EFPEM a 50 años de su fundación

En 1968, fue fundada la Escuela de Formación de Profesores de Enseñanza Media de la Universidad de San Carlos de Guatemala, entidad que vino a suplir en buena parte la gran necesidad de formación de profesores especializados para el nivel medio. Hasta la fecha es y ha sido el proyecto más ambicioso en busca de la mejora del nivel medio en el país. Antes de su fundación tan solo el 1% de los profesores que se desempeñaban en ese nivel eran graduados.

El proyecto inicio como un programa de becas a profesores destacados que se desempeñaban en el nivel primario y que luego de una serie de pruebas presentaban el perfil para continuar estudios universitarios. Los profesores eran algunos renombrados guatemaltecos y otros especialistas extranjeros de altísimo nivel. La EFPEM se fundó como una iniciativa del Ministerio de Educación, la Universidad de San Carlos de Guatemala con la asesoría técnica de la Organización de las Naciones Unidas para la Ciencia el Arte y la Cultura (UNESCO), su edificio fue construido dentro de prestamos BIR que incluyó la construcción de la primera fase de los Institutos de Educación Básica con Orientación Ocupacional, conocidos como experimentales. Por esa razón su infraestructura se parece más a un centro educativo del nivel medio que a un centro de educación superior. En ese mismo proceso se fundó su escuela de aplicación, es decir un centro de práctica para sus estudiantes y se le llamó Instituto de Educación Básica con Orientación Ocupacional Dr. Carlos Martínez Duran. Esa cooperación terminó en  1981, cuando UNESCO se retira y la Usac absorbe en su totalidad el financiamiento de la Escuela. Por 32 años la EFPEM, dependió de la Facultad de Humanidades y la escuela solo se dedicó a formar profesionales a nivel intermedio, sus egresados no tuvieron la oportunidad de contar con una licenciatura en la especialidad de la cual eran egresados, muchos optaron por continuar una carrera distinta a la docencia, tal el caso de ingeniería, agronomía, biología, química, pedagogía entre otras. Como acción que apuntaba hacia su transformación, en 1998 luego de múltiples acciones EFPEM, se separa de la Facultad de Humanidades y se convierte en una escuela no facultativa. Esa ha sido una etapa de desarrollo institucional sin precedentes, de cuatro carreras de profesorado que ofrecía, ahora ofrece cerca de 30, desde profesorados de preprimaria, primaria, media, licenciaturas hasta maestrías, ahora los egresados tienen la oportunidad de quedarse allí, no solo para trabajar en la docencia, si no que también, continuando estudios en los niveles superiores.

Ahora que esta institución llega a sus bodas de oro de su fundación, es oportunidad propicia para expresar nuestra sincera felicitación por su trabajo y su proyección a Guatemala. En cualquier lugar del país encontramos un egresado de la EFPEM que con su trabajo, construye un mejor país. Felices primeros 50 años para sus autoridades, profesores, estudiantes, administrativos y egresados. Pocas son las instituciones que contribuyen de forma extraordinaria al desarrollo social. EFPEM, es de esas pocas entidades que con su trabajo contribuyen directamente en la construcción de una mejor sociedad.

Oscar Hugo López