Más que justo

El 15 de septiembre de 1947 se inicia en el país todo un proyecto en la radiodifusión nacional, con una serie de expectativas e ilusiones. El matrimonio de dos jóvenes entusiastas, Jaime Paniagua y Antonieta de Paniagua, se lanzó a constituir un proyecto de radio, que ahora es parte de la historia exitosa de la radiodifusión en Guatemala. Salió al aire Radio Panamericana, La Emisora del Automovilista, que este 15 de septiembre arriba a 71 años de labor, manteniendo el formato tradicional de la radio informativa, educativa y cultural.

En los años 50 y 80, Panamericana tuvo sus mejores épocas, ya que ocupó los primeros lugares de la preferencia de los oyentes. Hoy, es una radio que con mucho esfuerzo mantiene el formato bajo el cual se inició hace 71 años, siendo un verdadero ejemplo de trabajo y perseverancia. Además de ser una emisora cultural y educativa, siempre ha tenido una amplia proyección social.

Asimismo, ha dado la oportunidad a personas con discapacidad de que se desempeñen como comunicadores sociales o que presten sus servicios en áreas administrativas. Entre los programas que tiene a bien transmitir se encuentra la radio-revista Guatemala para Todos, los domingos a las 9 horas, proyecto radial con contenidos sobre temas de discapacidad, bajo la dirección del CONADI.

Entre otras acciones que hacen distinguirse a radio Panamericana está su museo, donde se plasma la historia de la radiodifusión en Guatemala. En este se pueden observar los primeros equipos utilizados en la radio en Guatemala, desde micrófonos hasta transmisores. Inclusive, una discoteca con más de 3 mil unidades de acetato.

El 27 de agosto, el Gobierno de la República distinguió a Radio Panamericana con la Orden del Quetzal en grado Oficial, la máxima condecoración que otorga el Estado. Una distinción que se viene a sumar al reconocimiento que le otorgó el alcalde Álvaro Arzú durante su 60 aniversario, a nombre de la Municipalidad de Guatemala.

La Orden se entregó en el marco del 71 aniversario de esta radio, un acto por demás significativo, ya que es un reconocimiento al esfuerzo de soñadores y luchadores de la radio en el país.

Una distinción que no la vivieron físicamente los esposos Paniagua, fundadores del proyecto. Pero al igual que quienes formamos parte de la familia Panamericana, seguramente se lo disfrutaron desde el cielo, al igual que muchas voces, entre los que debe destacarse a Julio de la Roca, miembro del equipo de la radio-revista Guatemala para Todos.

Sebastián Toledo