Luis Lima, dos abogados y siete personas más son capturadas por corrupción

Custodiados por agentes de las Fuerzas Especiales de la Policía Nacional Civil, con grilletes en las manos, uno a uno fueron llegando al sótano de la Torre de Tribunales los presuntos integrantes de una estructura criminal dedicada al lavado de dinero y otros activos, cohecho pasivo, enriquecimiento ilícito y peculado, entre otros delitos, investigados por la Fiscalía Especial Contra la Impunidad (FECI) del Ministerio Público y la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (Cicig).

Entre los detenidos figura el hermano del fallecido reo Byron Lima, Luis Lima, así como los juristas Moisés Galindo y Marco Antonio Rossell, abogados defensores del excondenado asesinado el 18 de julio de 2016, durante un motín en la Granja Modelo de Rehabilitación Penal Pavón donde cumplía una condena de 20 años por el asesinato de monseñor Juan Gerardi.

Los abogados (Galindo y Rossell), con su semblante decaído, ansiosos y molestos, calificaron su captura como “una detención selectiva”.

 

 

 

 

 

 

A su llega a la Torre de Tribunales, Luis Lima Oliva aseguró su intención de “revelar verdades” y agregó: “los que mataron a mi hermano son los que me tiene aquí”.

 

 

 

Los otros aprendidos son Luis González, exdirector del Sistema Penitenciario; Luisa Salas, Oswaldo Pop, Amado Valdez, Norberto Ortega, Zorayda Soto y Militza Viera.

 

Noe Pérez