Exoneración aporta a la recaudación

La Superintendencia de Administración Tributaria (SAT) recaudó Q1 mil 88.32 millones, del 20 de mayo al 19 de agosto, por concepto de la exoneración de multas, intereses y recargos sobre impuestos anteriores al 1 de enero de 2017, aprobada  mediante el Acuerdo Gubernativo 82-2017.

Francisco Solórzano Foppa, titular de la SAT, explicó que durante ese período 260 mil 581 contribuyentes fueron beneficiados; de esa cifra, el 64.8 por ciento corresponde a la categoría de pequeños, el 14.9 a especiales medianos y el 20.2 por ciento a especiales grandes.

“El 63.2 por ciento de lo cobrado corresponde a casos que no tenían procesos jurídicos y el 36.8 a quienes sí tenían; por lo tanto, esto ratifica los pronósticos de que esta exoneración iba dirigida a pequeños contribuyentes y no necesariamente a beneficiar a los grandes”, subrayó.

En ese sentido, Abelardo Medina, economista del Instituto Centroamericano de Estudios Fiscales, opinó que aunque la amnistía ha sido aprovechada por los morosos, lo que se debe garantizar es que esas personas sigan pagando de manera regular todos los meses.

La medida, que perderá vigencia el 19 de este mes, también propició la suscripción de mil 397 convenios de pago, equivalentes a Q335.19 millones, y la renegociación de mil 832, por un monto de Q29.99 millones.

“Q159.66 millones están pactados para que se paguen en lo que resta de 2017, eso nos permitiría cerrar con una recaudación de no menos de Q1 mil 248 millones”, expresó el funcionario. Este monto supera los Q705.7 millones que obtuvo el Fisco en la exoneración de 2011, la más alta entre 2011, 2013 y 2014, cuando se aplicaron medidas similares.

Meta a agosto

Lo captado por medio del Acuerdo Gubernativo forma parte de los Q38 mil 66.6 millones que el Fisco recibió por el pago de impuestos al 31 de agosto. Esta cantidad, equivale a una ejecución del 98.1 por ciento respecto de los Q38 mil 794.4 millones, que tenía como meta.

En el acumulado, el Impuesto Sobre la Renta, que significó Q11 mil 474.1 millones, fue el que tuvo el mejor cumplimiento, con el 105.1 por ciento, mientras que la menor ejecución provino del Impuesto Sobre Tabaco y sus productos, con un 85.2 por ciento.

De esa cuenta, la brecha fiscal se ubicó en Q727.9 millones; de ese cifra, casi Q400 millones corresponden al efecto del tipo de cambio, según Solórzano Foppa.

Brenda Jiguan