Panamá y Colombia reforzarán trabajo conjunto para frenar al narcotráfico

Panamá y Colombia reforzaron su compromiso de trabajar más estrechamente en materia de seguridad y en estrategias dirigidas a contener los flujos del narcotráfico, para que estos no afecten la relación bilateral, según lo manifestaron los presidentes de Panamá, Juan Carlos Varela, y de Colombia, Iván Duque, en la apertura de una reunión con empresarios en la capital panameña, en el marco de la visita del mandatario colombiano al país centroamericano.

Varela afirmó que en el tema de seguridad su país quiere “ir más allá” de sus problemas internos y apoyar la estrategia del jefe de Estado colombiano de “mano firme” contra la delincuencia y el narcotráfico.

El mandatario panameño resaltó que está dispuesto a agilizar un plan binacional, en el que participarán la fuerza pública y todos los estamentos de seguridad, el cual se iniciará “con fuerza” a partir de octubre próximo.

Agregó que este plan va dirigido a “dar un golpe fuerte a grupos irregulares y a acompañar en la estrategia del presidente Duque de una Colombia segura, de una Colombia en paz y de una Colombia con el cien por cien de control territorial”.

Por su parte, Duque destacó que con solo algo más de un mes de haber llegado al Gobierno ya ha empezado a definir “que no queremos ninguna influencia del narcotráfico en ningún tipo de relaciones bilaterales” entre los dos países, ni que las afecten.

Agregó que en ese contexto Colombia ha recibido una cooperación “muy importante” de Panamá en el Pacífico, en la zona de Urabá, en operaciones que han permitido desarticular redes de narcotráfico”.

Según Duque, esta cooperación ha sido tan efectiva que en los últimos 30 días “podría decirles que hemos tenido los procesos más exitosos, en un período tan corto de tiempo, para desarticular cadenas de criminalidad y del clan del Golfo o del cártel de Sinaloa”.

Varela y Duque firmaron un memorando de entendimiento que busca aumentar la cooperación en la lucha contra la trata de personas y la asistencia a las víctimas de este delito, y acordaron impulsar el turismo y un proyecto de interconexión eléctrica entre los dos países.

Los mandatarios también abordaron el conflicto arancelario que ambas naciones mantienen desde 2012, y acordaron trazar una nueva hoja de ruta para solucionarlo.

 

*Con información de ACAN-EFE.

Sara Solórzano