La academia y aportes al desarrollo

Por: Isabel Gutiérrez

Desde 1946, decenas de profesionales guatemaltecos hanemprendido un viaje al exterior, con el fin de fortalecer sus capacidades y cursar estudios de posgrado en el CATIE (Centro Agronómico Tropical de Investigación y Enseñanza), una universidad internacional ubicada en Costa Rica, con más de 70 años de trayectoria, reconocida por la alta calidad educativa.

Este viaje no solo les ha permitido obtener un título de maestría internacional y ser profesionales mejor preparados para ser agentes de cambio, con las herramientas y las capacidades para enfrentar los desafíos del desarrollo rural sostenible, con la firme convicción de trabajar por las poblaciones más vulnerables de su país en temas como agricultura, ganadería sostenible, conservación del medioambiente, cambio climático y manejo del recurso hídrico, entre otros; también les ha permitido desempeñarse en posiciones de liderazgo en instituciones académicas, de investigación, en el sector público y privado del país.

En el mundo se estima que solamente el 1 % de la población posee estudios de posgrado y es este porcentaje de población el que tiene en sus manos la toma de decisiones más importantes. UNESCO (2017) en su documento “Relevamiento de la Investigación y la Innovación en la República de Guatemala” señala que “Guatemala tiene un número muy reducido de investigadores, siendo su principal limitación el exiguo número de titulados de grado y posgrado que se gradúa anualmente, tanto en ciencias exactas y naturales como en ingeniería y tecnología”.

En ese contexto es necesaria la formación de posgrado de más profesionales guatemaltecos, de manera que se aumente ese porcentaje y puedan contribuir en hacer de Guatemala un país con mayor capacidad para resistir y adaptarse al entorno cambiante y adverso que enfrentamos ante las inquietantes condiciones climáticas y ambientales, económicas y sociales.

El paso de jóvenes profesionales por esta noble casa de enseñanza les ha marcado por el resto de sus vidas.

Además de sus títulos de posgrado, de su experiencia en el CATIE, se llevan la impronta de la misión, la visión y, sobre todo, de nuestros valores y aspiraciones, expresados en el respeto y la celebración por la diversidad, la promoción de la igualdad y equidad de género y la inclusión de grupos que han estado históricamente marginalizados, invisibilizados y excluidos; en el fomento de liderazgos transformadores para que, de manera holística, integral, inter y transdisciplinaria logremos contribuir a alcanzar un bienestar humano sostenible e inclusivo.

Colaborador DCA