Gobierno honra a más de 850 adultos mayores

No menos de 850 personas, de 65 años o más, formarán parte del grupo de beneficiarios del Programa de Aporte Económico del Adulto Mayor (PAM) del Ministerio de Trabajo y Previsión Social (Mintrab). Con ellos, suman no menos de 180 mil adultos en el territorio nacional que, por medio de dicha contribución, podrán cubrir parte de sus necesidades básicas.

La primera dama, Patricia Marroquín de Morales, quien participó en la entrega simbólica de los aportes, expresó su admiración a las personas de la tercera dedad, por su sabiduría, experiencia y por ser la memoria histórica viva del país.

Además, por ser los responsables de educar e inculcar valores a las siguientes generaciones.

Por un trato digno

“El Gobierno de Guatemala promueve la construcción de una sociedad más humana, inclusiva y sin discriminación. Estamos trabajando para darles un trato digno y diferenciado”, dijo Marroquín.

Además, resaltó que el PAM se complementa con los esfuerzos que realizan desde la Secretaría de Obras Sociales de la Esposa del Presidente (SOSEP), por medio del programa Mis Años Dorados, mediante el cual se han abierto centros para la atención integral de personas de avanzada edad en el marco del funcionamiento del Comité Nacional para la Protección a la Vejez.

Víctimas de la tragedia

Leticia Teleguario, titular del Mintrab, indicó que del total de los nuevos ingresos, 150 de ellos son víctimas de la tragedia causada por el volcán de Fuego, y son originarios de municipios de Sacatepéquez, San Pedro Yepocapa y Acatenango, ambos de Chimaltenango y Escuintla.

También reiteró su compromiso de realizar una administración trasparente y eficiente para atender a los beneficiados, quienes no reciben ningún aporte económico de organización o institución del sector público o privado.

Carlos Linares, representante de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), resaltó que las acciones realizadas muestran un avance importante en la cobertura de la seguridad social del país, siendo este un elemento esencial para lograr un desarrollo inclusivo.

Patricia González