Por la salud de la mujer

Debido a la desigualdad en las relaciones de poder entre hombres y mujeres, las posibilidades de educación para ellas que se ven reducidas en los países en desarrollo, y por lo tanto las probabilidades de empleo también se ven reducidas. La responsabilidad reproductiva, que recae principalmente en la mujer, hace que la salud de madres y niñas deba tener mayor atención, pues están más expuestas.

El embarazo, el cuidado pre y post natal, la menopausia y la pérdida de densidad ósea son factores que afectan la salud de la mujer, y por ello la Organización Mundial de la Salud (OMS) señala que la atención a la mujer debe verse como un asunto de salud pública.

En 2016 se estableció la Estrategia Mundial para la Salud de la Mujer, el Niño y el Adolescente, por parte de la OMS, la cual se enfoca en este grupo vulnerable, especialmente en los que viven en entornos humanos frágiles, para que todos gocen de una situación plena de salud como lo establecen los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM).

“Tenemos ante nosotros la oportunidad de lograr progresos reales y perdurables, porque los líderes del mundo reconocen cada vez más que la salud de las mujeres y los niños es la clave del progreso para todos los objetivos de desarrollo”, apunta la OMS en la mencionada Estrategia.

Atendiendo la importancia de la salud de la mujer, el Gobierno, mediante el Ministerio de Salud Pública y Asistencia Social, habilitó una clínica para el diagnóstico y tratamiento del cancer cérvico-uterino en el hospital de maternidad de la zona 13 de la ciudad.

Esto ayudará a prevenir este tipo de cáncer, del cual se detecta un promedio de mil 300 casos al año en todo el país, y que es causa de muerte en los casos que no son detectados ni atendidos a tiempo.

En cuanto a la salud de la mujer, también se ha trabajado en el aspecto preventivo y por ello, en el primer trimestre de este año, se desarrolló la jornada de vacunación contra el Virus de Papiloma Humano en niñas y preadolescentes. Se atendió a más de 16 mil mujeres menores de edad en la primera fase de aplicación y se espera que en septiembre comience la segunda fase y se amplíe la primera.

En los registros estadísticos de la OMS se reporta una baja del 51 por ciento en las muertes maternas,  en Guatemala, entre 1989 y 2015. La cartera de Salud cuenta con una Mesa Técnica de Análisis de Muerte Materna que se reúne semanalmente, lo cual permite contar con información oportuna, pertinente y de calidad para facilitar la toma de decisiones en este tema.

Redacción DCA