Recuperan sistemas de riego en oriente

Los trabajos de mejoramiento de la unidad de riego El Rancho-El Jícaro, inaugurado en 1972 y que por falta de mantenimiento dejó de funcionar, inició ayer el Ministerio de Agricultura, Ganadería y Alimentación (MAGA), con una inversión de Q30 millones 805 mil 180, la cual irrigará 630 hectáreas cultivables y generará 403 mil jornales anuales.

Mario Méndez Montenegro, titular del MAGA, explicó que la primera piedra de rehabilitación estuvo a cargo del viceministro Felipe Orellana.

La obra es para beneficio de los agricultores de San Agustín Acasaguastlán y El Jícaro, El Progreso, y con ello se  está cumpliendo con el Plan Nacional de Riego. Los trabajos incluyen el chapeo de toda el área, rehabilitación de tuberías de concreto, reparación y reforzamiento de fisuras, puentes y pasos a subterráneos, informó Méndez.

Cultivos

El sistema tiene 12 kilómetros de longitud, con un caudal de agua que será de mil 500 litros por hora, proveniente del río Motagua, para que los agricultores puedan obtener de 2 a 3 cosechas al año de limón, tomate y chile dulce, entre otros.

El ministro indicó que la recuperación de las 29 unidades de riego que hay en los departamentos más afectados por la escasez de lluvia se traduce en una solución integral a los efectos del cambio climático.

“Esto favorece la adaptación y garantiza la seguridad alimentaria de los beneficiados y, sobre todo, porque contribuye a la reducción de los índices de desnutrición y genera empleo”, destacó.

Méndez Montenegro detalló que a finales del presente año estarán en funcionamiento las unidades de riego en: El Guayabal, en Zacapa; El Tempisque y Atescatempa, en Jutiapa; San Jerónimo, en Baja Verapaz, y Xibalbay, en Sololá. El MAGA espera concluir la segunda fase de La Fragua, en Zacapa, y  Nicá, en San Marcos.

Gustavo Villagrán