Gobierno analiza decretar estado de calamidad

El Gobierno permanece en alerta por el impacto de las lluvias, que han dejado muertes y causado destrucción en la infraestructura vial, de acuerdo con un informe presentado ayer por la Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres (Conred) al presidente Jimmy Morales y al vicemandatario Jafeth Cabrera.

Para atender las emergencias causadas por el temporal, las cuales son similares a los efectos de la tormenta Agatha en 2010, se analiza decretar estado de calamidad pública; medida que se evalúa desde el fin de semana, para proteger la vida de los guatemaltecos, indicó Morales.

El mandatario dijo que están en estado de vulnerabilidad a 13 de los 22 departamentos, en especial en la Costa Sur, el altiplano y el oriente. Según la Conred, las lluvias han afectado a 320 mil 507 personas.

Desarrollo

La destrucción de la infraestructura vial, que impide el libre tránsito para el comercio, preocupa al Gobierno, pues se ve incapacitado en ejecutar los recursos debido a las leyes que obligan a hacer licitaciones para recuperar las carreteras.

El gobernante insistió en que una de las demandas de la población es la recuperación de las rutas, y recordó que en julio se intentó decretar el estado de calamidad, pero el Congreso desaprobó la iniciativa.

Transparencia

Morales expresó que se buscarán las opciones basadas en ley para adquirir bienes y servicios, por lo cual se ha invitado a la Procuraduría General de la Nación y la Contraloría General de Cuentas, para que todo se haga con transparencia.

El director del Instituto Nacional de Sismología, Vulcanología, Meteorología e Hidrología, Eddy Sánchez, advirtió que se temen más derrumbes por la saturación de la tierra, pues las condiciones climáticas tienden a empeorar en los próximos días, lo cual preocupa, ya que nuestro país es uno de los más vulnerables a los efectos del cambio climático.

Las medidas de prevención adoptadas han logrado que el número de fallecidos por derrumbes e inundaciones no supere los 26, de acuerdo con la Conred.

Hasta ahora, 3 carreteras han sido destruidas y 115 afectadas. También 15 puentes han colapsado y 24 están dañados. Además, 609 escuelas han sufrido alguna afectación, mientras que 4 mil 152 viviendas han tenido daños entre leves, moderados y severos, y 310 están en riesgo.

Luis Carrillo