El educador y el futuro de la sociedad

Acudimos a un acto importante, el certamen del premio Maestro 100 puntos. Un certamen que identifica a hombres y mujeres que hacen un trabajo muy importante por el desarrollo educativo de su comunidad, son docentes que cambian la vida de muchas personas, con su trabajo en el aula, la comunidad y con su ejemplo a seguir.

Entre ellos, es la tercera ocasión en que se reconoce el esfuerzo de los directores, quienes con limitaciones, buscan espacios de gestión y administración adecuada, para hacer posible un desarrollo integral y distinguido de la institución escolar donde trabajan.

A todos, mi saludo y reconocimiento por el trabajo diario que los ha llevado a ser reconocidos y premiados con un premio que cada vez toma un estatus especial en la sociedad guatemalteca.

Recientemente se revivió el debate sobre la carrera magisterial, un debate que divide a los guatemaltecos, entre quienes quieren que continúe la reforma que en el 2012 se gestó y que elevó la formación docente a nivel universitario y, quienes quieren que regresemos al modelo desgastado, que provoca retroceso y que no creemos que Guatemala y la sociedad merezcan.

Este modelo que actualmente funciona ha costado implementarlo en estos años y es perfectible, estamos conscientes y de acuerdo a provocar las mejoras necesarias para avanzar y mejorar.

Estamos totalmente seguros que los docentes son los profesionales más importantes de una sociedad, debemos poner nuestro esfuerzo para que su formación sea lo mejor, porque esa verdadera apuesta mejorará la calidad de la educación.

En medio de esa discusión que no está basada en aspectos técnicos, sino impulsada por un sector cuyos intereses están basados en lo partidista.

Tenemos una buena noticia, hay esperanza en los maestros y directores guatemaltecos, hombres y mujeres que se distinguen, que marcan la diferencia con su ejemplo de entrega, dedicación y valores, han demostrado que una educación diferente es posible en medio de la adversidad.

Estamos muy contentos, porque ustedes hacen cosas extraordinarias, hacen posible que tengamos confianza esperanza y la aspiración que con su ejemplo muchos más sigan el camino que ustedes han trazado.

Adelante maestros y directores, Guatemala necesita que sigan haciendo las cosas bien, porque con su trabajo dignifican al gremio y hacen grande a Guatemala.

Oscar Hugo López