Fortalecen lucha contra el contrabando

El ingreso de mercaderías al margen de la ley, es una práctica relacionada con grupos crimininales que buscan burlar a las autoridades por medio de subvaluación de sus productos y mercancías, y el contrabando con que lo consiguen merma los ingresos impositivos del Estado.

Frente a esto se han creado normas y leyes que marcan las reglas del juego para las importaciones, una de estas es la Ley de Aduanas creada por medio del Decreto 14-2013, que constituye un intrumento “para desarrollar y sistematizar las normas aduaneras en materia de infracciones administrativas(…), para facilitar la gestión del Servicio Aduanero Nacional”.

Otro instrumento para el orden aduanero lo constituye el Código Aduanero Uniforme Centroamericano (CAUCA), que establece una legislación aduanera básica para los Estados que conforman el Mercado Común Centroamericano y el Convenio sobre Régimen Arancelario y Aduanero Centroamericano.

La Superintendencia de Administración Tributaria (SAT), en su informe que rindió ayer, dio a conocer que el Estado ha incautado mercadería por  no menos de 30 millones de quetzales, y calcula que se ha dejado de percibir impuestos por un total de 13 millones de quetzales. Dicho reporte lo presentaron autoridades de la SAT, en el marco del Primer Congreso contra la Defraudación y Contrabando Aduanero.

Es importante hacer valer las leyes de aduanas y controlar el ingreso y salida de mercancías, pues estos movimientos representan fondos para el Estado y, además, el contrabando genera competencia desleal que desincentiva a los comerciantes guatemaltecos que sí cumplen con las normas y leyes establecidas.

Para hacer comparaciones de lo efectivo de la lucha contra el contrabando y la defraudación, en lo que va del presente año, el valor de las mercancías incautadas alcanza los 30.9 millones de quetzales, y el total de estas acciones, en 2017,  sumó 12.7 millones de quetzales, según se pudo apreciar en la exposición que la SAT hizo en el citado Congreso.

En los planes de la SAT está continuar con “el análisis, supervisión, fiscalización, verificación, investigación y evaluación del cumplimiento y aplicación de las leyes relacionadas con el Servicio Aduanero, que debe ser permanente, previo, inmediato y posterior al ingreso de las mercancías”, como lo indica el CAUCA.

Redacción DCA