Los rostros del oro

La historia del deporte guatemalteco tomó un giro hacia lo alto después de la actuación nacional en los Juegos Centroamericanos y del Caribe Barranquilla 2018, en los que la Tierra del Quetzal cosechó 84 medallas en total y se ubicó en la sexta casilla del medallero general.

En la edición 23 de las justas regionales se consiguió la mayor producción de medallas doradas desde la primera participación, en México 1926, y se rebasó las 20 logradas en San Salvador 2002. También se quebró la barrera de las 15 de oro y 77 en total logradas hace 4 años en Veracruz 2014.

Nombres como Luis Carlos Martínez, primer atleta masculino en ganar oro en natación; Juan Ignacio Maegli, triple campeón en navegación a vela; Dalia Soberanis, primer oro en patinaje; Allan Maldonado, primer atleta masculino campeón en karate; Leilany Reyes, primera exponente del boxeo con medalla; Julio Molina, primer oro masculino en judo, y María Isabel Méndez, primera medallista del BMX, estamparon su huella.

En el recuento de las medallas para la azul y blanco sobresalió el tirador Enrique Brol como el atleta con más medallas (3 oros y 1 bronce). El deporte más productivo fue el tiro deportivo, con 24 medallas: 7 oros, 6 platas y 11 bronces.

Del total de metales ganados, 46 fueron aportados por hombres, 26 los consiguieron las damas y 12 fueron ganadas entre ambos géneros en participaciones mixtas.

La delegación nacional, integrada por 417 atletas, fue la sexta más numerosa del certamen y tuvo participación en 33 de los 35 deportes convocados.

Guatemala cosechó preseas en 22 disciplinas y aumentó la cuenta con el aporte de 51 atletas en pruebas individuales.

 

Grecia Contreras