Más de 150 mil hectáreas recuperadas

Un informe revela que la Reserva de la Biosfera Maya (RBM), en Petén, se encuentra en buen estado, como resultado del trabajo interinstitucional que busca el fortalecimiento de la justicia especializada en materia ambiental.

Con estas acciones se garantiza la protección de la flora, fauna y el patrimonio cultural, y se reafirma el compromiso de fortalecer la justicia ambiental, indicaron las autoridades.

El Sexto Informe de Monitoreo de Gobernabilidad en la Reserva de la Biosfera Maya, elaborado por el Consejo Nacional de Áreas Protegidas (Conap), provee información para la toma de decisiones en el área natural más grande y emblemática de Guatemala.

“Conservar 2 millones de hectáreas es una misión que hemos compartido con organizaciones de la sociedad civil y cooperantes nacionales e internacionales que se han sumado a la labor del Conap”, informó Elder Manrique Figueroa, secretario ejecutivo de la entidad.

La Biosfera Maya representa el 20 % de todo el país y resguarda el ecosistema de flora y fauna. Se ha logrado la recuperación de más de 150 mil hectáreas en los últimos 10 años, las cuales estaban invadidas, de acuerdo con el informe.

“Se trabaja para que esa área protegida siga siendo un patrimonio cultural de la nación”, agregó Figueroa. Por su parte, el presidente del Organismo Judicial, José Antonio Pineda Barales, se comprometió a seguir trabajando para combatir delitos como daño ambiental, robo y destrucción.

“Nos comprometemos a continuar fortalecimiento la justicia. Es importante resaltar que en Petén e Izabal funcionan juzgados con competencia ambiental, tomando en cuenta el alto índice de hechos ilícitos relacionados con el patrimonio cultural”, agregó.

Maynor Pelén