Comunícate con nosotros al 1590

ARTES

El gentil arte de odiar a Luis Figo

Publicado

-

Rewind me

David Lepe

[email protected]

Me considero seguidor del FC Barcelona. En los noventa comenzó mi atracción hacia este equipo que, aunque representa a una ciudad de España, por ratos da la impresión que es la comunidad rechazada en ese país europeo.

Como desde hace más de 30 años no hay nada más guatemalteco que ser “Visca Barça” o “Hala Madrid”, recuerdo muy bien que los fines de semana no me perdía los partidos del Barcelona en La Liga. Criticaba con golpes bajos todo lo relacionado con el Real Madrid (“el Mandril” para los amigos) y defendía hasta lo indefendible del Barça (“el Farza” para los pesados).

Para completar una verdadera afición al Barça existen algunas ideas y emociones extras que se llevan en el corazón, como afirmar que Messi es el mejor del mundo (sabiendo que se le hubiera dificultado serlo sin Xavi o Iniesta como compañeros) o desear en secreto que Guardiola brille como entrenador en el Manchester City.

Pero existe un fenómeno que, aunque atrae dolor y rencor, también brinda una satisfacción única: Odiar a Luis Figo. Este jugador portugués era el capitán y líder del FC Barcelona, pero decidió interrumpir su contrato e irse a jugar al equipo archirrival, el Madrid. Y no solo eso, lo peor es que triunfó en el equipo blanco.

Este año, Netflix estrenó El caso Figo: El fichaje del siglo.

Antes del cambio de camisola, Figo era mi ídolo. Después de su salida del Barça, tachada como “traición” por muchos, lo odié. Es tanta la repulsión que aún le tengo que cada vez que veo una fotografía de él, lo insulto. Lo sé, nadie dijo que era un trabajo fácil ser aficionado de un equipo de futbol internacional.

He visto varios documentales de producciones españolas y británicas acerca de Figo y su salida del club blaugrana.

Este año, Netflix estrenó El caso Figo: El fichaje del siglo, un documental de dos horas de duración que, aunque aborda nuevamente este tema, tiene dos grandes ventajas: se centra en la contratación del jugador y entrevista a los principales protagonistas como presidentes de clubes, compañeros de equipo y agentes de futbolistas que más parecen personajes de The Sopranos.

Esta historia, que sentó las bases de los futuros fichajes de jugadores de futbol en Europa, incluye política, engaños, mentiras, triunfos y caídas. Me quedó la sensación de que uno de los objetivos de esta obra es que Figo, después de décadas de guardar silencio, por fin habla acerca del caso y comparte “su verdad”.

Al finalizar el documental, resulta imposible ignorar las preguntas: ¿Aplaudimos a quien tuvo éxito sin ser ético? ¿Felicitamos a quien ganó millones de euros basado en engaños? ¿Mi verdad puede ser la mentira de alguien más?

Mejor me quedo con el clásico de La Liga del 23 de noviembre de 2002 en el Camp Nou, cuando Figo jugó por primera vez en Barcelona ya como integrante del Real Madrid, evento en el cual grité insultos a la televisión cada vez que salía el portugués en la pantalla. “Ya estás asustando a nuestro perrito”, dijo mi mamá en esa ocasión.

No es que esté orgulloso de esto, pero como ya lo he mencionado, no es fácil ser seguidor de un equipo de futbol extranjero.

Lo que es sencillo es dominar el gentil arte de odiar a Figo. Sí, acompáñame, disfruta el documental de Netflix y después grita conmigo: “¡Figo traidor!”. ¿Ves? Nada complicado. Resulta hasta liberador.

Luis Figo fue jugador del FC Barcelona y el Real Madrid. Cortesía: Netflix.
David Lepe
Seguir leyendo

ARTES

La «Bichota» Karol G pone Madrid «más bonito» y (más) a fuego con su gesta inédita

Publicado

-

EFE

Karol G, la «Bichota» de sonrisa cegadora y canciones pegadas y empoderadoras, ha puesto este sábado entre caderazos y buen rollo a un Madrid en plena ola de calor (más) a fuego y «más bonito» para consumar la hazaña inédita de cuatro llenos en el estadio Santiago Bernabéu.

«Esta semana ha sido para mí de mucha gratitud; ustedes mismos pueden ver lo que está pasando aquí y son cuatro noches como esta. Yo soy una niña de su casa, que algún día soñó algo y se le dio; ¡no dejen de soñar porque es posible!», ha proclamado entre lágrimas la colombiana al final de dos horas y media de concierto y arropada con la bandera española.

Salvo el intento de traerla en 2023 a un festival latino a las afueras (anunciado y luego cancelado, quizás porque justo entonces se cruzó esta oportunidad en el Bernabéu), no hay mejor modo de ilustrar su enorme crecimiento que su actuación previa en Madrid hace cinco años: en una sala para menos de mil personas, donde actuó sin luces y sobre la barra.

Un lustro después, actuará ante unas 240.000 personas en total que agotaron en horas cada una de las citas que proponía en la renovada casa del Real Madrid gracias a un repertorio que ha forjado en este tiempo, especialmente a partir de eclosionar con uno de los grandes temas de la pandemia, ‘Tusa’.

Tras él llegaron dos discos de éxito, a destacar ‘Mañana Será Bonito’ (2023), que canta prácticamente entero en esta gira, tanto el original como la reedición ‘Bichota Season’, y que la convirtió no solo en una de las artistas más premiadas de los últimos Latin Grammy, sino también en la primera mujer en muchos años con el mejor álbum de música urbana.

Como se ha visto, lidera una masa ampliamente femenina que ve en ella a un referente, un 70% del público que ha comprado entrada según Ticketmaster, así como mucho colectivo LGTBIQ+, con el que se ha comprometido públicamente, como cuando organizó su propia carroza en el Orgullo de 2022.

De la misma forma ha llevado a los hechos su apuesta por el empoderamiento femenino en esta gira, en la que la acompañan no solo cinco músicas a los instrumentos, con una pequeña sección de viento metal, sino también una quincena de bailarinas con las que compone reclamos muy poderosos de gobiero para «las mamasotas».

Muy puntual ha iniciado su fábula para los madrileños sobre una sirena que acaba con el «corazón congelado», algo difícilmente trasladable a un Madrid de finales de julio, en plena ola de calor fuera y dentro de este estadio con la cúpula cerrada para aminorar las quejas de los vecinos, lo que lo convierte en un horno, no solo por el fervor de los asistentes.

Este se ha multiplicado con la aparición de la protagonista sobre las tablas con un mono muy ajustado de color nude y strass, su característico cabello rosa y toda la actitud de estrella, para interpretar uno de sus grandes éxitos como apertura, ‘TQG’.

«¿Son conscientes de la cantidad de personas que hay aquí esta noche y que oigo gritar?», ha preguntado ante los 60.000 asistentes a los que ha recordado que iban a escuchar por primera vez muchas de las canciones de este repertorio, entre ellas la citada ‘Tusa’, uno de los momentos más esperados de un «show» recién arrancado.

Para entonces ya habían sonado temas recientes como ‘x si volvemos’ y otros más tempranos como ‘Mi cama’, cumpliendo su promesa de que esta iba a ser «la noche más chimba de nuestra vida», entre gigantescos tiburones y sirenas congeladas, aunque lo escenográfico no haya sido lo más destacable, sino la energía, la comunidad, las canciones y la fuerza coreográfica en torno a ellas.

«¡Qué calor!», ha reconocido la propia artista del tórrido Medellín ante un espectáculo que ha calentado aún más con chorros de fuego y ‘Bichota’ o ‘El Makinón’, todas en la pastilla en el centro de la pista con forma de flor, también allí su «canción favorita» de su último disco, ‘Carolina’, la que lleva su nombre real.

Dicen de ella que una de sus grandes bazas es su empatía, manifestada aquí en una permanente sonrisa cálida y entre constantes confidencias y palabras de cariño para un público al que ha dedicado la tierna ‘Ocean’, subida en una nube-piano, como una ensoñación a la vez angelical y sin embargo cercana.

En ese tramo en pleno ecuador ha podido exhibir voz, con otros cortes como ‘Pero tú’ (sin Quevedo), ‘Mercurio’ o ‘A ella’, la más antigua de esta noche, de su primer disco, ‘Unstoppable’ (2017).

Bajo la moraleja de que «hay una Bichota dentro de cada uno de ustedes» ha iniciado el largo tramo final entre un jardín de flores hinchables y con el optimista ‘Mientras me curo del cora’ que ha bailado cogida de la mano de su comuna «hippy», en el momento más naif del espectáculo (y ha habido varios).

Con ‘Contigo’, su interpretación acústica y en español del ‘Bleeding Love’ de Leona Lewis, ha demostrado que su olfato en 2024 para facturar nuevos éxitos sigue intacto, igual que con su último sencillo, ‘Si Antes Te Hubiera Conocido’. «¡Oigan, que esta canción es número 1 en España!», ha subrayado ante un Bernabéu entregado.

Aún ha habido tiempo para un ‘Cairo’ explosivo y electrónico, el sabor mexicano de ‘Mi ex tenía razón’ y ‘Gucci y los paños’, con acordeón y tuba incluidos, y para brindar un chupito a los congregados como previo a ‘200 copas’.

Llegaba entonces sí el final con ese ‘Mamiii’ con el que volvió a dar en el clavo junto a la otra estrella latina con la que comparte letra, Becky G, así como con ‘S91’, que no sonó en conciertos previos, o las ineludibles ‘Provenza’ y ‘Mañana Será Bonito’.

Redacción DCA
Seguir leyendo

ARTES

El Festival de la Luz, por primera vez en La Antigua Guatemala

Publicado

-

A pesar de la lluvia, cientos de personas llegaron a la Ciudad Colonial ayer para observar la primera edición del Festival de la Luz, que consiste en realizar proyecciones de video mapping en algunos monumentos historias de La Antigua Guatemala.

Willy Posadas, director de Antigua Viva, dió las palabras de inicio la inauguración oficial. «Tenemos unos lienzos perfectos para la técnica del vídeo Mapping«, indicó.

Hay cuatro fachadas que servirán para la proyección que continúa hoy. Serán La Escuela de Cristo, San Francisco, La Catedral y La Merced, entre las 19:00 y 01:00 horas.

También se suman tres plazas que serán iluminadas con instalaciones lumínicas: Belén, Tanque de La Unión y el atrio de la Cooperación Española.

La visualización no tiene costo y se realiza en el marco de la celebración de los 500 años de fundación de la ciudad.

Katheryn Ibarra
Seguir leyendo

ARTES

Manuel Medrano encantó con su música a los guatemaltecos

Publicado

-

El cantautor colombiano Manuel Medrano con los acordes de su guitarra, energía y junto a sus músicos sedujo a su público en la Gran Sala Efraín Recinos del Centro Cultural Miguel Ángel Asturias.

La distancia, Bajo el agua, Sí pudiera, Una y otra vez, Me seduces, Ángel, Más allá, Este cuento, son algunos de los sencillos que interpretó en su movido concierto, en el cual logró una gran conexión con la audiencia. Además, adelantó que vendrá de nuevo el otro año.

Marisol Vásquez
Seguir leyendo

Directorio

  • Dirección General: Carlos Morales Monzón
  • Coordinación General de Redacción: Miguel González Moraga
  • Coordinación de Información: Mario Antonio Ramos
  • Editores: Carlos Ajanel Soberanis, Jose Pelico, Erick Campos, Katheryn Ibarra y Max Pérez
  • Página Web: Isabel Juárez

©2024 Diario de Centro América - Todos los derechos reservados.