Mario Méndez: “Hemos garantizado la seguridad alimentaria a más de 213 mil familias”

Los objetivos y estrategias del MAGA han sido velar por la población vulnerable ante la inseguridad alimentaria ocasionada por fenómenos económicos, sociales y naturales, dotándola de alimentos para reducir los riesgos y restablecer sus sistemas productivos; todo ello, gracias al apoyo incondicional del gobierno del presidente Jimmy Morales, informó el ministro Mario Méndez Montenegro.

¿Cuáles son los proyectos de apoyo a la población?

Trabajamos en cinco ejes transversales: Seguridad Alimentaria, Extensionismo Rural y Agrícola, Riego e Infraestructura Productiva, Encadenamientos Productivos y Vigilancia Epidemiológica. Estos se articulan con 5 programas, cuyo principal objetivo es impulsar el desarrollo rural y mejorar la competitividad del país.

Durante 2017 hemos garantizado la seguridad alimentaria a más de 213 mil 344 familias, con raciones que satisfacen sus necesidades nutricionales durante 1 mes, que incluye arroz, frijol, harina de maíz, avena y atol fortificado. Además se ha realizado la irrigación de más de 5 mil 500 hectáreas.

¿Cómo avanza el proyecto  Agricultura Familiar?

Es el programa insignia del MAGA, y el objetivo es lograr que las familias de infrasubsistencia; es decir, aquellas que producen para su autoconsumo, y en ocasiones no es suficiente, se conviertan en excedentarias, que mejoren su rendimiento y puedan comercializar ese excedente. La capacidad instalada de nuestros extensionistas ya está siendo transmitida en el campo. Hemos priorizado 7 departamentos, pero será a nivel nacional.

¿Cuál ha sido el apoyo del Gobierno a su cartera?

El presidente Jimmy Morales ha mostrado su apoyo incondicional a nuestra cartera. Prueba de ello es que recibimos una ampliación presupuestaria de 85 millones de quetzales para ejecutar el riego. De ese dinero, 51 millones fueron utilizados para atender el conflicto en Ixchiguán y Tajumulco y ofrecer alternativas de producción a los habitantes del lugar.

¿Cuál fue el resultando del censo agrícola?

Por primera vez en la historia, elaboramos un registro único de beneficiarios con un censo de agricultores familiares que nos permite tener una base de datos real, actualizada, que beneficiará a más de 1 millón de campesinos que realmente lo necesitan. Contamos también con mil 500 extensionistas en el campo, para brindar acompañamiento y asistencia en la mejora de calidad y rendimiento de sus cultivos

¿En términos generales, dónde hubo mejores cosechas?

Por primera vez, en los últimos cinco años, no se ha mencionado el tema de la sequía en el Corredor seco. Las cosechas han sido mejores; sin embargo, para el productor esta sobreoferta ha incidido en la baja de los precios. Aun cuando el comportamiento beneficia al consumidor, sí representa alguna dificultad para el productor.  La franja maicera de la Costa Sur, desde Jutiapa hasta San Marcos, tiene excelentes rendimientos, incluyendo Petén y la parte norte de Alta Verapaz.  Se tiene pronosticado un récord en la cosecha de granos básicos con el con un aumento de alrededor de 1.5 a 2 millones de quintales de maíz en relación al año pasado, con 43 millones de quintales.

En el caso del frijol, el aumento puede ser de entre 3.75 % y 4 % de rendimiento, para llegar arriba de los 6 millones de quintales.

¿Cuáles han sido las principales emergencias, y cómo se ha dado la ayuda?

Durante 2017 el invierno se presentó dentro de los parámetros normales, y los daños agrícolas por vientos, lluvia o granizo fueron mínimos, pues hasta la semana pasada hubo reportes de daños en Escuintla, Retalhuleu, Suchitepéquez, Quiché, Izabal y Alta Verapaz. Al momento hemos contabilizado mil 20 familias con destrucción en sus cultivos. A los núcleos afectados únicamente se les ha brindado asistencia técnica y acompañamiento. De ser necesario, podríamos apoyarlos con alimentos, semillas e insumos.

¿Se puede garantizar la seguridad alimentaria?

Ese es nuestro objetivo; por eso estamos trabajando. Sin embargo, el flagelo de la desnutrición es latente; es  aventurado decir que la seguridad alimentaria está garantizada.

Existen esfuerzos interinstitucionales por erradicar el hambre. Desde el Ministerio participamos activamente en la Estrategia Nacional para la Prevención de la Desnutrición Crónica y fomentamos el impulso a la producción sostenible de alimentos mediante el Programa de Agricultura Familiar.

Nuestros técnicos capacitan grupos familiares en los departamentos de Chiquimula, Quiché, Alta Verapaz y Huehuetenango, para lograr un aumento en la disponibilidad de proteína animal, hortalizas y tubérculos, así como en la producción de granos básicos, almacenamiento y manejo adecuado de los alimentos.

¿Cuáles son las limitaciones y ventajas en el MAGA?

Enfrentamos dificultades con las reformas a la Ley de Compras y Contrataciones; sin embargo, hemos solventado los procesos. Un ejemplo fue el recorte presupuestado sufrido en el Congreso, en relación con el año pasado.

No obstante, el trabajo continúa, pues no nos hemos detenido.

¿Cómo se trabaja la situación en Tajumulco e Ixchiguán?

A partir de la intervención del gobierno central en el conflicto, acudí a la zona para evaluar las condiciones y el potencial agrícola. Nos acercamos a la Agexport para identificar mercados y productos con demanda emergente, y así ofrecer alternativas productivas a la población.

Enviamos una delegación de expertos a Colombia, para estudiar la posibilidad de producir blueberries en el suelo marquense. Invertimos más de 51 millones de quetzales en la compra de insumos para instalar 700 cosechadoras de agua, 120 sistemas de riego por goteo y 2 mil de microrriego, además de plástico para acolchado de cultivos. Mientras la producción de siembras lícitas se establece, apoyamos a 2 mil 820 familias con raciones alimentarias.

¿Cómo va la ejecución presupuestaria?

Al 4 de octubre tenemos el 60.20 % de ejecución presupuestaria, equivalente a Q704 millones 780 mil 759. A ese ritmo, tenemos estimado cerrar el año entre 87 y 90 % de ejecución.

Perfil

  • Mario Estuardo Méndez Montenegro es ministro de Agricultura, Ganadería y Alimentación (MAGA), desde 2016.
  • Cuenta con una licenciatura en Administración de Empresas (España), político, candidato a diputado en 2011 por el distrito de Guatemala, y empresario.
  • Se identifica como agroexportador, es miembro de la Asociación Guatemalteca de Exportadores (Agexport) y fue representante del sector privado guatemalteco en convenios de cooperación para el desarrollo en 2011.
Gustavo Villagrán