El Gobierno y Usac trabajan por el desarrollo

El Estado brinda la posibilidad de estudios superiores, por medio de la Universidad de San Carlos de Guatemala (Usac), a toda la población que cumpla con el mínimo de requisitos, como la escolaridad necesaria y la documentación requerida. Esto se consigna en el Decreto número 12, del 9 de noviembre de 1944, emitido por la Junta Revolucionaria de Gobierno, en el cual se otorga autonomía a la Usac.

A partir de 1954, cuando la facultad de Ciencias Jurídicas y Sociales abre los bufetes populares, en la ciudad y en varios departamentos, la Universidad se da a la tarea de atender a la población y, por medio del servicio, devolver un poco de lo que el Estado le otorga al estudiante sancarlista para hacerse profesional.

En 2016 se firma el convenio Usac-Epsum-Minfin, un modelo de fortalecimiento de la gestión pública por medio del Ejercicio Profesional Supervisado Multidisciplinario (Epsum), y con esto se abre una plataforma de vinculación social con el Estado, los gobiernos locales, los ciudadanos y con las políticas de Estado.

Para este año se espera que la segunda cohorte sea conformada por 274 estudiantes, que trabajarán en 73 comunidades priorizadas en el mapa nacional de pobreza, donde realizarán trabajos de acuerdo con sus profesiones y las necesidades que requieren ser atendidas con urgencia.

Entre 2016 y 2017, con este Convenio se atendió a 74 municipios de 9 departamentos, donde se benefició a 2 millones 285 mil habitantes.

La Secretaría de Planificación General de la Presidencia (Segeplan) subdivide las políticas en 11 temas, pero para la práctica de este convenio se enfoca en 8 temas: social, salud, educación, cultura, economía, recursos, poblaciones y seguridad.

Los futuros profesionales egresados de la Usac tendrán la oportunidad de ayudar a las comunidades más pobres del país, y en ellas conocer de cerca las necesidades de la población en cuanto a medicina, educación, ingeniería en todas su especialidades, derecho, economía, administración, arquitectura y agronomía, así como en antropología, nutrición y trabajo social, por mencionar algunas de las especialidades elegidas por los estudiantes.

Redacción DCA