Golpes de 24 quilates

Los peteneros de San Benito, Juan Reyes y Léster Martínez, lograron ayer para Guatemala las preseas doradas 18 y 19 en los Juegos Centroamericanos y del Caribe en boxeo, en combates en los que ninguno figuraba como favorito, y que se realizaron en el Jumbo Country Club, de Barranquilla, Colombia.

Reyes, en la categoría de 56 kilogramos, se midió con el héroe local Jhon Martínez, en un pugilato a 3 episodios, con el apoyo de la parcialidad colombiana, pero con la gallardía del guatemalteco que supo imponer sus golpes.

La decisión de los jueces fue dividida (3-2), aunque favoreció al chapín, quien recibió el reconocimiento de la afición cafetera, que supo valorar su coraje dentro del cuadrilátero. Minutos más tarde llegó el turno de Martínez, en los 75 kg, pelea en la cual enfrentó al campeón defensor, monarca olímpico y medallista de oro en Río 2016, el cubano Arlen López, quien desde el campanazo inicial quiso imponer sus condiciones.

Martínez no renunció al ataque y sorprendió al rival, que no se esperaba la decisión del nacional para ir a buscar el triunfo. Al final de los 3 asaltos, los jueces se inclinaron por el guatemalteco en una nueva decisión dividida (3-2), y el grito de ¡Guatemala! se escuchó con fuerza en el escenario.

El último registro en el boxeo guatemalteco con medallas de oro en Juegos Centroamericanos y del Caribe se remonta a 1950, cuando el país organizó las justas. Entonces, Carlos Serrano, en 51 kg, y José Colón, en 54, se acreditaron los triunfos.

Max S. Pérez