Polio no deja a Nigeria

Dos nuevos casos de polimielitis fueron registrados en Nigeria por primera vez desde 2014, anunció la Organización Mundial de la Salud (OMS), un serio revés para el país que creía haber erradicado la enfermedad. Se trata de 2 niños de Borno, en el noreste del país, región duramente golpeada por la guerrilla islamista de Boko Haram, precisó la entidad en un comunicado.

En septiembre de 2015, la OMS retiró a Nigeria de la lista de países donde la poliomielitis era considerada una enfermedad endémica. La nación más poblada de África esperaba ser certificada como exenta del padecimiento en 2017.

Desinformación

“La prioridad ahora es inmunizar rápidamente a todos los niños de la zona afectada”, declaró la directora para África de la OMS, Matshidiso Moeti. Lugar en el que además, según el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia, no menos de 50 mil niños están en riesgo de morir de hambre. El mal, causado por un virus que prolifera en condiciones sanitarias precarias, destruye el sistema nervioso, lo que resulta en parálisis y la muerte. Se trata de una afección sin tratamiento, únicamente evitable por medio de la vacunación.

En esa patria, las campañas de salud preventiva se han complicado por la presencia de Boko Haram y por los rumores que acusan al medicamento de esterilizar a los pacientes. Tal acción generó que en algunos estados se detuviera la vacunación, en 2003. El grupo de carácter fundamentalista islámico tiene células castrenses activas en otras naciones africanas como Nigeria, Camerún, Chad, Níger y Malí.