Kuchuj ante la calamidad

No es casual que en 2015 es “Guatemala, calificada como el país más solidario de América Latina’’, y en el puesto 16 a nivel mundial según Posted By: Ediciones América Latina, CAF Charities Aid Foundation, Generosidad, Guatemala, Solidaridad. Por lo que Kuchuj, en idioma indígena significa (solidaridad y apoyo mutuo), práctica ancestral que las distintas comunidades rurales han construido como mecanismo de sobrevivencia, que les ha brindado por siglos cohesión social y hermandad, les ha proporcionado seguridad.

En varias comunidades rurales se mantiene el kuchuj en algunos acontecimientos la práctica se activa, cuando alguien fallece o en los matrimonios, el apoyo es incondicional a sus deudos o a los festejados, en dinero o recursos y logística, como también en los trabajos comunitarios y el voluntariado expresado en comités locales, cofradías, alcaldías indígenas y auxiliares, como también la práctica común para dar mantenimiento del ornato en lugares públicos y caminos vecinales. Por la erupción del volcán de Fuego se confirma el reconocimiento mundial a nuestro país, donde se desbordan las muestras de solidaridad y apoyo sin condiciones, sin banderas políticas, sin diferencias de clases sociales o de adscripción étnica ante esta catástrofe se rompen las diferencias entre lo urbano y lo rural.

Por lo que es conveniente mantener este espíritu de solidaridad, para sacar adelante a nuestro país y mostrarle al mundo que nos mantenemos en pie ante cualquier adversidad y ante futuras tragedias, debemos estar preparados, promover urgentemente un programa permanente de prevención y gestión de riesgos ante desastres naturales desde el nivel primario hasta la universidad, porque para el presente y futuro el cambio climático nos alerta. Como también es justo el reconocimiento de tantos héroes anónimos de entidades públicas encargadas de servicio, de emergencias y salud, como también el apoyo espontaneo de entidades privadas y personas solidarias que personalmente, de forma voluntaria, están colaborando ante esta tragedia, que quizás, no conoceremos sus nombres, pero de parte de todos los que cohabitamos Guatemala de las diferentes culturas y credos religiosos, infinitas gracias y un fraternal y solidario saludo porque hoy por ti, mañana por mí.

Pedro Bal Cumes