Presuntos narcos, en el banquillo

Por su presunta vinculación con una agrupación dedicada al trasiego de droga, cuatro hombres enfrentan juicio, señalados de haber incurrido en comercio, tráfico, almacenamiento ilícito, plagio, asesinato y asociación ilícita. Además, se les imputa un secuestro en Puerto Barrios, Izabal, y un asesinato en La Democracia, Huehuetenango.

El Tribunal Primero C de Alto Impacto, presidido por Pablo Xitumul, está a cargo del debate, y analizará 273 medios de prueba con las que cuenta el Ministerio Público (MP), para demostrar la responsabilidad de los acusados en el transporte de droga de Huehuetenango hacia México.

De acuerdo con Jorge Cortez, fiscal del MP, responsable del referido proceso, los señalados son los hermanos Elí Salvador y Adrián Eduardo García Fuentes, Wilson Napoleón del Valle y José Cardona Ortiz, alias el Soldado. A estos sujetos se les responsabiliza del trasiego de 10 kilos de estupefacientes, procedentes de Honduras.

Vínculos

Según las pesquisas, dicha estructura trabajaba para Francisco Villatoro, alias Guayo Cano, a quien responsabilizan de haber ordenado 32 homicidios, de los cuales 18 eran agentes y 1 subcomisario de la Policía Nacional Civil, en Salcajá, Quetzaltenango.

Por medio de método especial de investigación se determinó que los supuestos traficantes utilizaban la palabra “animales” para referirse a la cocaína, y “papeles”, para los billetes, y hacían llamadas telefónicas sin saber que los aparatos estaban intervenidos por las autoridades.

Sara Solórzano