Comunícate con nosotros al 1590

ARTES

El jinete sin cabeza

Avatar

Publicado

-

Guillermo Monsanto

Guillermo Monsanto 

[email protected]

Tengo muchos años de trabajar en el sector cultural y no encuentro justificación de ningún tipo para que, so pretexto de revindicar cualquier causa, se promueva la destrucción de los bienes de los chapines.  El 12 de octubre pudimos apreciar los alcances del odio.  Una turba, exacerbada por a saber quién, se encarnizó contra dos monumentos considerados patrimonio artístico de la nación.  

Somos una sociedad multicultural y plurilingüe que enfrenta muchos desafíos.  Llevar educación y desarrollo a la mayoría de las comunidades del interior es un reto en el que trabajan varias organizaciones y queda mucho por hacer.  La diversidad que conforma el complejo universo del guatemalteco requiere de un equilibro que conduzca al entendimiento de la nación y no a su división por medio del terrorismo.  Mismo que redunda, como respuesta inmediata, en la desconfianza entre y hacia diferentes
comunidades. 

El patrimonio artístico de la nación es de todos, e incluye desde Maximón hasta Cristóbal Colón y la Virgen del Rosario.

Me sorprendería que los entusiastas iconoclastas supieran qué era lo que estaban haciendo, que hubieran escuchado alguna vez hablar de Cristóbal Colón o de José María Reina-Barrios.  De hecho, en los centros urbanos más desarrollados, podríamos quedarnos sorprendidos del grado de desconocimiento que hay sobre aspectos históricos. ¿Qué es lo que sigue? ¿Quemar los libros de Historia o de cualquier ficción que hable sobre el descubrimiento de América?     

Es cierto que en el resto del continente está pasando lo mismo con otras estatuas, y que una nueva generación de ideólogos desean reescribir un encuentro que todos sabemos fue sangriento e injusto.  En nuestro caso, la riqueza de culturas que conforman nuestro todo podría jugar en contra.  Las redes sociales son un buen ejemplo de ello, ya que en algunos casos se sugería destruir las efigies de Atanasio Tzul y Tecún Umán, algo que sería impensable pero posible. ¿Esta es la confrontación que están buscando? ¿Quién gana y quién pierde con ello?

El sindicado por los hechos del 12 de octubre probablemente sea la víctima del evento.  Delincuente, pues sí lo es.  Literalmente lo agarraron con las manos en la masa.  Si vino por su libre albedrío, le va a costar caro el tour por las avenidas La Reforma y Las Américas.  En el caso que no fuera por su voluntad, como sugieren las diferentes plataformas, ¿se va a poder llegar al autor intelectual de este acto de odio?  Es difícil saberlo.  Nada justifica la destrucción de una pieza artística.  Llegó el momento de evolucionar. 

Colaborador DCA
Seguir leyendo

ARTES

Cuando ella escuchaba Don’t let me down

Avatar

Publicado

-

A finales de los años ochenta del siglo pasado encontré en mi casa un casete azul, con un “New York” escrito a mano en la etiqueta. A esa cinta la acompañaba un cuaderno de taquigrafía con algunos poemas y pensamientos, la mayoría en idioma inglés.

Por la letra, deduje que ambos objetos eran propiedad de mi madre. Ella vivió algunos meses con mi abuela en Nueva York, a principios de los años setenta. Eso sucedió un par de años antes de casarse con mi papá, ya de regreso en Guatemala, y de estrenarse conmigo como mamá. Dos vidas cercanas en un calendario, pero distantes en todo lo demás.

De los textos del cuaderno recuerdo poco, casi solo que mostraban un tono melancólico. Pero el casete era un misterio diferente. Su contenido se trataba de una selección de canciones de los artistas más escuchados en Nueva York durante esa época, pero resaltaba una: Don’t let me down del grupo The Beatles.

No solo estaba grabada dos veces en el casete (una en cada lado), sino que con los años noté que cada vez que ella escuchaba esa canción, su mente viajaba. ¿A dónde? Nunca estaré seguro, pero pienso que se iba a esos días que vivió en la ciudad de la Gran Manzana. 

“Mi madre fue una excelente beatle-fan”.

El lugar o espacio a donde sus pensamientos navegaban no es la única interrogación del caso. ¿Cómo grabó ella ese casete? ¿Alguien más creó el playlist y se lo regaló? ¿Por qué nunca me habló de esa canción?

Mi madre fue una excelente beatle-fan. La acreditaron como tal su colección de discos de acetato (incluidos EPs) y desprecio a Yoko Ono. Pero Don’t let me down, junto con varias canciones de los últimos discos de The Beatles, eran especiales para ella, aunque sigan resultando un acertijo para mí.

Así que, después de esta introducción, puedo decir que estoy de lo más entusiasmado por ver el documental The Beatles: Get Back, acerca de las últimas sesiones de grabación del cuarteto británico, junto con su última presentación en vivo, el legendario concierto en la azotea, en la calle Savile Row de Londres.

No sé si mi madre hubiera tenido la paciencia para ver un documental de ensayos de The Beatles en tres partes, y con la Yoko pegada a Lennon en la mayoría de escenas. En mi caso, estoy ansioso por revisarlo y recordar varios momentos que vivimos juntos con ella. Mientras tanto, le doy play a Don’t let me down, este insuperable himno a la vulnerabilidad que el amor puede generar.

David Lepe
Seguir leyendo

ARTES

Chichimarimba, ícono musical de Quiché

Avatar

Publicado

-

La Chichimarimba, de Chichicastenango, Quiché, fue fundada por Manuel Mateo Suar y Elvia Velásquez Pérez, en noviembre de 1999; por tal motivo, el 27 de noviembre celebra su 25 aniversario con un concierto en el hotel Mayan Inn, ubicado en la cabecera municipal, de 18:00 a 20:00. Se contará con todas las medidas de bioseguridad y no tiene ningún costo el ingreso.

Esta agrupación fue conocida por varios años como Marimba de Concierto de Chichicastenango; posteriormente adoptó el nombre como se le conoce hasta hoy, su repertorio es de música popular. El conjunto se ha presentado  en  distintos departamentos de Guatemala, y en Chiapas, México.

“Hasta la fecha hemos grabado 11 producciones, y los últimos proyectos lo denominamos ‘trenzas bailables’, porque lo dividimos entre 3 y 4 partes, similar al peinado de una mujer”, indicó Pedro Mateo, director de la marimba.

Leston Culajay
Seguir leyendo

ARTES

El canto popular de los universitarios vuelve a escena

Avatar

Publicado

-

El XLVI Festival Nacional de Estudiantinas y XII Festival Internacional, en su segunda edición virtual, cuenta con la participación de agrupaciones de Colombia, Puerto Rico, Panamá, Portugal, Bolivia, México y España. 

Grupos que se acompañan de diversos instrumentos musicales, ataviados con trajes de época que cubren con una capa, interpretan diverso repertorio de música popular. La Universidad de San Carlos de Guatemala (Usac), la Dirección General de Extensión Universitaria, el Centro Cultural Universitario y la Estudiantina de la Usac presentan el XLVI Festival Nacional de Estudiantinas y XII Festival Internacional, dedicado a los tunos (estudiantes que forman un conjunto musical de este género) fallecidos durante la pandemia: Natalia Sandoval, Roberto Urrutia, Juan Carlos Palacios, Kenneth Escobar, Carlos Diéguez y Saúl Carrillo. Se transmite por las redes sociales de la Estudiantina de la Usac, hasta el 28 de noviembre, de 19:30 a 20:15. 

Participantes 

  • Estudiantina de la Facultad de Agronomía, Usac 
  • Tuna de Colores 
  • Cuarentuna de la Ciudad de México 
  • Estudiantina Sagrado Corazón 
  • Estudiantina de la Universidad Federico Vallejo, Panamá.
  • Estudiantina Monteflor 
  • Estudiantina Cristo Rey 
  • Cuarentuna de Córdoba, España
  • Estudiantina de la Facultad de Ciencias Económicas, Usac 
  • Cuarentuna de Panamá
  • Rondalla Guatemala
  • Estudiantina Niño de Praga
  • Estudiantina de la Usac 
  • Tuna veterana da Portucalense, Portugal.
Marisol Vásquez
Seguir leyendo

Gobierno de Guatemala

Enlaces Importantes

Directorio

 

  • Dirección General: Silvia Lanuza
  • Coordinación: Francisco Chinchilla
  • Nacionales: Jose Pelico y Erick Campos
  •  Deportes: Max Pérez
  •  Cultura: Leston Culajay

más temas

©2021 Diario de Centro América - Todos los derechos reservados.