Comunícate con nosotros al 1590

COLUMNAS

La alfabetización, un proceso de inclusión

Publicado

-

Consejo Editorial Conadi

Recientemente se conmemoró el Día Internacional de la Alfabetización en Guatemala, fecha que tiene el propósito de reflexionar sobre los esfuerzos y desafíos que influyen para mermar la tasa de analfabetismo y con ello propiciar el desarrollo social.

Entre las acciones realizadas de manera interinstitucional entre el Comité Nacional de Alfabetización (Conalfa) y el Consejo Nacional para la Atención de las Personas con Discapacidad (Conadi) están los compromisos suscritos en el convenio que promueve la participación de la población con discapacidad en los procesos de aprendizaje de lectura y escritura e implementación de formatos accesibles.

Entre las argumentaciones para la inclusión del colectivo en las acciones de Conalfa, se encuentran los resultados de la Encuesta Nacional en Discapacidad del 2016, donde se evidencia que la población con discapacidad asciende a 1 millón 600 mil guatemaltecos, dato secundado por el Censo Poblacional y de Vivienda de 2018.

Los departamentos de Suchitepéquez, Totonicapán y Chiquimula han incluido en sus programas de alfabetización a personas con discapacidad visual.

Según el censo, alrededor de 435 262 personas con discapacidad de 15 años en adelante no saben leer ni escribir y representan el 34 por ciento. El porcentaje de la población con discapacidad analfabeta es el doble del porcentaje de las personas sin discapacidad de baja escolaridad.

Asimismo, de acuerdo con estudios realizados, la mayor concentración de la población con discapacidad vive en el área rural, donde además se encuentra en condición de pobreza y pobreza extrema.

Los departamentos de Suchitepéquez, Totonicapán y Chiquimula han incluido en sus programas de alfabetización a personas con discapacidad visual, que cuentan con el apoyo de tutores ciegos, quienes emplean el sistema de lecto-escritura braille en el proceso de enseñanza-aprendizaje.

La convención Sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad, instrumento adoptado por Guatemala, hace referencia al derecho a la igualdad y no discriminación.

A la vez, en su Artículo 24 respecto a la educación, hace alusión a la inclusión de las personas con discapacidad en los diferentes niveles de educación y propiciar el aprendizaje del braille, la escritura alternativa, otros modos, medios y formatos de comunicación aumentativos o alternativos y habilidades de orientación y de movilidad, así como la tutoría y de apoyo entre pares.

Colaborador DCA
Seguir leyendo

COLUMNAS

Del hobby al emprendimiento de reciclar y restaurar (II)

Publicado

-

Sala de prensa

El valor de restaurar. Cuando Guili y Josefina comenzaron con este emprendimiento, querían generar conciencia sobre la contaminación y reutilizar lo que ya se tiene, además de valorar lo antiguo y lo que lleva generaciones en una familia. Josefina reafirma que “lo que nos pasó a nosotras, es que vimos que la gente no valoraba lo que tenía y lo que había pertenecido a su pasado y al de sus familias.

Siempre estaba como ‘heredé esto de mi abuela, no me gusta, pero me da pena botarlo’, por lo que con la restauración podían conservar las antigüedades, pero convertidas en algo que les gustara o que fuera con su estilo”.

Guili agrega: “Uno de nuestros objetivos también fue el tema del reciclaje, con Josefa queríamos meternos en esa onda: medioambiente, reciclaje, el amor a los muebles, la madera. Unimos todo lo que amamos y formamos nuestro emprendimiento. La verdad es que ha sido duro, pero hermoso. Armamos nuestro taller y todo”.

Destacan los pilares que les entregó la Universidad del Desarrollo y les permitió emprender.

Destacan los pilares que les entregó la Universidad del Desarrollo y les permitió emprender. “Cuando estábamos estudiando, teníamos un amplio taller de herramientas y ahí aprendimos mucho porque eso nos ayudó a hacer hoy en día las restauraciones por nosotras mismas”, recuerda Guili.

“La disciplina de no parar, de organizarse en las entregas y de conocer tus tiempos para ver cuánto destinas a cada cosa. Además de poner atención a los detalles, el oficio, también fue una buena enseñanza de la UDD”, asegura Josefina.

¿Tuvieron la posibilidad de hacer algún taller de emprendimiento? G.R: Yo hice mi título en el dLab y ahí agarré el vuelo para poder emprender. Antes de eso, yo pensaba “sales de la universidad, entras a un estudio y listo”, pero el dLab me ayudó muchísimo a todo lo que es emprendimiento.

J.A: La Universidad también nos enseñó a no quedarnos en la zona de confort y hoy en día no nos quedamos quietas. Eso siempre ha traído sus frutos.

Tres ejes: “Con el paso del tiempo, nos dimos cuenta de que la gente no solo nos quería encargar las restauraciones de sus muebles, sino también aprender lo que nosotras hacíamos. Siempre fuimos muy abiertas a compartir la información cuando nos preguntaban y fue así como se nos ocurrió lanzar nuestro kit de lavado de madera. Fue una especie de “hazlo tú mismo”.

Actualmente, Violette Studio cuenta con tres áreas a las que los clientes pueden acceder: reciclaje de muebles y restauración; asesorías de interiorismo y venta de kits de tutoriales y talleres.

Universidad del Desarrollo
Seguir leyendo

COLUMNAS

El trabajo en equipo en las instituciones públicas (I)

Publicado

-

Lic. Francisco Leal

Dirección de Investigación, DIADI/INAP 

[email protected] 

Nada más importante en las instituciones públicas que la conformación de los equipos de trabajo, ya que a través de estos pueden elevar sus niveles de eficiencia y eficacia y, por lo tanto, lograr mayores niveles de efectividad en el logro de sus objetivos.

En general, puede decirse que en un equipo es un conjunto de personas que realizan una serie de tareas o actividades, con el propósito de alcanzar un resultado claramente determinado.

Los elementos esenciales de un equipo de trabajo humano son los siguientes: personas, tareas y
resultados.

El elemento fundamental de un equipo de trabajo son las personas, pero para ello estas deben actuar articuladamente. Los mecanismos de articulación de las personas en un equipo de trabajo pueden ser muchos; los más comunes son los siguientes: vínculos interpersonales, objetivos comunes, el contrato de trabajo, la cadena de mandos y la relación pertenencia.

Se dice que para que el equipo funcione, debe estar bien enraizada en sus integrantes la idea del resultado que se quiere alcanzar.

Sin embargo, el vínculo más importante es la tarea que tienen que realizar sus integrantes para lograr el resultado, el cual es la esencia fundamental de un equipo, ya que este únicamente tendrá éxito cuando logre el resultado que se espera de él.

La palabra resultados revela el sentido de competencia de un equipo; primero, en cuanto a la intención de ganar, y segundo, en cuanto a ser competente. Por eso se dice que para que el equipo funcione debe estar bien enraizada en sus integrantes la idea del resultado que se quiere alcanzar.

Para que los equipos de las instituciones públicas puedan cumplir con las tareas y lograr el resultado, sus integrantes deben reunir por lo menos las siguientes características: especialización, sinergia, motivación y sentido de pertenencia.

Sin embargo, el éxito de un equipo no depende exclusivamente de las características individuales de sus integrantes, sino del trabajo conjunto de estas y de la creatividad y el esfuerzo que se ponga para mejorar la tarea y lograr los resultados con un determinado nivel de calidad.

Colaborador DCA
Seguir leyendo

ARTES

VIVIANO SALVATIERRA (1844-1888)

Publicado

-

Guillermo Monsanto 

[email protected]

Foto: Cortesía Guillermo Monsanto

La historia del arte guatemalteco del siglo XIX es un universo que no termina de sorprender. Hay muchos investigadores que se han especializado en áreas específicas y publicado sus hallazgos en diversidad de medios. Sin embargo, cuesta encontrar documentos integrados en los que se pueda apreciar el abanico de artistas (mujeres incluidas) que propusieron sus productos creativos a lo largo de aquella centuria.  

En 2021 escribí un ensayo en el que integré material disperso relacionado con las artes visuales y la interconexión que existió entre la gráfica y la fotografía y, a partir de ellas, con la pintura y la escultura. En ese ejercicio, publicado en el compendio Bicentenario en busca de la libertad de la UFM, me apareció en distintos momentos el nombre de un artista llamado Viviano Salvatierra. 

No se sabe mucho de su primera educación. Pudo haber sido discípulo Julián Falla, Doménico Toyetti y Ángelo Moschini, probablemente relacionado con la escuela de arte de la Sociedad Económica. El Diccionario Enciclopédico de Guatemala, que es quien vierte estos datos, indica que también lo fue de Francisco Cabrera, pero por las fechas de muerte del miniaturista esta afirmación es imposible.  

En 2021 escribí un ensayo en el que integré material disperso relacionado con las artes visuales.

¿Fue Salvatierra un artista precoz? Cuando tenía apenas 15 años pintó el telón de boca del Teatro Carrera para su estreno en 1859. Lo que implica que a esa edad ya ejercía como escenógrafo abriendo la posibilidad hacia otra línea de investigación y la relación interdisciplinaria entre las artes escénicas y las visuales.  

Lo que sí se sabe es que debido a su excelencia fue becado a París, donde se especializó en fotografía, grabado y litografía bajo la guía de maestros de las escuelas neoclásicas, naturalistas e impresionistas. Formación que podría sugerir su estilo tan particular respecto a la poca obra religiosa localizada. Con esta temática obtuvo diferentes distinciones.

En 1875, ganó por oposición la cátedra de dibujo de la Escuela de la Sociedad Económica.  Entre sus obras más conocidas se lista un Retrato en miniatura de Rafael Carrera, Desnudo masculino y su Autorretrato. También hay localizados dos retratos; uno femenino en la Casa Popenoe y otro masculino en la colección Monesco. 

Junto al nicaragüense Fernando Caldera fundó un taller litográfico en donde se ilustró, en 1875, Un viaje al otro mundo pasando por otras partes, del literato José Milla. El establecimiento del fotógrafo y corresponsal de prensa William Buchanan pasaría a sus manos. Allí, según el Diccionario Enciclopédico de Guatemala, fabricaría “papel sensible para fotografía”.

La Historia General de Guatemala indica que “hacia 1870 se lista a Salvatierra como el primer fotógrafo en utilizar formatos de grandes dimensiones”, resultado que supone una línea de búsqueda y encuentros que, en aquel momento, pudo haber sido tendencia y que otros iniciados también exploraron con sus propios aciertos.  Murió a los 44 años.

Guillermo Monsanto
Seguir leyendo

Gobierno de Guatemala

Enlaces Importantes

Directorio

  • Dirección General: Silvia Lanuza
  • Coordinación de Redacción: Katheryn Ibarra
  • Editores: Jose Pelico, Erick Campos y Carlos Ajanel
  • Editora Web: Magaly Alvarado
  • Webmaster: Juan Pablo Ortiz
  • Deportes: Max Pérez

más temas

©2022 Diario de Centro América - Todos los derechos reservados.