Erick Menchú sigue su Cauce

La simplicidad, la monocromía y el minimalismo son los elementos que definieron Cauce,
la pieza con la que Erick Menchú triunfó en Guatemala Revive, el concurso de arte mural convocado por Centro Vivo. El artista vestirá el lado oeste del edificio, que una vez fuera el Hotel Ritz, con una obra cuya
inauguración está prevista para noviembre. Mientras ese momento llega, el grabador comparte más detalles de este trabajo.

Al detalle

Cauce emula un dibujo sobre una hoja de papel, es decir, tendrá poca ilustración y diversas áreas en blanco. Erick Menchú explica que será un mural hecho en metal y acabado mate, ensamblado con pernos, ubicado un espacio de no menos de 194 metros
cuadrados.

Cada uno de los módulos que componen el diseño, añade el guatemalteco, tendrá distintos niveles de separación. Todo con el fin de expandir y magnificar el juego de luces y sombras que proyectará en el día, gracias al Sol; y en la noche, a la iluminación artificial.

En el concepto de la obra se manifiesta la idea de un reloj-calendario de Sol que, por estar orientado hacia el oeste, recibirá la luz de este astro al atardecer. Aunque, la representación principal son dos árboles de distintas alturas, que producirán toda una gama de sombras durante la tarde y en las diferentes épocas del año.

El transcurso natural de las cosas

Menchú describe Cauce como “la manera elegante en que la naturaleza y el hombre resuelven el transcurso de todas las cosas”. Por eso, su creación también se interpreta como el flujo de las principales vías de la ciudad, a la vez que evoca el sistema nervioso y
circulatorio del ser humano.

Acerca del proyecto, del que se encargará la constructora Modus Vivendi, su autor dice que es “una gran responsabilidad”, por tratarse de una obra pública de tal magnitud. Asimismo, recuerda la emoción que sintió al coronarse ganador, pues lo llena de satisfacción saber que su trabajo estará en un
lugar tan emblemático.

Stephany López