Profesionalización del servicio público (III)

Los servidores públicos, son ciudadanos con el privilegio de servir a otros ciudadanos.

La profesionalización del servicio público, intenta dar estabilidad, claridad y certidumbre al desempeño del Gobierno, sin caer en la inoperancia o la inflexibilidad, resulta de la mayor importancia establecer expectativas realistas, identificar requisitos esenciales y, claros, tomar en cuenta los riesgos y los costos que deberán afrontarse.

La sociedad reclama a las dependencias e instituciones de Gobierno alternativas de solución para atender diversos requerimientos con respuestas claras y oportunas basadas en el respeto al Estado de derecho.

Estas acciones son diseñadas y ejecutadas por servidores públicos que representan el capital humano que le imprimen eficiencia, eficacia y calidez a la actividad del Estado; dichos principios están alineados a la transparencia y probidad en el manejo de los recursos públicos; integridad en la atención de deberes; y confiabilidad en la toma de decisiones; así como en el fortalecimiento de los atributos de un buen desempeño, que por vía de la profesionalización refuerzan conocimiento, resultados, habilidades,
actitud positiva, experiencia y vocación en el servicio.Los servidores públicos, son ciudadanos con el privilegio de servir a otros ciudadanos, personifican a la administración pública; son el rostro del Gobierno ante la sociedad, y por ende, su imagen pública; también constituyen el mayor activo de cualquier reforma o acción de mejora que se emprenda y, por lo mismo, en quienes reside el éxito de las políticas públicas.

En nuestro país, en años recientes se han desarrollado esfuerzos importantes en el fortalecimiento de los sistemas integrales de administración y profesionalización de los servidores públicos mismos, que deben realizarse con carácter integrador, a efecto de contar con profesionales del servicio público que se identifiquen por su capacidad, competencia y calificación en el desarrollo de sus funciones. La profesionalización del servicio público debe implementarse en cada una de las dependencias e instituciones de Gobierno como sistema integral vinculado con propósito que una persona transite, desde que ingresa al servicio público, crezca y cuente con una profesionalización del servicio público hasta su retiro, en forma planificada, organizada y controlada.

De tal manera que la profesionalización cubra perfiles y aproxime un cierto grupo de atributos de la persona a un puesto, mediante conocimientos puntuales y dirigidos a reforzar o crear capacidades.

Redacción DCA