Otra jornada en la Zona Cero

Aunque saben que  la búsqueda de sus familiares desaparecidos fue suspendida por parte de rescatistas, debido a las malas condiciones del tiempo, los pobladores de San Miguel Los Lotes, de la aldea El Rodeo, en Escuintla, no pierden la esperanza de encontrar a sus seres queridos.

En la Zona Cero, como ahora fue llamado el lugar,  fue instalado un puesto de monitoreo para evaluar la situación y determinar si es conveniente que cuerpos de socorro continúen la labor de rescate de víctimas y animales domésticos.

Agentes de la Policía Nacional Civil (PNC) siguen en vigilancia, en resguardo de los bienes de los afectados, y elementos del Ejército permanecen en el lugar como prevención. Mientras, damnificados rescatan algunas pertenencias.

Aún hay vida en el lugar: varios animales fueron rescatados por agentes de la PNC, incluso por los afectados y trabajadores del Ministerio de Comunicaciones, quienes trabajan en la limpieza de la carretera.

La situación en la zona es incierta. Sin embargo, la ayuda fluye en los centros de acopio y albergues, para brindar consuelo a las víctimas del fenómeno natural.

 

Agentes de la PNC rescataron a varios caballos que se encontraban en la Zona Cero.

 

Algunos vecinos regresaron a sus casas para rescatar objetos de valor y sus documentos.

 

Trabajadores del MAGA alimentaron a animales que estaban abandonados.

 

Personal de Caminos trabaja en el lugar para habilitar la carretera cubierta de lodo volcánico.

 

Elementos del Ejército también participaron en la recuperación de animales domésticos.

Danilo Ramírez