Comunícate con nosotros al 1590

COLUMNAS

La cortinilla o velum (III)

Publicado

-

Ricardo Fernández Gracia
Director de la Cátedra de Patrimonio y Arte Navarro

De la Virgen de Ujué, amén de sus grabados con la cortina descubierta, sabemos que algunos fundadores de aniversarios exigían que se descubriese la imagen. Un emprendedor, hijo de aquella villa, Jerónimo Íñiguez, había mandado abrir distintas planchas para estampar grabados de la Virgen.

En un momento dado, el patronato de Ujué decidió comprar las citadas planchas para disponer de ellas y ordenar las estampaciones a su gusto y bajo sus condiciones de tirada y precio. La cuestión se solucionó con la entrega de las láminas por parte de Íñiguez, a cambio de la fundación de un aniversario en el citado santuario, consistente en la celebración de una misa cantada delante de la Virgen, “descubierta y con dos luces”.

El obispo de Calahorra concedió cuarenta días de indulgencia, a todas las personas que estuviesen presentes cuando se descubriese la imagen.

En el caso de la Virgen de Codés, sabemos que, en 1649, el obispo de Calahorra, don Juan Juániz de Echalaz, concedió cuarenta días de indulgencia a todas las personas que estuviesen presentes cuando se descubriese la imagen, rezando una Salve por las intenciones de la Iglesia.

En el santuario de la Virgen del Camino de Monteagudo, el visitador del obispado de Tarazona, don Jerónimo de Toledo, había ordenado en 1606 lo siguiente: “Mandamos que se haga para la imagen de Nuestra Señora un velador o cortina de tela de plata u oro, para que esté con más decencia y veneración la dicha imagen y no puedan con tanta facilidad llegar los legos por estar como está muy baja”.

La cortina fue, asimismo, un elemento del protocolo y ceremonial real que, con precedentes bajomedievales, tuvo amplia proyección en los siglos del Antiguo Régimen. En las capillas e iglesias se disponía un oratorio endoselado y cortinado para los monarcas, en aras a que contasen con un espacio reservado. La costumbre de velar y desvelar a los monarcas se pierde en las civilizaciones orientales y, con carácter sacralizante pasó a los soberanos cristianos, conforme se fueron divinizando. Felipe el Bueno, duque de Borgoña, asistía a misa en uno de esos cubículos y la etiqueta de aquellos soberanos fue adoptada por los Austrias con peculiaridades propias, haciendo de la cortina una regalía para los de su estirpe. Entre sus funciones, figuraba el contacto íntimo del monarca y el altar, en aquellos momentos en que se requería más intimidad, dejando abierta la parte que comunicaba con el altar, mientras el sumiller corría las restantes cortinas del oratorio.

Los días de cortina en la Real capilla coincidían con grandes solemnidades y asistencia de público, cuando ante la llegada del soberano, el sumiller descorría el cortinaje y dejaba “patente” al rey ante su corte, en lo que Jorge Fernández-Santos describe como una verdadera ostensio regis. Ceremonias pomposas en las que las dos Majestades estaban presentes, la eucarística y la del rey, ambas con sus cortinas, la del altar y la del rey. Las cortinas realizadas en ricos tejidos estaban destinadas a dejar claro el respeto de los súbditos a la majestad humana, y la del rey y la de todos a la Majestad divina.

Continuará…

Universidad de Navarra
Seguir leyendo

COLUMNAS

Sembrando semillas de transparencia

Publicado

-

Juan Everardo Chuc Xum
[email protected]

Desde el pensamiento occidental, la ética es un conjunto de normas que dirigen o valoran el comportamiento humano, o una ciencia que estudia la conducta humana en cualquier ámbito de su vida.

Desde los saberes del pueblo maya, la ética es un conjunto de valores para la armonización de vida con la sociedad, las personas y la naturaleza que conlleva respeto, honestidad, responsabilidad, solidaridad y amor, para dar sentido a los acontecimientos positivos y eliminar los negativos.

Pero, ¿dónde nos hemos perdido?, ¿o dónde nos habrán engañado? por los desequilibrios sociales, económicos, políticos y culturales que padece el mundo del cual no escapa nuestro hermoso país. A mi consideración, uno de los elementos y quizás el más significativo del desequilibrio en mención es la pérdida o la falta de práctica de los valores éticos que enaltecen a los seres humanos del planeta Tierra.

Urge reencontrarnos con las buenas prácticas de los valores de la ética en Siwan Tinamit.

Urge reencontrarnos con las buenas prácticas de los valores de la ética en Siwan Tinamit para acrecentar personas dignas y trasparentes para la Guatemala respetuosa, próspera y justa; los padres de familia, la comunidad, las políticas públicas en especial el sistema educativo nacional les corresponde formar con el ejemplo las conductas humanas de esta gran nación, por lo que saludo a la Contraloría General de Cuentas, que dirige el contralor Edwin Humberto Salazar por tan importante impulso al programa de orientación pedagógica Sembrando Semillas de Transparencia, que busca abordar temas de ética pública, principios y valores morales para la formación ciudadana de hoy y del mañana desde el sistema educativo nacional, el documento didáctico / pedagógico Sembrando semillas está dirigido para atender a las edades más tiernas del sistemática educativo del nivel primario, quienes tendrán el privilegio de fomentar los valores éticos que tanto nos hacen falta.

El programa en mención seguramente viene a contribuir a mejorar la conducta de las y los guatemaltecos para ser mejores seres humanos dotados de honestidad y transparencia en su diario vivir; Sembrando semillas nace de la necesidad de dignificar la administración pública y sus servidores públicos y con ello avanzar en el desarrollo humano y una honesta administración pública para el bien común de la Guatemala pluricultural.

Colaborador DCA
Seguir leyendo

COLUMNAS

Niños y niñas dedican poco tiempo a jugar

Publicado

-

Sala de prensa

Solo un 10 por ciento de padres, madres y educadoras que fueron parte de la muestra de la investigación Creencias de madres, padres y educadores sobre el juego en preescolares chilenos, reportó que sus hijos e hijas de primera infancia (entre 2 y 5 años) jugaban de forma libre todos los días.

A su vez, el 60 por ciento de los encuestados señaló que jugaban libremente 2 a 4 veces por semana. Este estudio fue llevado a cabo por las investigadoras de la Facultad de Psicología UDD, Daniela Aldoney, Soledad Coo, Andrea Mira y Josefina Valdivia, directora de Pedagogía en Educación de Párvulos.

La idea se concretó gracias a un fondo de investigación que promovía la interdisciplina. “Antes de la pandemia, se puso ‘de moda’ afirmar que los niños y niñas estaban jugando menos; sin embargo, existía muy poca evidencia en nuestro país sobre este fenómeno.

Existen diversas actividades que se pueden realizar en el día a día.

Por ello, quisimos conocer cuál era la realidad en Chile, para encontrarnos con resultados que mostraron similitudes y diferencias en el valor otorgado al juego libre y estructurado y a las actividades electrónicas por parte de los participantes”, explicó Aldoney.

El estudio identificó, respecto a los puntos de vista de padres, madres y educadoras con relación al juego, que existe una barrera. “Hay una creencia generalizada en la que se considera que cuando está presente el juego, los niños y niñas no están aprendiendo, y que mientras están aprendiendo, las acciones deben ser más estructuradas.

Existen diversas actividades que se pueden realizar en el día a día como contar historias, ordenar generando patrones, fomentar la imaginación y la creatividad que promueven el desarrollo de habilidades cognitivas y sociales en niños y niñas”, agregó la investigadora. Para este estudio se consideró una muestra de 380 madres, 89 padres y 83 educadores de primera infancia de diferentes comunas de la Región Metropolitana.

Cabe destacar que esta línea de investigación es parte de la temática que trabaja el Laboratorio de Familia, Apego, Adolescencia e Infancia (Fain), el que tiene entre sus objetivos revalorizar el juego para el desarrollo cognitivo de niños y niñas.

Universidad del Desarrollo
Seguir leyendo

COLUMNAS

Protocolo de atención al cliente en redes sociales

Publicado

-

Patricia Orantes Alarcón
[email protected]

La incursión de las marcas, productos o iniciativas en internet inicialmente
les permitió una mejor exposición ante sus posibles clientes. Con la migración a redes sociales las empresas u organizaciones han potencializado su difusión al emplear como un canal masivo las plataformas virtuales.

Las redes sociales desde entonces se han caracterizado por su interacción, inmediatez, conectividad y conformación de comunidades. Estas características han revolucionado la manera de comunicarnos con los usuarios (actuales y potenciales).

En este sentido, el manejo y administración de las redes sociales, ya sea en la elaboración del contenido como en su publicación y respuesta de comentarios e inbox requiere de un profesional capacitado. Esta labor actualmente la efectúa un Community Manager, quien es el gestor de canales digitales de cualquier producto o servicio.

¿Cómo le gustaría que sea evaluado el servicio y la atención que ofrece su marca a los usuarios en redes sociales?

Entre sus labores están la creación de contenido que responde a un calendario editorial, estrategia de redes sociales, administración de las plataformas virtuales y respuesta a cualquier interacción (comentarios o inbox) de los usuarios de la comunidad digital.

Según el blog de IEBS (Digital School), se puede definir Community Manager como el profesional responsable de construir y administrar la comunidad online, así como gestionar la identidad e imagen de marca, creando y manteniendo relaciones estables y duraderas con sus clientes, sus fans en internet y las plataformas
virtuales.

Actualmente, las redes sociales han potencializado la presencia de las marcas, proyectos y entidades buscando en primer lugar el posicionamiento en la mente de los internautas. Para ello, se apoyan en un logotipo, una línea gráfica, un eslogan y en la elaboración de banners, materiales audiovisuales como animaciones o videos. Para luego iniciar con el proceso de publicación, apegándose a una estrategia de redes sociales que contiene un calendario editorial. Es en este punto donde es de vital importancia contar con un protocolo de atención al cliente en plataformas virtuales.

Pero se debe entender por protocolo de atención al cliente a un proceso estructurado y sistematizado para la resolución de cualquier consulta o comentario que realizan las personas que interactúan con las redes sociales: Facebook, Instagram, Twitter y LinkedIn, por mencionar algunas.

Por ello, vale la pena preguntar cuántas empresas, emprendedores y organizaciones han creado e implementado un protocolo para resolver cualquier interacción que efectúan los seguidores de sus cuentas de redes sociales. Entre las ventajas de establecer un proceso de atención están: unificar el contenido tanto de los mensajes a difundir como a responder; ser más eficientes y minimizar el tiempo de respuesta; identificar cuáles son las preguntas más frecuentes que llevan a cabo los usuarios; establecer un tono y manera de la comunicación; evaluar y ajustar la estrategia de redes sociales.

Por ello, es importante que el Community Manager y el Social Media sean capacitados en el establecimiento de un protocolo de atención de redes sociales y brinden una atención profesional que refleje la identidad y personalidad de la marca, producto, servicio u organización.

Hay que recalcar que, para garantizar el éxito de una marca o entidad en el ámbito digital, es clave que este protocolo contemple todos los escenarios de interacción con los usuarios para dar una respuesta en el tiempo preciso y con la información que propicie una conversación con el internauta.

Una tendencia en las redes sociales es conversar empleando el mismo lenguaje de los fans, ya que si el mensaje es percibido como venta, se pierde su interés. Por lo que la escucha activa es otra clave para lograr el tan anhelado engagement.

Colaborador DCA
Seguir leyendo

Gobierno de Guatemala

Enlaces Importantes

COREFIS07

Directorio

 

  • Dirección General: Silvia Lanuza
  • Coordinación: Francisco Chinchilla
  • Nacionales: Jose Pelico y Erick Campos
  •  Deportes: Max Pérez
  •  Cultura: Leston Culajay

más temas

©2022 Diario de Centro América - Todos los derechos reservados.