaria también comenzó a aumentar en Taiwán.

La variante parece ser mucho más contagiosa, pero causa síntomas leves o nulos. Intentar bloquear la transmisión de todos los casos sería un esfuerzo vano que afectaría en gran medida a la forma de vida del pueblo. Por consiguiente, desde abril de 2022, el Gobierno ha optado por centrarse en eliminar los casos graves, gestionar los leves, minimizar el impacto general y centrar su preocupación en casos moderados y graves. Este nuevo “Modelo de Taiwán” busca permitir que el pueblo pueda llevar una vida normal mientras se mantienen las medidas activas de prevención de epidemias y el país abierto constantemente.

Fortalecer la resiliencia del pueblo
Con la introducción de kits de prueba rápida de antígenos, Taiwán ha acortado las cuarentenas y reducido las medidas de control, exigiendo que los casos confirmados lo notifiquen a sus contactos cercanos para someterse a aislamiento domiciliario, utilizando la notificación electrónica de contactos durante el proceso. A medida que aumenta la demanda de pruebas rápidas, el Gobierno ha solicitado una cantidad fija y ha adoptado un esquema de racionamiento basado en el nombre, distribuyendo pruebas a las farmacias contratadas por el NHI para que la gente las compre utilizando sus tarjetas del NHI.

Preservar la capacidad de atención sanitaria
Taiwán ha adoptado un enfoque de triaje, haciendo que los casos más leves de Covid-19 se sometan a atención domiciliaria y reservando el tratamiento hospitalario para personas de grupos de alto riesgo, como casos moderados y graves y ancianos. En atención domiciliaria, las personas pueden acceder a consultas médicas de emergencia a través de aplicaciones móviles. Se ha conformado una red de farmacéuticos y farmacias comunitarias para brindar consultas y entregar medicamentos. A finales de abril de 2022, alrededor del 80 por ciento de las personas en Taiwán habían recibido una primera dosis de la vacuna de la covid-19, y el 60 por ciento, una segunda dosis de refuerzo.

Taiwán puede ayudar y Taiwán está ayudando
El mundo de hoy continúa haciendo frente a los desafíos de la pandemia, al suministro de vacunas y a la recuperación pospandémica. Los países deben trabajar conjuntamente y prepararse para posibles futuras pandemias. Taiwán es un socio indispensable para garantizar una recuperación pospandémica exitosa. Para contener la pandemia, Taiwán ha seguido cooperando con otros países en la investigación y el desarrollo de vacunas y medicamentos contra la covid-19 y ha donado suministros médicos, como máscaras médicas y medicamentos, a países necesitados. Con ello, ha demostrado que Taiwán puede ayudar y que está ayudando.

Este mes de mayo se celebra la 75ª Asamblea Mundial de la Salud (AMS). Durante los últimos cinco años, Taiwán no ha sido invitado a participar en la AMS. Para garantizar que Taiwán no se quede atrás y que no haya brechas en la cobertura de la salud global, el país busca participar en la AMS de este año de manera profesional y pragmática, y poder realizar contribuciones como parte del esfuerzo global para hacer realidad la visión de la OMS de una red mundial perfecta de prevención de enfermedades.

Instamos a la OMS y a las partes implicadas a que apoyen la inclusión de Taiwán en la OMS y le permitan participar plenamente en las reuniones, mecanismos y actividades de tal organismo. Taiwán seguirá trabajando con el resto del mundo para garantizar que todos disfruten del derecho humano fundamental a la salud, según lo estipulado en la Constitución de la OMS. Siguiendo el espíritu de los Objetivos de Desarrollo Sostenible 2030 de las Naciones Unidas, nadie debe quedarse atrás.

Colaborador DCA
Seguir leyendo

COLUMNAS

El papel actual de la juventud

Publicado

-

Mildred M. Trigueros Castillo
[email protected]

Ser joven es sinónimo de cambio, progreso y futuro, es tener la valentía de enfrentar los desafíos y promover espacios para el desarrollo pleno en sus países de origen. Las y los jóvenes tienen la capacidad de convertir los problemas en oportunidades y son el motor impulsor de nuestra
sociedad.

La juventud es la encargada de transformar el mundo que le rodea desde sus diferentes espacios, ya sea en la universidad, en el trabajo, en su comunidad o donde participe, aportando una visión novedosa y actualizada del mundo. Es la responsable de que la sociedad evolucione.

Sin embargo, para lograr que la juventud sea promotora de cambios, es necesario conocer y respetar sus opiniones, apoyar las acciones que emprenden y, especialmente, reconocerlos como sujetos de derechos y obligaciones.

Las juventudes necesitan oportunidades para poder incidir en el desarrollo económico, político y social de su país.

Es acá en donde se involucran los actores institucionales y las iniciativas gubernamentales, quienes son los responsables de impulsar acciones que promuevan el desarrollo de esta población y reduzcan el impacto de las crisis que se reportan a nivel mundial y que afectan principalmente a la población joven.

La juventud es el arma más poderosa de avance en el país, razón por la que se debe invertir en ellos y ellas, además de garantizar su formación, el acceso a la salud, a la educación, a la participación, a la recreación, mejorando sus condiciones de vida y promoviendo oportunidades laborales, para que sean adultos responsables y comprometidos.

Desde el Consejo Nacional de la Juventud (Conjuve), se promueven diversas actividades dirigidas al desarrollo integral de las y los jóvenes en los diferentes departamentos de Guatemala; entre ellas, ferias de empleo, promoción del emprendimiento, espacios de capacitación y apertura de espacios en donde ellos y ellas son protagonistas, asimismo, se impulsan actividades de voluntariado, artísticas, culturales, de participación y deportivas, entre otras, en coordinación con otras instituciones.

Finalmente, es necesario reconocer el papel de las juventudes, así como su importancia como agentes de cambio social, además de recordar que lo que puedan hacer hoy las y los jóvenes por el país, repercutirá en su vida adulta y en el futuro del país.

Colaborador DCA
Seguir leyendo

COLUMNAS

La cortinilla o velum (IV)

Publicado

-

Ricardo Fernández Gracia
Director de la Cátedra de Patrimonio y Arte Navarro

Resulta significativo comprobar cómo hacia finales del siglo XVI y, sobre todo, en el siglo XVII, el uso religioso de los vela
desapareció en muchos lugares de culto, momento en que los documentos y los lienzos atestiguan la irrupción de la cortina en la presentación de las obras de carácter privado, particularmente en los gabinetes de pintura.

En estos últimos, la pieza mejor de la colección estaba cubierta para generar curiosidad y expectación entre los visitantes.

En el momento en que el poseedor de la colección juzgaba oportuno, procedía a descubrir el cuadro, generalmente el más señalado por su autoría, composición o valor monetario. Como es sabido, las representaciones de galerías de coleccionistas o interiores ornamentados con objetos de arte, con presencia de diletantes o aficionados, fue un género habitual entre los pintores flamencos del siglo XVII, glorificando la práctica del coleccionismo, como actividad culta y sofisticada.

En muchos casos, las obras no mostraban estrictamente la colección del comitente.

En muchos casos, las obras no mostraban estrictamente la colección del comitente, sino que aludían metafóricamente a sus intereses artísticos y su lugar como aficionado a las artes. Por otro lado, la cortina protegía al cuadro del polvo y de la luz excesiva. Se descorría solo cuando el propietario quería mostrar o contemplar la obra.

Al desvelar el cuadro únicamente en ocasiones muy especiales, además de evitar que la obra se volviese obsoleta, se aumentaba su efecto sobre el espectador.

Según recoge V. Stoichita en su estudio sobre La invención del cuadro (Barcelona, El Serbal, 2000), las fuentes tratan de unas imágenes que usaban la cortinilla: las obras de tipo licencioso.

La Venus del espejo, de Velázquez, o el Amor profano, de Caravaggio, eran contempladas, tras descorrer la cortinilla, por las personas más íntimas del coleccionista, generalmente hombres.

Universidad de Navarra
Seguir leyendo

Gobierno de Guatemala

Enlaces Importantes

DCA Mundo 14

Directorio

 

  • Dirección General: Silvia Lanuza
  • Coordinación: Francisco Chinchilla
  • Nacionales: Jose Pelico y Erick Campos
  •  Deportes: Max Pérez
  •  Cultura: Leston Culajay

más temas

©2022 Diario de Centro América - Todos los derechos reservados.