Piden a Presidente salvadoreño vetar ley que permite a privados administrar agua

Un conglomerado de organizaciones medioambientales pidieron hoy al presidente salvadoreño, Salvador Sánchez Cerén, que vete cualquier ley que le otorgue a la empresa privada una “participación mayoritaria” en el ente encargado de la administración del agua.

Las organizaciones, aglutinadas en la Mesa Nacional Frente a la Minería, señalaron que el proyecto de Ley General de Aguas que estudia una comisión de diputados estipula una “mínima representación” estatal, con lo que se convertiría el agua en “una mercancía”.

Por esta situación solicitaron a Sánchez Cerén que “vete cualquier ley que permita a la empresa privada tener participación mayoritaria en la Autoridad Nacional del Agua (ANA)” porque el “objetivo principal” de las empresas es “hacer negocio con el vital líquido”.

También llamaron a los cuatro partidos de derecha en el Congreso, a los que acusan de intentar privatizar el agua, a demostrar “con hechos” su intención de mantener el líquido como un bien estatal y que ratifiquen los 92 artículos aprobados en la anterior legislatura y que incluían propuestas de la Iglesia y la sociedad civil.

Señalaron que en dichos artículos se declara al agua como bien público, se deja su gestión al Estado, se garantiza el “derecho humano al agua” y se da “voz y voto” a la ciudadanía en las decisiones.

Diversos sectores de la sociedad salvadoreña, entre estos la Iglesia católica, se han pronunciado en contra de un supuesto intento de la privatización del agua, después de que diputados retomaran la discusión para aprobar una ley para la administración del recurso.

Según el Órgano Legislativo, los parlamentarios han ratificado los primeros cinco artículos de la normativa que fueron aprobados por la pasada legislatura, los cuales tienen que ver con la ANA.

La discordia

El principal punto en discordia es la intención de los partidos de derecha de incluir a representantes de la empresa privada en la ANA con un número de votos que, según las organizaciones sociales, le darían el dominio del organismo.

Sánchez Cerén dijo recientemente que no permitirá la privatización del agua, proyecto promovido, según el Gobierno, por 4 partidos de la derecha que suman los votos necesarios en el Congreso para aprobar la normativa.

Las formaciones de derecha Alianza Republicana Nacionalista (Arena), Gran Alianza por la Unidad Nacional (Gana), Partido Demócrata Cristiano (PDC) y Partido de Concertación Nacional (PCN) poseen los votos necesarios para aprobar la normativa y para superar un eventual veto presidencial.

Miles de salvadoreños, principalmente convocados por las organizaciones y la estatal Universidad de El Salvador (UES), han marchado en las últimas semanas para denunciar y rechazar el intento de privatizar el agua.

*Con información de EFE.

Berta Abrego