Comunícate con nosotros al 1590

INTERNACIONALES

Panamá aumenta el cierre de pasos en la selva de Darién para «proteger» a los migrantes

Publicado

-

EFE

El Gobierno panameño anunció este miércoles que «se cerraron entre cuatro y cinco pasos» en el Darién, la frontera natural entre Colombia y Panamá, con el objetivo de encauzar el flujo migratorio por «un paso humanitario» y así «proteger» más fácilmente a los migrantes que atraviesan la selva, además de disminuir su número.

El “cierre de pasos en Darién busca proteger la seguridad de migrantes», aseguró en un comunicado el ministro de Seguridad Pública, Frank Ábrego, que según la nota «confirmó que se cerraron entre cuatro y cinco pasos por donde ingresaban migrantes irregulares a Panamá, conducidos por ‘coyotes’, desde Colombia».

La semana pasada, el Servicio Nacional de Fronteras (Senafront) había anunciado el cierre de tres pasos.

Con esta medida se busca concentrar la labor de las patrullas del Senafront, para que «mantengan la seguridad y combatan efectivamente a las personas (que) tratan de cometer delitos contra los migrantes», señaló.

“Lo que hemos tratado de establecer, precisamente para el respeto de los derechos humanos y garantizar su vida, fue la creación de un paso humanitario, que inicia en Cañas Blancas, sigue por el río Tuquesa, pasa por Bajo Chiquito y llega a la población de Lajas Blancas, donde son atendidos por organismos como Cruz Roja Internacional, Cruz Roja Nacional, Unicef, Acnur y otros”, explicó.

Ábrego indicó también que «más que cerrar la frontera, el propósito es disminuir la cantidad de migrantes que transitan irregularmente por la selva de Darién», y que solían rondar el millar diarios antes de que el nuevo Ejecutivo panameño, que comenzó su mandato el pasado 1 de julio, tomara estas medidas.

Según la nota, «el informe más reciente revela que, aunque el flujo de migrantes continúa, las medidas implementadas están logrando un control efectivo», aunque no aportó cifras concretas.

De acuerdo con el comunicado, «muchos» de esos migrantes que atraviesan la selva no portan documentos de identidad, por lo que tuvieron que recurrir a métodos alternativos como sus huellas dactilares, con lo que se «logró detectar hasta 3.000 personas vinculadas a distintos delitos» y 18 mantenían «relación con actividades terroristas y no fueron detectadas por las autoridades colombianas a su paso por ese país».

Notificación a Colombia

El ministro informó también «que se ha notificado al Gobierno colombiano sobre la implementación de una ruta segura para el paso de migrantes, con el objetivo de protegerlos de cualquier tipo de agresión», y aclaró que «en la zona fronteriza no existe un puesto de migración conjunto entre Panamá y Colombia».

«En consecuencia, para cerrar los pasos de migrantes, no hay que consultarle al vecino país”, señaló.

Además, siguiendo el acuerdo alcanzado con Estados Unidos para apoyar «el transporte aéreo de extranjeros», el ministro reveló «que en los próximos días se coordinará con países vecinos la repatriación de migrantes irregulares, luego de una serie de reuniones sobre el tema».

Precisamente el presidente de Colombia, Gustavo Petro, había cuestionado el martes la decisión de Panamá de cerrar al menos tres de los pasos que utilizan los migrantes para cruzar el Darién, que marca la frontera entre ambos países, y dijo que eso solo traerá «ahogados en el mar».

«Los alambres de púas en la selva solo traerán ahogados en el mar», expresó el mandatario al responder un mensaje del expresidente colombiano Ernesto Samper, quien aseguró que el Gobierno panameño «aceptó la política de los Estados Unidos de trancar a los migrantes en las fronteras del Sur, al precio que sea, para que no lleguen a la frontera norte de México y EE.UU.».

Para Petro, «la migración se frena quitando bloqueos económicos y mejorando la economía del sur».

El cierre de esos pasos no autorizados o trochas se da en medio de un gran flujo de migrantes por esa selva del Darién, por la que este año han cruzado más de 195.000 personas, la mayoría venezolanos, mientras que en 2023 fueron más de 520.000, una cifra inédita, según datos oficiales de Panamá. 

Redacción DCA
Seguir leyendo

INTERNACIONALES

Al menos 12 muertos en el derrumbe de un colegio en el centro de Nigeria

Publicado

-

EFE

Al menos once estudiantes y un profesor murieron este viernes al derrumbarse un colegio de dos pisos en el centro de Nigeria cuando decenas de alumnos de secundaria daban clase en el edificio, confirmó a EFE la Agencia de Gestión de Emergencias del Estado de Plateau (SEMA, en inglés), donde sucedieron los hechos.

«Hemos sacado doce cadáveres de entre los escombros de la Saint Academy: once estudiantes y un profesor», dijo a EFE un alto responsable de la SEMA que quiso mantener el anonimato.

«Además, rescatamos con vida a 18 estudiantes y están siendo tratados de sus heridas» en diferentes hospitales, añadió el funcionario.

La escuela estaba situada en la comunidad Busa Buji, en la localidad de Jos North y, según reportaron medios locales, el derrumbe se produjo alrededor de las 08.30 hora local, cuando muchos de los profesores y estudiantes ya se encontraban en las aulas.

«Oímos un fuerte ruido y salimos corriendo solo para ver que el edificio de la escuela se había derrumbado (…) Muchos estudiantes y profesores siguen atrapados bajo los escombros», dijo a EFE por teléfono Peter Auta, vecino de la zona que presenció los hechos.

«Había unos 40 estudiantes en el edificio cuando la escuela se hundió. Vi cómo sacaban de entre los escombros unos cuatro cuerpos inmóviles y se los llevaban. No sé si están muertos o necesitan ser reanimados», añadió Auta.

Los equipos de la SEMA y de la Agencia Nacional de Gestión de Emergencias (NEMA), entre otros, se desplazaron a la zona y están buscando supervivientes.

«Ya estamos en el lugar. Las operaciones de rescate están en curso. La prioridad ahora es rescatar a aquellos que están atrapados», aseguró a EFE Samuel Abdu, secretario ejecutivo de la SEMA.

Los derrumbes de edificios son comunes en Nigeria -el país más populoso de África con más de 213 millones de habitantes-, un problema que se atribuye al uso de materiales de construcción de poca calidad y a la revisión negligente de los inmuebles por parte de las autoridades.

En noviembre de 2021, al menos 45 personas murieron en el derrumbe de un edificio de 21 pisos en construcción a las afueras de Lagos, mayor ciudad de Nigeria y capital económica del país. 

Redacción DCA
Seguir leyendo

INTERNACIONALES

Persiste la caída de ceniza emanada de la erupción del volcán Sangay, en Ecuador

Publicado

-

La caída de ceniza producto de la actividad eruptiva del volcán Sangay, el más meridional de Ecuador, persiste en poblaciones cercanas al cráter, según informó este viernes el Instituto Geofísico (IG) de la Escuela Politécnica Nacional.

Hasta la noche del jueves se reportaba caída leve de ceniza en los cantones (municipios) Guamote, Alausí y Riobamba, todos ellos pertenecientes a la provincia andina de Chimborazo, situada en el centro de Ecuador.

En las últimas horas se han registrado varias emisiones de gases y ceniza con alturas entre 200 a 1.500 metros sobre el nivel del cráter, que se han dispersado principalmente en dirección oeste, producto del viento.

El volcán ha permanecido mayormente nublado, y solo cuando se ha despejado en algunas ocasiones ha permitido ver las emisiones de gas y ceniza.

Durante la noche del jueves se observó el descenso de material incandescente por la quebrada suroriental, llegando aproximadamente a 1.400 metros bajo el nivel del cráter.

El volcán Sangay, de 5.230 metros de altura sobre el nivel del mar, se ubica en el oeste de la provincia amazónica de Morona Santiago, en un ramal andino que se pierde en la selva.

El Sangay, situado en una zona deshabitada del Parque Nacional Sangay, es actualmente uno de dos volcanes en erupción de Ecuador junto con El Reventador, que se encuentra a unos 90 kilómetros en línea recta al este de Quito.

De acuerdo al IG, la erupción del volcán Sangay permanece ininterrumpida desde 1628, con expulsiones de flujos piroclásticos, flujos de lava y lahares. 

Redacción DCA
Seguir leyendo

INTERNACIONALES

Hambre, estrés y enfermedades persiguen a migrantes venezolanos en su éxodo por América

Publicado

-

El hambre, la desnutrición, la deshidratación, el estrés y diversas enfermedades y dolencias se apoderan cada día de miles de migrantes, en su mayoría venezolanos, que se desplazan a lo largo de Sudamérica con todas sus pertenencias cargadas en una mochila, tras haber dejado atrás su país.

Los estragos de la exigente travesía se perciben en Huaquillas, la ciudad de Ecuador donde se encuentra el principal paso fronterizo con Perú, y en el que se concentran numerosos migrantes. Algunos se dirigen hacia Perú y Chile, y otros que ya han estado en esos países hacen el camino de vuelta y se plantean incluso llegar a Estados Unidos.

A los rostros exhaustos y las ampollas en los pies producto de los maratonianas jornadas de caminata se suman cuadros gripales y gastrointestinales, así como también lesiones producto de caídas de las ‘mulas’, los tráilers a los que acostumbran a subirse a veces para avanzar más rápido en el camino.

Así lo constata la Federación Internacional de Sociedades de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja (IFRC, por sus siglas en inglés), que tanto en Huaquillas como en distintos puntos de la ruta ofrece atención médica gratuita a la población migrante, así como atención psicológica, medicamentos y charlas educativas, a través de su Alianza Programática Piloto, gracias a los fondos de donantes como la Unión Europea (UE).

Desde 2022 ha realizado más de 9.800 atenciones en salud y más de 2.700 atenciones psicológicas a migrantes sólo en la provincia ecuatoriana de El Oro, donde se encuentra Huaquillas, según señaló a EFE el presidente de la Junta Provincial de la Cruz Roja Ecuatoriana, Víctor Campoverde.

Los migrantes también llegan con problemas psicológicos producto de distintos episodios dentro de su particular odisea como, según comentó Campoverde, «afectaciones producto de los asaltos y acosos donde muchos de ellos son violentados», así como por la falta de empleo, alimentos y vivienda.

«También está el duelo migratorio por la pérdida de familiares mientras ellos están de viaje sin poder regresar. Eso tiene una afectación tremenda», señaló.

Caminantes asistidos por unidad móvil

Los migrantes, en ocasiones familias enteras con perros y mascotas, llegan a diario al local de la Cruz Roja en Huaquillas para ser atendidos, pero también una unidad móvil de esta institución humanitaria equipada con un consultorio sale a recorrer las calles y carreteras de la provincia para asistirles en pleno camino.

Allí les proporcionan un chequeo que incluye pesaje y medición de la tensión arterial, ritmo cardíaco y saturación de oxígeno, entre otras constantes vitales.

En función de los síntomas referidos por los propios migrantes y de acuerdo a la evaluación realizada, les proporcionan gratuitamente los medicamentos que necesitan para tratar sus patologías.

Entre esas personas se encuentra Janeth Díaz, una venezolana de 60 años que por segunda vez está viajando desde Venezuela a Perú, para nuevamente reencontrarse con su hija, que está en Lima.

Sin embargo, lleva tres meses en Huaquillas, donde busca tratarse distintas dolencias como fibromialgia y cálculos renales para cruzar la frontera y continuar su desplazamiento hacia la capital peruana.

«(Aquí) me siento muy bien por la atención», señaló a EFE Díaz, quien valoró la predisposición y amabilidad del personal de salud porque «este es un punto donde convergen muchas cosas».

«Venimos cansados, con hambre, deprimidos, a veces con actitudes agresivas porque uno está dejando muchas cosas en su tierra», reconoció.

Comida escasa y gripe

Díaz comentó que los problemas con los que lidian los migrantes venezolanos al recorrer estos países es el hambre, la desnutrición y la gripe producto de los cambios de clima, «porque son días de viaje y la mayoría lo hacen caminando». «Igual a mí me tocó caminar bastante, y a mi edad, que tengo 60 años», advirtió.

La sexagenaria migrante incidió en la falta de medicinas que encontró en Venezuela al intentar tratarse sus dolencias. «En cambio aquí tú llegas y enseguida te dan. A mí me acaban de dar aquí todos los remedios y no gasto nada. Esto hay que valorarlo y agradecerlo», concluyó.

Para Campoverde, las poblaciones locales también se ven afectadas por este fenómeno migratorio, porque «los servicios se ven sobrepasados» para atender a los recién llegados, «y esto genera conflictos sociales».

Por ello, la Cruz Roja Ecuatoriana también está creando brigadas comunitarias de salud entre la población local, con la entrega de kits para atender eventuales emergencias, para promover el desarrollo de la población en salud, salud mental, manejo de agua segura, reducción de riesgos, medios de vida, género e inclusión.

Una de estas Brigadas Saludables, Seguras y Sostenibles (BSSS) se creó en la localidad de El Retiro, cercana a la ciudad de Machala, donde sus integrantes valoraron a EFE haber recibido las orientaciones necesarias para dar una respuesta efectiva en caso de emergencias. 

Redacción DCA
Seguir leyendo

Directorio

  • Dirección General: Carlos Morales Monzón
  • Coordinación General de Redacción: Miguel González Moraga
  • Coordinación de Información: Mario Antonio Ramos
  • Editores: Carlos Ajanel Soberanis, Jose Pelico, Erick Campos, Katheryn Ibarra y Max Pérez
  • Página Web: Isabel Juárez

©2024 Diario de Centro América - Todos los derechos reservados.