Expertos latinoamericanos debaten en Guatemala sobre concesiones forestales

Expertos latinoamericanos continúan debatiendo hoy en el país sobre los logros, avances y retos que han supuesto las concesiones forestales en la región.

En esta cita, organizada por la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) en el departamento de Petén, representantes estatales e independientes, así como miembros de organizaciones comunitarias, analizan este modelo de aprovechamiento sostenible de los bosques productivos que buscan preservar su riqueza y evitar daños al ecosistema, involucrando a distintos actores.

En Guatemala, la mayor parte de las concesiones forestales de manejo sostenible se encuentran en la Reserva Biósfera Maya, ubicada en  Petén, y totalizan unas 371 mil 375 hectáreas divididas en las 10 concesiones vigentes.

Ahí actúan conjuntamente Acofop (la Asociación de Comunidades Forestales de Petén) y el Conap (Consejos de las Áreas Protegidas), que se unieron desde el principio con la meta de proteger la Reserva Biósfera Maya de los desastres de la deforestación, de la cacería ilegal y también del saqueo de los recursos naturales y arqueológico.

Objetivo del encuentro en Petén

En este sentido, el investigador Fernando Carrera, que representa a Guatemala en esta cita, no dudó en recordar el objetivo que vincula a estas dos organizaciones: “Promover el uso sostenible de los recursos terrestres. Eso es la meta”.

En sus palabras, Guatemala está muy orgulloso de sus avances y de los desarrollos de sus proyectos, pues “las concesiones forestales en Guatemala han sobrepasado las expectativas que motivaron su otorgamiento”.

Experiencia peruana

Por su parte, un experto peruano lamentó el poco interés de su Gobierno para atender la protección del bosque frente a otros problemas como el narcotráfico, la corrupción y la economía ilegal.

Eric Fischer, de la asociación de exportadores ADEX, dijo que la actividad forestal no es la  más desarrollada en el país, y agregó que “desafortunadamente no aporta más del 1.1 por ciento del PIB” peruano.

Explicó que su país “no es un gran exportador de madera” y que el año pasado “tan solo exportó 219 millones de hectáreas” de madera tropical, debido a que la tala de árboles es una actividad difícil de realizar y difícil de aprovechar.

Perú es un país que posee una cobertura vegetal densa, puesto que el 61 por ciento de su territorio es parte de la Amazonia, lo que lo coloca en la quinta posición en el listado de los países con mayor presencia de bosques primarios.

 

*Con información de ACAN-EFE.

Berta Abrego