HECHOS CON EL MISMO MOLDE

Un tema que suele irritar a los aficionados a los cómics es cuando un personaje se parece demasiado a otro. Ya anteriormente en este espacio mencionamos el caso de Superman  vs. el Capitán Marvel, pero si bien este es uno de los más sonados, es tan solo uno de los muchos casos de copia que se han dado en el mundo de los cómics.

Otro caso que suele resonar frecuentemente es que el muy popular Thanos (creado por Jim Starlin), villano principal del Universo Cinematográfico Marvel, es una copia descarada de Darkseid (concebido por Jack Kirby), la malvada y poderosa deidad perteneciente a su competidor DC Comics.

Similar es la historia de Deadpool, el desquiciado, parlanchín e indestructible mercenario creado por Rob Liefeld para Marvel y que se parece demasiado a Deathstroke the Terminator, el  mercenario engendrado por Marv Wolfman y George Perez para DC. El colmo es que los personajes se llaman casi igual: Wade Wilson y Slade Wilson, respectivamente.

Lo mismo se puede decir de muchos otros. Elongated Man, Plastic Man y Mr. Fantastic son personajes elásticos; Hawkeye y Green Arrow son arqueros; Aquaman y Namor son poderosos reyes de Atlantis, Ultron y Brainiac son ultracomputadoras malévolas. Y podríamos seguir así ad infinitum.

La similitud de tantos personajes no es coincidencia. Por lo general, las editoriales de cómics, enfrascadas en una eterna rivalidad, estaban atentas a los movimientos de la competencia. Si veían que una figura ajena se volvía muy popular, al poco tiempo procuraban tener una versión similar propia. Por supuesto, después de la prolongada y costosa debacle legal del caso Capitán Marvel/Superman, los empresarios se cuidaron de que sus personajes copiaran solo lo necesario para ser similares, sin ser demandados.

Sin embargo, no todas las copias han sido de mala fe. A veces se trata simplemente de que los creadores de los nuevos personajes se han inspirado en las mismas fuentes, y por eso han producido resultados similares. Según Austin Kleon, autor del libro Steal Like An Artist, no se trata de calcar directamente. La forma “correcta” de copiar es tomando partes muy pequeñas de múltiples fuentes, pero retrabajándolas y transformándolas en algo nuevo.

El cineasta Kirby Ferguson, autor del documental Everything is a Remix, dice que la originalidad absoluta es imposible. Nadie trabaja en un vacío, y cualquier creador necesita empezar desde alguna parte, lo cual implica obligadamente copiar de lo que ya existe. Esto aplica para la música, el cine, y, por supuesto, para los cómics.

Alejandro Alonzo