Perdimos a un gran ser humano y un genial detective

Si cuando un ser cercano muere es doloroso, cuando fallece alguno lejano, pero que ha incidido en nosotros, es también bastante triste. Lo escribo porque hace unos días falleció el autor escocés de novela policial Philip Kerr.

Para quienes no lo conocen, diré que nació en Edimburgo el 22 de febrero de 1956 y escribió unas 13 novelas protagonizadas por su detective Bernie Gunther. El deceso de este autor, cargado de un humor negro, muy simpático y creador de un mundo en el que el nazismo predominaba, pero en el que el propio Bernie se salva, gracias a sus instintos de sabueso y la honestidad que lo caracteriza, ocurrió el 23 de marzo, cuando el cáncer lo venció.

El universo de Gunther tiene como telón de fondo la Alemania nazi, especialmente los picos en que predomina el III Reich y los primeros años de la Guerra Fría. Su primera novela, Violetas de marzo, publicada en 1989 abre su mundo. Este texto va a formar parte de la trilogía Berlín noir, conocida también como Trilogía berlinesa, en la que los lectores viajamos o alucinamos entre esta Alemania, Argentina en la largada de Mengele para ese país, apañado por Evita Perón, y otros países sudamericanos. Asimismo, con los viajes por Francia, la Yugoslavia de esa época y Praga.

Las novelas que integran la trilogía son Violetas de marzo, ubicada en la Alemania de 1936; Pálido criminal (1990), ambientada en 1938; y Réquiem alemán (1991), que ocurre entre Berlín y Viena en 1947 y 1948.

Recuerdo perfectamente las descripciones, incluso del baño que utilizaba Goebbels, en la novela Una llama misteriosa (2008). Esta trama cuenta la migración de nazis hacia el país sudamericano, sus cambios de identidades y la protección gubernamental.

Entre las otras novelas protagonizadas por Bernie destacan Unos por otros (2006), Si los muertos no resucitan (2009), Gris de campaña (2010), Praga mortal (2011), Un hombre sin aliento (2011), La dama de Zagreb (2015), El otro lado del silencio (2016), y 2 más que aún no han sido traducidas al español: Prussian Blue (2017) y Greeks Bearing Gifts (2018).

Un autor recomendable, un detective magistral, de esos que ya no hay. Lamentable la pérdida de estos dos, uno de la vida real y otro de la ficción. Nos hará mucha falta seguir pensando qué haría Gunther en determinado hecho histórico.

Francisco Alejandro Méndez Castañeda