¡Que empiecen las emociones!

El salto triple de Thelma Fuentes, la certeza de los tiros al blanco de  Thomas Flossbach con su arco, la técnica y velocidad del marchista Érick Barrondo sobre el asfalto y la precisión de la raquetbolista Gabriela Martínez. ¡Que Barranquilla sea testigo del potencial guatemalteco y que se vengan las medallas!

La ciudad colombiana estrena hoy la 23 edición de los Juegos Centroamericanos y del Caribe, adonde Guatemala acude con una delegación de 417 atletas y con la ambición de refrendar o mejorar actuaciones previas, como la de Veracruz 2014, en donde se colgó 77 medallas.

En el emblemático Estadio Metropolitano Roberto Meléndez, en donde, en 2004, se retiró una de las máximas estrellas del balompié cafetero, Carlos el Pibe Valderrama, Flossbach alzará la bandera azul y blanco en la ceremonia de apertura que tendrá como invitada especial a la cantante Shakira.

Será el punto de partida para que los chapines compitan durante 2 semanas por revalidar credenciales o bien dar el salto al estrellato, en una prueba más de armonía y espíritu deportivo y, sobre todo, la labranza  del camino hacia los Juegos Olímpicos Tokio 2020, la consagración de los atletas.

Vital será la puntualidad del badmintonista Kevin Cordón en cada saque o jugada, la fortaleza y rigor sobre el tatami de Cheili González, el carácter y temple del pentatlonista Charles Fernández o las rutinas implacables del gimnasta Jorge Vega. Pero el reto también es para los deportes de conjunto: el baloncesto, balonmano, el softbol o ciclismo.

El folclor y hermandad de Colombia abundan en las redes sociales. Los atletas ya comenzaron a competir, contra la ansiedad y el nerviosismo, mientras se llega el momento de encender el pebetero y que la flama arda y su luz alumbre el deseo de saltar a los podios de cada prueba.  “El juego va a comenzar, se aleja el miedo en un suspirar… Viniste a ganar”, la canción oficial con las voces de Adriana Lucía, Dragón y Caballero, Tato Marenco, es la melodía del momento en Barranquilla, y una clara invitación para los deportistas guatemaltecos para conquistar la mayor cantidad de preseas posibles.

Bryan Anton