En el mejor momento diplomático

Es un país pequeño, pero grande en corazón y memoria. Si usted no tiene la idea del tamaño que tiene, le diremos que su extensión es de 22 mil 145 kilómetros cuadrados, es decir, del tamaño de El Salvador y cinco veces más pequeño que Guatemala. Su población es de aproximadamente 9 millones de habitantes. Un país joven, pero con una historia milenaria, con patriarcas como Abraham, Isaac, Jacobo y el Rey David. Su historia de independencia tiene 70 años, pero encontró en Guatemala, el primer país de América Latina en apoyar la decisión para que se creara, a través de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), el Estado de Israel.

Sus noticias datan desde hace 4 mil años, pero 2 mil años después sus pobladores salieron al exilio, debido a los romanos, por lo que vivieron la diáspora durante casi 20 siglos, en más de 100 países del mundo.

A finales del año pasado, el 24 de diciembre, el presidente Jimmy Morales, tomó otra decisión histórica importante para el pueblo de Israel, y fue la de trasladar la Embajada de Guatemala a Jerusalén, hecho que, en definitiva, fortalece las relaciones de amistad entre ambas naciones. Ante esto, el excelentísimo embajador de Israel en Guatemala, Mattanya Cohen, expresa que la decisión del mandatario Morales es justa, ya que Jerusalén es desde hace 3 mil años la capital del pueblo judío. Por diversas razones la comunidad internacional decidió ubicar sus embajadas en Tel Aviv, que es una ciudad importante, pero no es la capital. Además de justa, el embajador Cohen señala que también es valiente, pues se apoyó apenas dos semanas después de que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump ordenara trasladar su Embajada.

Por otro lado, el diplomático expresa en la entrevista que presentamos hoy, que ambos países nos encontramos en el mejor punto de las relaciones diplomáticas de los últimos 70 años. Sin lugar a dudas es increíble que la historia volvió a poner a Guatemala, como el primer país de Latinoamérica en apoyar a Israel.

Redacción DCA