El vestido negro es protagonista de subasta en París

No menos de 140 vestidos negros diseñados por los grandes creadores entre 1920 y los 2000 serán subastados el 3 de octubre en París, Francia, para celebrar la intemporalidad de esta elegante prenda femenina.

Los vestidos, subastados por la casa Sotheby’s, proceden de la colección personal del francés Didier Ludot, anticuario de la moda y especialista de esta pieza, consagrada por Gabrielle Chanel en 1926.

Las estimaciones oscilan entre €500 y €5 mil euros (Q4 mil 376.1 y Q43 mil 761). “El vestido negro es mucho más que una prenda. Es el símbolo del chic parisino, un modelo absoluto de refinamiento, una armadura sensual en la que se deslizan generaciones de mujeres”, explicó Didier Ludot.

Las prendas a la venta, en colaboración con la casa Kerry Taylor Auctions, fueron creadas entre 1921 y 2010 por los diseñadores más célebres como Chanel, Marc Vaughan, Christian Dior, Jean Patou, Balenciaga, Yves Saint Laurent, Pierre Balmain, Yohji Yamamoto y Alexander McQueen.

Entre los lotes más antiguos, destaca una creación de Givenchy en satén duquesa (1956-1957), estimada entre €1 mil 800 y €2 mil 500 (Q15 mil 758.3 y Q21 mil 886.6), y un vestido cóctel en faya de seda de Christian Dior por Yves Saint Laurent (1960-1961), valorado entre €1 mil 200 y €1 mil 500 euros (Q10 mil 505.5 y Q13 mil 131.9).

De los años 1950-1960, resalta una prenda en muselina de seda de Chanel, idéntica a la que llevó Deplhine Seyrig en la película L’Année dernière à Marienbad (Alain Resnais) y estimada entre €2 mil 500 y €3 mil (Q21 mil 886.6 y Q26 mil 263.9). También un elegante vestido de Balenciaga, con bordados en forma de claveles valorizado en €3 mil y €5 mil (Q26 mil 263.9  y Q43 mil 773.2)

Sotheby’s ya organizó en julio de 2015 una primera venta de 150 prendas de la colección de Ludot.

*AFP

Stephany López