La lluvia les moja la pólvora

Los rojos, con mayor necesidad por la escasa cosecha de puntos en el certamen, salieron desde el primer minuto en busca del resultado y casi sorprenden a la defensiva blanca con la primera llegada del partido.

El guardameta albo, Javier Irazún, se convirtió en el héroe de su equipo, al evitar en repetidas ocasiones que su meta fuera perforada por los intentos constantes del rival, principalmente de Frank de León, el más incisivo de los ediles.

Irazún se lanzó hacia su derecha para desviar al tiro de esquina un remate de Frank, que picó con peligro sobre el césped mojado por la intensa lluvia que acompañó el cotejo. En la siguiente acción, De León peinó el centro de Pedro Samayoa, pero el uruguayo demostró grandes reflejos para sacar sobre la línea. La mejor opción blanca en la primera parte llegó por una pérdida de balón en salida de Sergio Trujillo, el mexicano Darío Carreño vio fuera de su arco a Paulo Motta y envió el misil sobre este, pero el balón pasó por un costado del marco desguarnecido.

El técnico Hernán Medford hizo ingresar al hondureño naturalizado guatemalteco Gerson Tinoco en la segunda parte para darle mayor movilidad al ataque escarlata, pero tampoco tuvo fortuna de cara al arco, desfavorecido por las oportunas intervenciones de Irazún.

Los cremas también movieron piezas en la zona ofensiva, con los ingresos de Robin Betancourth y Marvin Ceballos, pero ninguno logró llegar con peligro a la posición de un Motta con menos trabajo que su rival, que sobre el final emparejó la posesión a un 50 por ciento para cada lado. En lo que sí ganaron los rojos fue en la cantidad de tarjetas, pues vieron 7, contra solo 3 de los blancos.

Max S. Pérez