Comunícate con nosotros al 1590

OPINIÓN

El precio de la felicidad

Se basa en la autorrealización adquirida mediante el ejercicio de la virtud; camino, que no permite atajos.

Publicado

-

 

Se basa en la autorrealización adquirida mediante el ejercicio de la virtud; camino, que no permite atajos.

Todo hombre y toda mujer aspira por naturaleza a ser feliz; es algo específico del ser humano. Esta aspiración se frustra cuando

se confunde la felicidad con lo que no lo es; también cuando la buscamos de forma ansiosa. Hoy existe una tendencia a perseguir una felicidad utilitarista, entendida solo como placer sensible y como satisfacción inmediata. Decía Aristóteles que la felicidad no está en lo efímero (las cosas y los placeres sensibles), sino en la vida honesta, conforme a la virtud; por eso aconsejaba vivir y obrar bien (eudaimonía), lo que incluía llevar una vida austera.

La felicidad incluye cierto grado de placer y de bienestar material, pero no son, por sí mismos, fuente de felicidad. La felicidad es una realidad espiritual; por eso ningún materialismo ha podido hacer feliz al hombre, incluido el consumismo. En la actual “civilización de las cosas” se pretende comprar y vender felicidad como si fuera un producto más de la sociedad de consumo.

Se está extendiendo la costumbre de comprar el último objeto fabricado con una fe ciega de que nos ayudará a vivir y sentirnos mejor: sillones para relajarse, almohadas para dormir de un tirón, cinturones para adelgazar, etcétera. No se trata necesariamente de compradores compulsivos, sino de personas que se sienten impulsadas a llenar algún vacío interior; asocian ciertas compras superfluas con su falta de autoestima y de identidad y se aferran a ellas como a tablas de salvación. Sean o no conscientes de ello, intentan comprar la felicidad. Pero ese planteamiento no funciona: tras comprar el último y más caro artilugio del mercado se sienten bien consigo mismos, pero cuando descubren que se están midiendo en relación con lo que han comprado y no por lo que son, desciende su autoestima, lo que les mueve a comprar una nueva cosa. No les resultará fácil escapar de ese círculo vicioso.

La cuestión de si el dinero da o no da la felicidad está siendo muy debatida. Un estudio, realizado por The University of British Columbia concluye que el dinero no da la felicidad; solo es una ayuda psicológica para sentirse menos triste y desgraciado en el día a día. Para B. Villaseca, “el dinero puede proporcionarnos un estilo de vida muy cómodo y placentero, así como una falsa sensación de seguridad, pero no puede comprar nuestra felicidad. Porque nuestro bienestar emocional no depende de lo que hacemos ni de lo que tenemos, sino de quiénes somos y de cómo nos sentimos”.

Existen también personas a favor de que con más dinero podemos comprar más felicidad, sin ser conscientes de que están confundiendo la felicidad con el bienestar material. Esas personas creen en la existencia del supuesto binomio: “dinero-felicidad”. Esas dos realidades no pueden ser dependientes la una de la otra. Un buen ejemplo es el de quienes tras tocarles la lotería exteriorizan su alegría de forma desmesurada: asocian el dinero con la felicidad. Para evitar falsas ilusiones, deben conocer la tesis de Aristóteles: la felicidad humana se basa en la autorrealización adquirida mediante el ejercicio de la virtud. En ese laborioso y permanente proceso no caben atajos.

Seguir leyendo

DEPORTES

Hegemonía insana

Publicado

-

En los años recientes se ha demostrado que el futbol es para los poderosos. Los verdaderos dueños de la pelota son los que tienen el poder adquisitivo para llevarse a los mejores futbolistas y pueden armar superequipos para dominar a placer sus ligas domésticas y siempre aparecen en la escena del concierto internacional.

Así, no es casualidad que la Juventus haya impuesto un récord de más títulos consecutivos (8) en la Serie A italiana, pues cada año incorpora a futbolistas importantes, el más reciente, Cristiano Ronaldo, quien en su primer año logró el primer Scudetto.

En la Bundesliga alemana, el Bayern Munich ha logrado seis títulos consecutivos y aunque este año encontró cierta oposición del Borussia Dortmund, se mantiene al frente por un punto y parece que se levantará el séptimo platón consecutivo.

El Paris Saint-Germain, con el título que obtuvo el fin de semana, ha ganado 5 de los 6 recientes campeonatos de la Liga 1 de Francia. Solamente el éxito del Mónaco, el año pasado, impidió que la racha fuera más prolongada.

La Liga española no es solo de un dueño, sino de dos, si tomamos en cuenta la rivalidad que existe entre el Barcelona y el Real Madrid; sin embargo, de los recientes 10 torneos el cuadro catalán ha conquistado 6 y está a nada de lograr el séptimo, con 2 títulos merengues y 1 del Atlético de Madrid en el medio.

La gran diferencia la hace la Liga Premier de Inglaterra, donde los equipos se alternan la corona y no hay un dominante. Desde 2010 el Chelsea ha ganado 3 cetros, mismos que el Manchester City, 2 tiene el Manchester United y 1 el Leicester. Este año la pelea es cerrada entre el City y el Liverpool, por lo que podría darse un cambio en el mando. Aquí se preocuparon por hacer mucho más equitativa la distribución de ingresos por los derechos de transmisión y los equipos pueden ser más nivelados. Si le queda alguna duda, observe que los ingleses metieron a sus 4 equipos hasta los cuartos de final de la Liga de Campeones y 2 de estos alcanzaron las semifinales.

Pienso que ese modelo debería de ponerse en práctica
en todos los países para que las ligas sean más competitivas.

Max S. Pérez
Seguir leyendo

DEPORTES

Las bondades del deporte

Publicado

-

Empezaré por decir que Deportemas es una palabra compuesta, que lleva implícito el concepto: temas deportivos, porque eso es lo que voy a hacer, llevar diversidad de temas relacionados con este bello quehacer humano que se llama deporte.

Sin embargo, diré que no es fácil definir qué es deporte; el Diccionario de la Real Academia Española define “deporte” como recreación, pasatiempo, generalmente al aire libre.

He de decir que los que practican alguna disciplina deportiva saben que hay motivaciones no declaradas, un oculto espíritu que impulsa al hombre a practicarlo, pero en forma acentuada a los que lo hacen en afán competitivo.

Ese espíritu los lleva a romper marcas, a mejorar tiempos y alcanzar metas cada vez más altas. Cuando el atleta descubre su verdero potencial, se impone a sus propios objetivos, que pueden ser ganar un campeonato nacional, centroamericano, panamericano y, por qué no, una medalla olímpica.

Para dar a todos los atletas oportunidad de realizar sus sueños, los organismos rectores apoyan a sus deportistas y organizan una serie de competencias que abren todo un abanico de posibilidades a la juventud chapina,  para superarse y convertirse en héroes del deporte guatemalteco.

Para citar algunos ejemplos: Erick Bernabé Barrondo, un joven provinciano que se esforzó por lograr sus metas, las cuales alcanzó con creces en la modalidad de marcha atlética dentro de la disciplina del atletismo, logrando una flamante medalla olímpica de segundo lugar para su país, y orgullo nuestro.

Otro de los grandes es Jorge Vega, quien en gimnasia rítmica ha sentado sus reales a nivel mundial, codeándose con los más destacados. Juan Maegli, en navegación a vela; Lester Martínez, en boxeo; José Rolando de León, en la modalidad de bench press de levantamiento de pesas, entre otros, son el testimonio vivo de Las bondades del deporte.   

  • Por Enrique Bremermann
Redacción DCA
Seguir leyendo

EDITORIALES

Un mejor camino hacia occidente

Publicado

-

En poco tiempo habrá nuevo camino, aseguran las autoridades cuando hablan del paso por la cabecera departamental de Chimaltenango, que ha resultado ser una prueba de paciencia para los conductores y un calvario para quienes viajan en transporte colectivo o de carga.

Después de salvar obstáculos administrativos, presupuestarios y climáticos, el paso por Chimaltenango será expedito con el libramiento que evitará atravesar la población, lo cual redundará beneficiosamente en el comercio y turismo que viaja hacia el occidente del país.

Un tramo de más de 15 kilómetros circundará a la población de esa cabecera, conectando al municipio de El Tejar con el de Zaragoza, con una vía libre de dos carriles por vía, lo cual permitirá que el flujo de aproximadamente 30 mil vehículos diarios pasen en cuestión de minutos de un punto al otro, reduciendo de este modo el tiempo de paso de hasta 2 horas.

La libertad de locomoción es más que el permiso de ir de un lado a otro: también es contar con las posibilidades y medios de transportarse, y para ello se necesita de una buena infraestructura que apoye esa libertad de llevar o traer mercadería, personas, o bien para llevar servicios.

El Gobierno del presidente Jimmy Morales, por medio del Ministerio de Comunicaciones, Infraestructura y Vivienda (CIV), ha hecho una inversión de poco más de 450 millones de quetzales en este tramo carretero, con el propósito de eliminar el atolladero en Chimaltenango que, hasta la fecha, retrasa la comunicación vial con el occidente.

Por su parte, las autoridades de turismo han manifestado su beneplácito por que esta vía sea de tránsito fluido, pues en aquella zona del país existen puntos turísticos de gran importancia como el lago de Atitlán y la ciudad neoclásica de Quetzaltenango, a donde acuden turistas internacionales atraidos por su cultura, tradiciones, paisajes y artesanías.

Esta nueva parte del camino que conduce hacia la frontera con México ahorrará, según cálculos del CIV, unas 45 mil horas diarias a los pilotos que van del centro del país hacia el occidente.

Redacción DCA
Seguir leyendo

Gobierno de Guatemala

Enlaces Importantes

Directorio

  • Director General: Pavel Arellano Arellano
  • Subdirector General Técnico: Rodrigo Carrillo
  • Nacionales: Jose Pelico y Elder Interiano
  • Artes: Priscilla León López
  • Deportes: Max Pérez
  • Web y redes sociales: Ronald Mendoza
  • Revista Viernes: Otoniel Martínez
  • Fotografía: Luis Echeverría
  • Diseño: Héctor Estrada

más temas

©2018 Diario de Centro América - Todos los derechos reservados.