Mercados indígenas

Para impulsar el desarrollo económico y social de las comunidades del área rural, y promover la productividad y competitividad, esta debe enfocarse en los mercados indígenas, pues es notable cómo estos polos de desarrollo económico y social han sido  descuidados y marginados por el sistema económico nacional como también por las autoridades.

Histórica y antropológicamente, los mayas, además de agricultores,  han sido comerciantes por naturaleza, por el vasto intercambio de productos y servicios que desarrollaron en toda Mesoamérica, como lo evidencian los relatos históricos y la infraestructura vial y marítima que evidencia en datos geográficos descubierta recientemente en territorios indígenas.

Si queremos desarrollar territorios y regiones para la productividad y competitividad   rural debemos enfocar infraestructura vial logística y servicios a estos polos, para generar empleo y oportunidades de desarrollo. El inconveniente de estos centros es la falta de servicios básicos y sanitarios adecuados para atender a visitantes nacionales y extranjeros; infraestructura vial en malas condiciones como también la señalización y la poca promoción turística de estos centros; la falta de transporte adecuado, seguridad; la falta de organización de áreas y productos, entre otros.

La oferta de servicios y productos que ofrecen estos centros son diversos; se movilizan vendedores y compradores de varias regiones, incluso de la ciudad capital y de otros países vecinos, como El Salvador, Honduras y del sur de México, por lo que al incentivar y dotar a estos centros de tecnología, asistencia técnica y crediticia para generar servicios y productos de calidad con este enfoque, estaríamos promoviendo un desarrollo económico y social sostenible para las áreas rurales.

Se pueden mencionar algunos lugares, como San Francisco el Alto, Totonicapán; el mercado de Quetzaltenango, el de Chichicastenango, Quiché, el de Chimaltenango, entre algunos casos en que se han hecho estudios económicos sobre los recursos económicos que se movilizan solo en un día de mercado, y las cifras son millonarias, por lo que con descentralizar el desarrollo y la inversión a estos territorios estaríamos avanzando hacia un crecimiento económico y generando empleos dignos sostenibles en el
mediano plazo.

Pedro Bal Cumes