Comunícate con nosotros al 1590

COLUMNAS

La electricidad en Guatemala (XXV)

Publicado

-

Rodrigo Fernández Ordóñez 

Director Presidente Comisión Nacional de Energía Eléctrica [email protected]

Dentro del Instituto Geográfico Nacional (IGN), institución que llevaba a cabo un trabajo altamente técnico y especializado, se creó una unidad especializada en el tema del agua llamada Dirección de Investigaciones de Recursos de Agua (Diria), que se encargaba del monitoreo y la recopilación de datos de nuestras aguas, apoyándose en las estaciones hidrológicas que para el efecto había instalado el INDE en los cauces que aprovecha para generación de energía eléctrica.

A su cargo estaba el Departamento de Aguas Subterráneas, importante unidad que estudiaba los mantos freáticos y corrientes acuíferas debajo de la tierra. Cuando el IGN pasó al control directo del Ejército, se le denominó Instituto Geográfico Militar (IGM); sin embargo, sus actividades se redujeron específicamente a la acción cartográfica.

Se tomó la energía eléctrica como uno de los temas de más urgente resolución.

Con el fin de atender los otros aspectos físicos que engloba el término “geografía”, se fundó el Instituto Nacional de Vulcanología, Meteorología e Hidrología (Insivumeh), y se puso bajo la autoridad del entonces Ministerio de Obras Públicas. Al término del conflicto armado y en cumplimiento de los Acuerdos para una Paz Firme y Duradera, el Instituto Geográfico Nacional (IGN) regresó a la autoridad civil. Tras el golpe de Estado de agosto de 1984 que provocó el relevo de la jefatura de Estado del general Ríos Montt por el general Oscar Humberto Mejía Víctores, se inició el proceso de reforma política y económica para regresar el ejercicio del poder a la administración civil. Así, dentro de estas actividades coordinadas por el coronel Echeverría, se realizaron propuestas de reforma política (lo que dio lugar a una nueva Ley Electoral y de Partidos Políticos), que llevó a la convocatoria a la Asamblea Nacional Constituyente de 1985 y las elecciones generales del mismo año, en las que resultó electo presidente el licenciado Marco Vinicio Cerezo Arévalo, primer presidente de la era democrática.

En el paquete de reformas se incluyó también una necesaria reforma económica, dentro de la cual se tomó la energía eléctrica como uno de los temas de más urgente resolución, pues el INDE, para continuar funcionando como generador, transportista y distribuidor de la mayor parte del territorio nacional era, a la sazón, un barco que hacía agua por todas partes y que demandaba peligrosamente cada vez más recursos del erario nacional que ya desviaba recursos de educación y salud para cubrir los déficits de recuperación de cartera de las distribuidoras estatales Ederor y Ederoc. Esta aguda crisis económica fue el tono de la presidencia de Cerezo, marcada por las continuas huelgas y llamados a paros generales así como a una creciente inflación y la devaluación del quetzal, que llegó a la peligrosa tasa de cambio de Q10.00 por un dólar de los Estados Unidos.

Colaborador DCA
Seguir leyendo

COLUMNAS

Primeros acercamientos

Publicado

-

Sebastián toledo

[email protected]

Ante el cada vez más próximo proceso electoral de 2023, las distintas organizaciones de personas con discapacidad han iniciado con diferentes acciones para asegurar la participación del sector en la vida pública y política del país. En cuanto a su intervención en la elección de las autoridades a cada cuatro años, el Tribunal Supremo Electoral (TSE) ha adoptado medidas técnicas y administrativas para garantizar el derecho al voto, esfuerzos que deben revisarse y fortalecerse, a la luz de la Convención Sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad.

La convención mandata que los Estados deben garantizar el derecho de la población con discapacidad a elegir y ser electos, la ubicación de centros electorales en lugares libres de barreras y permitir la asistencia personal para quienes lo requieran. Constituyen orientaciones por alcanzarse en Guatemala.

Asimismo, existe la idea de que la asistencia personal afecta la secretividad del voto, pero es una medida que una persona con discapacidad asume con alguien de su entera confianza y que solo ella puede decidir quién puede ser. Respecto del derecho de elegir y ser electos, ya se empieza a observar la inclusión de la temática de discapacidad en algunas propuestas políticas.

La convención mandata que los Estados deben garantizar el derecho de la población con discapacidad a elegir y ser electos, la ubicación de centros electorales en lugares libres de barreras y permitir la asistencia personal para quienes lo requieran.

En lo relativo a la secretividad del voto, en 1990, el TSE emitió el Acuerdo 95-90, que regula la impresión de papeletas en sistema Braille para los electores con discapacidad visual, forma de participación que fue una buena alternativa en su momento. Pero con el transcurrir del tiempo y al surgir nuevas formas, se hace necesario desplazar las boletas Braille, ya que no garantiza del todo un voto secreto.

Un consorcio de organizaciones representativas de personas con discapacidad, las asociaciones: Nacional de Ciegos, de Sordos y de personas con discapacidad a causa del conflicto armado realizaron una serie de planteamientos a los magistrados del TSE. Entre ellos, la sustitución de la boleta Braille por una plantilla de doble cara con casillas identificadas con Braille, a diferencia que la papeleta no lleva la impresión, por lo que el voto queda en secreto.

Colaborador DCA
Seguir leyendo

ARTES

Thor y Minions: cine azucarado

Publicado

-

Foto: Archivo

David Lepe

[email protected]

La semana del estreno de Minions: The Rise of Gru, nuevo filme de la saga del villano Gru y los divertidos amigos amarillos, corrimos con mi familia a verla en pantalla gigante. 

Lo que más me gusta de ir al cine en familia a una sala especial para niños es que descanso de preocuparme de que mi hija de 6 años hable en voz alta o haga ruidos en la sala, ya que todos los pequeños asistentes lo hacen. Ellos gritan, preguntan, lloran, botan los poporopos y vomitan, todo en alto volumen. Es una fiesta magnífica.

Reímos mucho y salimos del cine dibujando una sonrisa en el rostro. Como dicen los gringos: “Having fun at the movies” (“divirtiéndose en el cine”, en castellano).

Pero horas después, ya recordando la película y los personajes, me di cuenta de que el filme es un desastre. La historia no tiene coherencia y los chistes de los Minions son repetitivos. Hay demasiados traseros amarillentos para un solo largometraje. Dentro de la sala de cine no lo noté, ya que Minions: The Rise of Gru me ametralló con colores fuertes y “gags” uno tras otro. Y después de 90 minutos casi exactos, ya había finalizado la apresurada aventura.

Cinco días después regresé a las salas de cine con un amigo a ver Thor: Love and Thunder. La experiencia fue similar. Aunque no reí tanto, salí de la proyección contento y emocionado. Ya en el carro de regreso a casa, una idea me cayó en la cabeza como un trueno (¿notaron la referencia con el “Dios del Trueno”, eh?) y dije en voz alta: “¡Esa película también es un desastre!”

Y se inició una tormenta de recuerdos de momentos en el filme que odié: Un Thor demasiado estúpido y un filme que parecía incompleto y editado con machete. Y dos odiosas cabras gritonas como guinda en el pastel. 

Mientras veía Thor: Love and Thunder, pensaba: “Qué bien, los Guardianes de la Galaxia… ¿terminó el cameo? Lástima. Veremos cómo se transforma Jane en Thor… no lo mostraron en el filme, ni modo. Vamos a ver cómo Gorr el Carnicero de Dioses aniquila a estos seres divinos… ¡tampoco lo incluyeron!”

Pero cuando terminó la película y esperaba las clásicas escenas poscréditos, mi mente no procesó rápido estos pensamientos críticos. Fue como si un tren de azúcar, que llevaba a Guns N’ Roses a todo volumen, me hubiera atropellado y la sacarina anestesió mi cerebro.

En ambos casos, me sorprende que me la pasé tan bien con dos películas tan mal relatadas.

En ambos casos, me sorprende que me la pasé tan bien con dos películas tan mal relatadas.  Ya con varios días de reflexión, surge en mi mente la idea de que esta puede ser la nueva tendencia en cuanto a contar historias en cine y televisión, sobre todo en los géneros relacionados con acción y aventura: Exceso de colores brillantes, chistes y bulla, dejando por un lado la historia y desarrollo de personajes.

Es como dar de comer al espectador una gran cubeta de dulces durante 90 o 120 minutos. El azúcar en altas dosis acelera el cerebro. Claro, algunos cuerpos somos más sensibles que otros a sus efectos.

Y por lo visto en las cifras de ganancias en taquilla, parece que a las masas les encanta lo azucarado y son más resistentes. Ya veremos cuánto dura esta fórmula de contar historias.

David Lepe
Seguir leyendo

COLUMNAS

Cómo enfrentarse a un mundo en transformación (II)

Publicado

-

Javier de Navascués 

Profesor de la Facultad de Filosofía y Letras

Vuelve, por tanto, a aprender cómo enfrentarse a los problemas y, tras visitar un buen número de granjas y recibir charlas de unos y otros, tiene claro cómo debe sacar provecho de la suya. Sus hermanos, al principio, se resisten a sus decisiones, pero, confiados en la autoridad que le ha dado su función en la familia y su modo reflexivo de afrontar los retos, se fían de ella.

En la segunda parte, Campos colindantes, ya conocemos el resultado de su trabajo. Dieciséis años más tarde la granja ha prosperado. Alexandra es una mujer de mediana edad, los hermanos le piden consejo para cualquier cosa y el pequeño Emil ha podido continuar sus estudios. La crisis económica que se cernía sobre la familia ha desaparecido y Alexandra contempla con serenidad el panorama futuro. Sus tierras valen dinero. 

La vista se extiende más allá del entorno familiar y el lector va conociendo la sociedad en la que se integra. 

Poco a poco se han ido despejando los nubarrones. La vista se extiende más allá del entorno familiar y el lector va conociendo la sociedad en la que se integra. Una sociedad basada en la heterogeneidad cultural: los vecinos bohemios, suecos, irlandeses y franceses han de entenderse dentro de un marco nuevo, el de la tierra que todos se disponen a poblar. Y es que es la naturaleza quien se erige en el hogar del colono, el suelo duro y difícil en el que, si alguien persiste, puede prosperar.

La tercera y cuarta partes, Memorias de invierno y La morera, prosiguen la atención fuera del círculo más inmediato de Alexandra. La historia trágica de su amiga Marie y su hermano Emil contrasta con el amor que va surgiendo entre Alexandra y Carl. La quinta y última parte, titulada con el nombre de la heroína, supone la culminación.

El drama alrededor de Alexandra, que aquí solo esbozamos, termina con su reconciliación con el culpable. Solo cuando se ha restaurado el equilibrio, se alcanza la plenitud personal. Es ella misma, por fin, quien, después de haber vivido para los demás, tendrá su oportunidad. Como líder ha impuesto los intereses generales a los propios, pero esto no puede prolongarse siempre. Ya es hora de fundar su propia familia.

Narrada con una sencillez clásica, Pioneros condensa gran parte del universo narrativo de Willa Cather. Otras obras suyas que vinieron después presentan estructuras más complejas, pero en casi todos los casos hay una protagonista que se enfrenta a un mundo en transformación. 

Con todo, es en esta novela donde de forma más clara y sostenida entendemos los presupuestos de una sociedad de colonos fundada en valores como la iniciativa, la resistencia y el liderazgo dentro de un ámbito familiar.

Universidad de Navarra
Seguir leyendo

Title

Autor: Editor DCA

En reconocimiento a su entrega por su comunidad y el país, desde los diferentes espacios en los que se desempeñaron, el Gobierno de la República continúa incorporando a más beneficiarios (más…)

Autor: Colaborador DCA

Ante el cada vez más próximo proceso electoral de 2023, las distintas organizaciones de personas con discapacidad han iniciado con diferentes acciones para asegurar la participación del sector en la vida pública (más…)
Autor: Universidad de Navarra

Vuelve, por tanto, a aprender cómo enfrentarse a los problemas y, tras visitar un buen número de granjas y recibir charlas de unos y otros, tiene claro cómo debe sacar provecho de la suya. (más…)
Autor: Colaborador DCA

La pandemia marcó un antes y después en la forma tanto de trabajar como de generar ingresos para muchos guatemaltecos y de las personas alrededor del mundo. (más…)
Autor: Universidad del Desarrollo

La docente investigadora del Centro de Bioética de la Facultad de Medicina Clínica Alemana Universidad del Desarrollo, Dra. Sofía Salas, asistió al  XVI Congreso Mundial de Bioética, (más…)
Autor: Editor DCA

Esta semana comenzó la séptima entrega de alimentos para niños y niñas por parte de la Secretaría de Obras Sociales de la Esposa del Presidente (SOSEP), (más…)

Autor: Colaborador DCA

El paso del enfoque sectorial al enfoque territorial del desarrollo departamental significa dejar de ver a los sectores por separado e integrar las diferentes dimensiones del desarrollo. (más…)
Autor: Universidad de Navarra

Willa Cather (1873-1947) es una de las grandes narradoras norteamericanas de comienzos del siglo XX. Gran parte de su obra se dedica a rememorar la (más…)
Autor: Colaborador DCA

La Agenda 2030 busca empoderar a las personas vulnerables, incluyendo los pueblos indígenas, a través del desarrollo económico, el acceso igualitario (más…)
Autor: Universidad del Desarrollo

Una de las principales complicaciones que tienen los estudiantes extranjeros que vienen a Chile es el idioma debido a la forma de hablar que tienen los chilenos. (más…)
Autor: Editor DCA

Familias guatemaltecas han sufrido las consecuencias de las actividades de los grupos ilegales que trafican con migrantes, quienes bajo engaño son llevados en condiciones infrahumanas, (más…)

Gobierno de Guatemala

Enlaces Importantes

COREFIS07

Directorio

 

  • Dirección General: Silvia Lanuza
  • Coordinación: Francisco Chinchilla
  • Nacionales: Jose Pelico y Erick Campos
  •  Deportes: Max Pérez
  •  Cultura: Leston Culajay

más temas

EDITORIALES

Publicado

-

En reconocimiento a su entrega por su comunidad y el país, desde los diferentes espacios en los que se desempeñaron, el Gobierno de la República continúa incorporando a más beneficiarios (más…)

Seguir leyendo

COLUMNAS

Primeros acercamientos

Publicado

-

Sebastián toledo

[email protected]

Ante el cada vez más próximo proceso electoral de 2023, las distintas organizaciones de personas con discapacidad han iniciado con diferentes acciones para asegurar la participación del sector en la vida pública y política del país. En cuanto a su intervención en la elección de las autoridades a cada cuatro años, el Tribunal Supremo Electoral (TSE) ha adoptado medidas técnicas y administrativas para garantizar el derecho al voto, esfuerzos que deben revisarse y fortalecerse, a la luz de la Convención Sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad.

La convención mandata que los Estados deben garantizar el derecho de la población con discapacidad a elegir y ser electos, la ubicación de centros electorales en lugares libres de barreras y permitir la asistencia personal para quienes lo requieran. Constituyen orientaciones por alcanzarse en Guatemala.

Asimismo, existe la idea de que la asistencia personal afecta la secretividad del voto, pero es una medida que una persona con discapacidad asume con alguien de su entera confianza y que solo ella puede decidir quién puede ser. Respecto del derecho de elegir y ser electos, ya se empieza a observar la inclusión de la temática de discapacidad en algunas propuestas políticas.

La convención mandata que los Estados deben garantizar el derecho de la población con discapacidad a elegir y ser electos, la ubicación de centros electorales en lugares libres de barreras y permitir la asistencia personal para quienes lo requieran.

En lo relativo a la secretividad del voto, en 1990, el TSE emitió el Acuerdo 95-90, que regula la impresión de papeletas en sistema Braille para los electores con discapacidad visual, forma de participación que fue una buena alternativa en su momento. Pero con el transcurrir del tiempo y al surgir nuevas formas, se hace necesario desplazar las boletas Braille, ya que no garantiza del todo un voto secreto.

Un consorcio de organizaciones representativas de personas con discapacidad, las asociaciones: Nacional de Ciegos, de Sordos y de personas con discapacidad a causa del conflicto armado realizaron una serie de planteamientos a los magistrados del TSE. Entre ellos, la sustitución de la boleta Braille por una plantilla de doble cara con casillas identificadas con Braille, a diferencia que la papeleta no lleva la impresión, por lo que el voto queda en secreto.

Colaborador DCA
Seguir leyendo

ARTES

Thor y Minions: cine azucarado

Publicado

-

Foto: Archivo

David Lepe

[email protected]

La semana del estreno de Minions: The Rise of Gru, nuevo filme de la saga del villano Gru y los divertidos amigos amarillos, corrimos con mi familia a verla en pantalla gigante. 

Lo que más me gusta de ir al cine en familia a una sala especial para niños es que descanso de preocuparme de que mi hija de 6 años hable en voz alta o haga ruidos en la sala, ya que todos los pequeños asistentes lo hacen. Ellos gritan, preguntan, lloran, botan los poporopos y vomitan, todo en alto volumen. Es una fiesta magnífica.

Reímos mucho y salimos del cine dibujando una sonrisa en el rostro. Como dicen los gringos: “Having fun at the movies” (“divirtiéndose en el cine”, en castellano).

Pero horas después, ya recordando la película y los personajes, me di cuenta de que el filme es un desastre. La historia no tiene coherencia y los chistes de los Minions son repetitivos. Hay demasiados traseros amarillentos para un solo largometraje. Dentro de la sala de cine no lo noté, ya que Minions: The Rise of Gru me ametralló con colores fuertes y “gags” uno tras otro. Y después de 90 minutos casi exactos, ya había finalizado la apresurada aventura.

Cinco días después regresé a las salas de cine con un amigo a ver Thor: Love and Thunder. La experiencia fue similar. Aunque no reí tanto, salí de la proyección contento y emocionado. Ya en el carro de regreso a casa, una idea me cayó en la cabeza como un trueno (¿notaron la referencia con el “Dios del Trueno”, eh?) y dije en voz alta: “¡Esa película también es un desastre!”

Y se inició una tormenta de recuerdos de momentos en el filme que odié: Un Thor demasiado estúpido y un filme que parecía incompleto y editado con machete. Y dos odiosas cabras gritonas como guinda en el pastel. 

Mientras veía Thor: Love and Thunder, pensaba: “Qué bien, los Guardianes de la Galaxia… ¿terminó el cameo? Lástima. Veremos cómo se transforma Jane en Thor… no lo mostraron en el filme, ni modo. Vamos a ver cómo Gorr el Carnicero de Dioses aniquila a estos seres divinos… ¡tampoco lo incluyeron!”

Pero cuando terminó la película y esperaba las clásicas escenas poscréditos, mi mente no procesó rápido estos pensamientos críticos. Fue como si un tren de azúcar, que llevaba a Guns N’ Roses a todo volumen, me hubiera atropellado y la sacarina anestesió mi cerebro.

En ambos casos, me sorprende que me la pasé tan bien con dos películas tan mal relatadas.

En ambos casos, me sorprende que me la pasé tan bien con dos películas tan mal relatadas.  Ya con varios días de reflexión, surge en mi mente la idea de que esta puede ser la nueva tendencia en cuanto a contar historias en cine y televisión, sobre todo en los géneros relacionados con acción y aventura: Exceso de colores brillantes, chistes y bulla, dejando por un lado la historia y desarrollo de personajes.

Es como dar de comer al espectador una gran cubeta de dulces durante 90 o 120 minutos. El azúcar en altas dosis acelera el cerebro. Claro, algunos cuerpos somos más sensibles que otros a sus efectos.

Y por lo visto en las cifras de ganancias en taquilla, parece que a las masas les encanta lo azucarado y son más resistentes. Ya veremos cuánto dura esta fórmula de contar historias.

David Lepe
Seguir leyendo

COLUMNAS

Cómo enfrentarse a un mundo en transformación (II)

Publicado

-

Javier de Navascués 

Profesor de la Facultad de Filosofía y Letras

Vuelve, por tanto, a aprender cómo enfrentarse a los problemas y, tras visitar un buen número de granjas y recibir charlas de unos y otros, tiene claro cómo debe sacar provecho de la suya. Sus hermanos, al principio, se resisten a sus decisiones, pero, confiados en la autoridad que le ha dado su función en la familia y su modo reflexivo de afrontar los retos, se fían de ella.

En la segunda parte, Campos colindantes, ya conocemos el resultado de su trabajo. Dieciséis años más tarde la granja ha prosperado. Alexandra es una mujer de mediana edad, los hermanos le piden consejo para cualquier cosa y el pequeño Emil ha podido continuar sus estudios. La crisis económica que se cernía sobre la familia ha desaparecido y Alexandra contempla con serenidad el panorama futuro. Sus tierras valen dinero. 

La vista se extiende más allá del entorno familiar y el lector va conociendo la sociedad en la que se integra. 

Poco a poco se han ido despejando los nubarrones. La vista se extiende más allá del entorno familiar y el lector va conociendo la sociedad en la que se integra. Una sociedad basada en la heterogeneidad cultural: los vecinos bohemios, suecos, irlandeses y franceses han de entenderse dentro de un marco nuevo, el de la tierra que todos se disponen a poblar. Y es que es la naturaleza quien se erige en el hogar del colono, el suelo duro y difícil en el que, si alguien persiste, puede prosperar.

La tercera y cuarta partes, Memorias de invierno y La morera, prosiguen la atención fuera del círculo más inmediato de Alexandra. La historia trágica de su amiga Marie y su hermano Emil contrasta con el amor que va surgiendo entre Alexandra y Carl. La quinta y última parte, titulada con el nombre de la heroína, supone la culminación.

El drama alrededor de Alexandra, que aquí solo esbozamos, termina con su reconciliación con el culpable. Solo cuando se ha restaurado el equilibrio, se alcanza la plenitud personal. Es ella misma, por fin, quien, después de haber vivido para los demás, tendrá su oportunidad. Como líder ha impuesto los intereses generales a los propios, pero esto no puede prolongarse siempre. Ya es hora de fundar su propia familia.

Narrada con una sencillez clásica, Pioneros condensa gran parte del universo narrativo de Willa Cather. Otras obras suyas que vinieron después presentan estructuras más complejas, pero en casi todos los casos hay una protagonista que se enfrenta a un mundo en transformación. 

Con todo, es en esta novela donde de forma más clara y sostenida entendemos los presupuestos de una sociedad de colonos fundada en valores como la iniciativa, la resistencia y el liderazgo dentro de un ámbito familiar.

Universidad de Navarra
Seguir leyendo

más temas

©2022 Diario de Centro América - Todos los derechos reservados.