Comunícate con nosotros al 1590

COLUMNAS

La cortinilla o velum (I)

Publicado

-

Ricardo Fernández Gracia
Director de la Cátedra de Patrimonio y Arte Navarro

Entre los elementos que a lo largo de los siglos han variado de contexto y, por tanto, de uso y función, destaca la cortinilla o velum, que se utilizó en el ceremonial regio, en la presentación al culto de las imágenes sagradas y en las galerías de pinturas de los grandes coleccionistas.

En el culto a las célebres imágenes de la Época Medieval, el velum formaba parte de su escenificación. La acción de velar y desvelar concretaba en aquellos tiempos la dialéctica de su presentación, de acuerdo con la función litúrgica y la fiesta por celebrar.

No obstante, en ciertos ambientes, pervivió su valor y función en el terreno religioso, por entender que la facilidad para ver las imágenes no contribuía precisamente a su mayor veneración y culto.

En el culto a las célebres imágenes de la Época Medieval, el velum formaba parte de su escenificación.

Documentos y libros impresos de los siglos XVI, XVII y XVIII tratan de las cortinas que ocultaban a los venerados íconos, así como de donativos de estas, realizadas en riquísimas telas bordadas.

Si hacemos un pequeño repaso, entre algunas de las monografías marianas de gran proyección y significación, así lo comprobamos.

En algunos casos, los menos, solo se utilizaban para ocultar a quienes cambiaban los mantos de las imágenes, si bien en la mayoría se trataba de auténticos vela. Conocemos por la documentación y las historias de las imágenes marianas y de diferentes santos, como las obras de Faci (1739 y 1750) o Villafañe (1740), el significado de la cortina en su culto.

Los casos de Valvanera, Sagrario de Toledo, Montserrat, el Pilar de Zaragoza o Iziar son bien elocuentes. El padre Roque Alberto Faci, al tratar de las imágenes de Alcañiz, explica la conveniencia de venerar bien ocultas las imágenes “para que se conserve la devoción: esta, si se manosea, pierde su lustre”.

Los velos, en su opinión, ayudaban a que los íconos conservasen su majestad, modestia y afecto puro y sincero. Aporta la noticia del obispo dominico fray Juan López, que argumentaba sobre la pérdida de devoción de un Santo Crucifijo del convento de San Andrés, en Medina del Campo, tras haberle quitado tres cortinas o velos con que solía estar cubierto.

Cita a San Clemente Alejandrino, recordando que la facilidad al descubrir a la Majestad es causa de que no se venere como se debe.

Diferentes datos sobre el uso del velum, poseemos en relación con los grandes santuarios y las principales advocaciones marianas de Navarra.

En el caso de la Virgen del Puy de Estella, aquella escenificación iba un poco más allá que el propio uso del velo, ya que consistía en abrir y cerrar la caja o arca, pieza excepcional que ha llegado a nuestros días, en donde se guardaba el ícono mariano, con una puerta de comienzos del siglo XV, con pinturas de la Anunciación y el apostolado.

El viejo armario fue sustituido por la cortinilla para velarla en el último retablo dieciochesco (1754), en donde la imagen no aparecía ya en la hornacina del mismo, sino en su camarín, convertido en auténtica cámara de maravillas.

El mismo concepto de la Virgen, dentro de un armario o tabernáculo, tuvieron otras imágenes como la de Roncesvalles y la titular de la catedral de Pamplona. La de Roncesvalles se veneró en el retablo mayor, desde su construcción, a partir de 1623. Por un texto del subprior Huarte, sabemos que antes estuvo al lado del antiguo retablo mayor, en la parte del evangelio, en una hornacina que había costado más de 1 mil doscientos ducados, en tiempos del prior don Diego González (1575-1579).

En aquel lugar estuvo “con mayor decencia y veneración que ahora está, porque antes era venerada y adorada por las gentes, yendo un sacerdote con sobrepelliz y estola o algún canónigo con luminaria y se abría la puertecilla con mucha reverencia y la adoraban los que de esta manera la adoraban se despedían con contento y alegría espiritual.

Más como ahora la han remontado y asentado en el retablo nuevo muy alto y nadie la puede alcanzar ni adorar, ni se puede casi divisar, se va perdiendo devoción y aún muchas limosnas”.

Continuará…

Universidad de Navarra
Seguir leyendo

COLUMNAS

Sembrando semillas de transparencia

Publicado

-

Juan Everardo Chuc Xum
[email protected]

Desde el pensamiento occidental, la ética es un conjunto de normas que dirigen o valoran el comportamiento humano, o una ciencia que estudia la conducta humana en cualquier ámbito de su vida.

Desde los saberes del pueblo maya, la ética es un conjunto de valores para la armonización de vida con la sociedad, las personas y la naturaleza que conlleva respeto, honestidad, responsabilidad, solidaridad y amor, para dar sentido a los acontecimientos positivos y eliminar los negativos.

Pero, ¿dónde nos hemos perdido?, ¿o dónde nos habrán engañado? por los desequilibrios sociales, económicos, políticos y culturales que padece el mundo del cual no escapa nuestro hermoso país. A mi consideración, uno de los elementos y quizás el más significativo del desequilibrio en mención es la pérdida o la falta de práctica de los valores éticos que enaltecen a los seres humanos del planeta Tierra.

Urge reencontrarnos con las buenas prácticas de los valores de la ética en Siwan Tinamit.

Urge reencontrarnos con las buenas prácticas de los valores de la ética en Siwan Tinamit para acrecentar personas dignas y trasparentes para la Guatemala respetuosa, próspera y justa; los padres de familia, la comunidad, las políticas públicas en especial el sistema educativo nacional les corresponde formar con el ejemplo las conductas humanas de esta gran nación, por lo que saludo a la Contraloría General de Cuentas, que dirige el contralor Edwin Humberto Salazar por tan importante impulso al programa de orientación pedagógica Sembrando Semillas de Transparencia, que busca abordar temas de ética pública, principios y valores morales para la formación ciudadana de hoy y del mañana desde el sistema educativo nacional, el documento didáctico / pedagógico Sembrando semillas está dirigido para atender a las edades más tiernas del sistemática educativo del nivel primario, quienes tendrán el privilegio de fomentar los valores éticos que tanto nos hacen falta.

El programa en mención seguramente viene a contribuir a mejorar la conducta de las y los guatemaltecos para ser mejores seres humanos dotados de honestidad y transparencia en su diario vivir; Sembrando semillas nace de la necesidad de dignificar la administración pública y sus servidores públicos y con ello avanzar en el desarrollo humano y una honesta administración pública para el bien común de la Guatemala pluricultural.

Colaborador DCA
Seguir leyendo

COLUMNAS

Niños y niñas dedican poco tiempo a jugar

Publicado

-

Sala de prensa

Solo un 10 por ciento de padres, madres y educadoras que fueron parte de la muestra de la investigación Creencias de madres, padres y educadores sobre el juego en preescolares chilenos, reportó que sus hijos e hijas de primera infancia (entre 2 y 5 años) jugaban de forma libre todos los días.

A su vez, el 60 por ciento de los encuestados señaló que jugaban libremente 2 a 4 veces por semana. Este estudio fue llevado a cabo por las investigadoras de la Facultad de Psicología UDD, Daniela Aldoney, Soledad Coo, Andrea Mira y Josefina Valdivia, directora de Pedagogía en Educación de Párvulos.

La idea se concretó gracias a un fondo de investigación que promovía la interdisciplina. “Antes de la pandemia, se puso ‘de moda’ afirmar que los niños y niñas estaban jugando menos; sin embargo, existía muy poca evidencia en nuestro país sobre este fenómeno.

Existen diversas actividades que se pueden realizar en el día a día.

Por ello, quisimos conocer cuál era la realidad en Chile, para encontrarnos con resultados que mostraron similitudes y diferencias en el valor otorgado al juego libre y estructurado y a las actividades electrónicas por parte de los participantes”, explicó Aldoney.

El estudio identificó, respecto a los puntos de vista de padres, madres y educadoras con relación al juego, que existe una barrera. “Hay una creencia generalizada en la que se considera que cuando está presente el juego, los niños y niñas no están aprendiendo, y que mientras están aprendiendo, las acciones deben ser más estructuradas.

Existen diversas actividades que se pueden realizar en el día a día como contar historias, ordenar generando patrones, fomentar la imaginación y la creatividad que promueven el desarrollo de habilidades cognitivas y sociales en niños y niñas”, agregó la investigadora. Para este estudio se consideró una muestra de 380 madres, 89 padres y 83 educadores de primera infancia de diferentes comunas de la Región Metropolitana.

Cabe destacar que esta línea de investigación es parte de la temática que trabaja el Laboratorio de Familia, Apego, Adolescencia e Infancia (Fain), el que tiene entre sus objetivos revalorizar el juego para el desarrollo cognitivo de niños y niñas.

Universidad del Desarrollo
Seguir leyendo

COLUMNAS

Protocolo de atención al cliente en redes sociales

Publicado

-

Patricia Orantes Alarcón
[email protected]

La incursión de las marcas, productos o iniciativas en internet inicialmente
les permitió una mejor exposición ante sus posibles clientes. Con la migración a redes sociales las empresas u organizaciones han potencializado su difusión al emplear como un canal masivo las plataformas virtuales.

Las redes sociales desde entonces se han caracterizado por su interacción, inmediatez, conectividad y conformación de comunidades. Estas características han revolucionado la manera de comunicarnos con los usuarios (actuales y potenciales).

En este sentido, el manejo y administración de las redes sociales, ya sea en la elaboración del contenido como en su publicación y respuesta de comentarios e inbox requiere de un profesional capacitado. Esta labor actualmente la efectúa un Community Manager, quien es el gestor de canales digitales de cualquier producto o servicio.

¿Cómo le gustaría que sea evaluado el servicio y la atención que ofrece su marca a los usuarios en redes sociales?

Entre sus labores están la creación de contenido que responde a un calendario editorial, estrategia de redes sociales, administración de las plataformas virtuales y respuesta a cualquier interacción (comentarios o inbox) de los usuarios de la comunidad digital.

Según el blog de IEBS (Digital School), se puede definir Community Manager como el profesional responsable de construir y administrar la comunidad online, así como gestionar la identidad e imagen de marca, creando y manteniendo relaciones estables y duraderas con sus clientes, sus fans en internet y las plataformas
virtuales.

Actualmente, las redes sociales han potencializado la presencia de las marcas, proyectos y entidades buscando en primer lugar el posicionamiento en la mente de los internautas. Para ello, se apoyan en un logotipo, una línea gráfica, un eslogan y en la elaboración de banners, materiales audiovisuales como animaciones o videos. Para luego iniciar con el proceso de publicación, apegándose a una estrategia de redes sociales que contiene un calendario editorial. Es en este punto donde es de vital importancia contar con un protocolo de atención al cliente en plataformas virtuales.

Pero se debe entender por protocolo de atención al cliente a un proceso estructurado y sistematizado para la resolución de cualquier consulta o comentario que realizan las personas que interactúan con las redes sociales: Facebook, Instagram, Twitter y LinkedIn, por mencionar algunas.

Por ello, vale la pena preguntar cuántas empresas, emprendedores y organizaciones han creado e implementado un protocolo para resolver cualquier interacción que efectúan los seguidores de sus cuentas de redes sociales. Entre las ventajas de establecer un proceso de atención están: unificar el contenido tanto de los mensajes a difundir como a responder; ser más eficientes y minimizar el tiempo de respuesta; identificar cuáles son las preguntas más frecuentes que llevan a cabo los usuarios; establecer un tono y manera de la comunicación; evaluar y ajustar la estrategia de redes sociales.

Por ello, es importante que el Community Manager y el Social Media sean capacitados en el establecimiento de un protocolo de atención de redes sociales y brinden una atención profesional que refleje la identidad y personalidad de la marca, producto, servicio u organización.

Hay que recalcar que, para garantizar el éxito de una marca o entidad en el ámbito digital, es clave que este protocolo contemple todos los escenarios de interacción con los usuarios para dar una respuesta en el tiempo preciso y con la información que propicie una conversación con el internauta.

Una tendencia en las redes sociales es conversar empleando el mismo lenguaje de los fans, ya que si el mensaje es percibido como venta, se pierde su interés. Por lo que la escucha activa es otra clave para lograr el tan anhelado engagement.

Colaborador DCA
Seguir leyendo

Gobierno de Guatemala

Enlaces Importantes

COREFIS07

Directorio

 

  • Dirección General: Silvia Lanuza
  • Coordinación: Francisco Chinchilla
  • Nacionales: Jose Pelico y Erick Campos
  •  Deportes: Max Pérez
  •  Cultura: Leston Culajay

más temas

©2022 Diario de Centro América - Todos los derechos reservados.